Mataron de un tiro en la cabeza a un adolescente de 14 años en La Plata: lo emboscó una patota

La víctima había asistido junto a su familia a la tradicional quema de muñecos en la ciudad. Un hombre, que tuvo una disputa con su hermano, le disparó y fue detenido horas después

Compartir
Compartir articulo
Patrullero de la Policía bonaerense (Foto archivo)
Patrullero de la Policía bonaerense (Foto archivo)

Isaías Córdoba, de 14 años, fue asesinado en las primeras horas del 2024 cuando regresaba a su casa, junto a su familia, de festejar Año Nuevo en la tradicional quema de muñecos de La Plata, indicaron fuentes policiales. De acuerdo a la información, ambos fueron atacados a golpes por una patota, hasta que uno de los agresores sacó un arma y le disparó al adolescente en la cabeza, detallaron.

Según indicó la agencia Télam, el hermano de la víctima discutió con un hombre de 27 años, identificado como Alan Damián Páez, durante la celebración y, al emprender la vuelta, ambos fueron emboscados por un grupo de, al menos, cinco personas en la intersección de 50 bis y 157, en la localidad de Lisandro Olmos. La patota comenzó a agredir a los hermanos, entre ellos, estaba Páez.

De acuerdo a la declaración de testigos, en medio del ataque, Páez extrajo un arma de fuego y le disparó en la cabeza a Isaías, que cayó herido en el lugar. Tras un llamado al 911, agentes de la Comisaría 14ta. llegaron a la escena y cargaron, con la ayuda de vecinos, al adolescente malherido en la caja del patrullero. Lo trasladaron al Hospital de Melchor Romero, pero cuando llegaron al centro de salud, era tarde: Isaías ingresó muerto.

Las fuentes agregaron que, tras el homicidio, vecinos y allegados a la víctima se acercaron a la casa del presunto homicida, en la intersección de las calles 50 y 158, y la prendieron fuego.

El detenido por el crimen de Isaías Córdoba
El detenido por el crimen de Isaías Córdoba

Por su parte, la policía realizó un operativo cerrojo para atrapar al hombre que le había disparado a Isaías. De esta manera, Páez fue detenido y quedó a disposición del fiscal Álvaro Garganta, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 de La Plata.

Una patota mató a un adolescente de 18 años en Santa Teresita

El crimen de Isaías fue similar al de Tomás Valentín Tello Ferreyra, el chico de 18 años, asesinado esta mañana de Año Nuevo en la localidad balnearia de Santa Teresita por una banda de violentos que lo agredió cuando estaba con su grupo de amigos, lo corrió, lo acorraló y uno de los sospechosos le aplicó una puñalada en el pecho.

Son nueve los detenidos por el crimen del chico que era de Mar del Tuyú: siete son mayores y dos, menores que quedaron a disposición de la Justicia juvenil; y entre ellos está el principal sospechoso del crimen y también su padre. Todos están siendo investigados en el marco de una causa por homicidio agravado por la participación de dos o más personas que instruye Pablo Gamaleri, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 del departamento judicial de Dolores.

Fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que todo comenzó este lunes en Calle 39 y Costanera y continuó Calle 44 al 100, a metros del mar a las 7.30. Agentes de la Comisaría de La Costa 1ª de Sante Teresita acudieron al lugar ante el llamado al 911 por una pelea entre varias personas. Cuando llegaron se encontraron con Tomás, que tenía una herida punzo cortante en tórax, detallaron.

El adolescente fue llevado por el servicio de emergencias al hospital de Santa Teresita, donde falleció. “Ante la gravedad del hecho se implementó operativo cerrojo, se realizó un rastrillaje y tareas de relevamiento de cámaras públicas y privadas”, explicaron las fuentes del caso a este medio.