Investigan la muerte de una mujer encontrada en un canal de riego en Mendoza

El cuerpo fue hallado el domingo por un hombre que regaba una finca del departamento de San Carlos

Compartir
Compartir articulo
El cuerpo de una mujer fue encontrado en un canal de riego del departamento de San Carlos en la provincia de Mendoza
El cuerpo de una mujer fue encontrado en un canal de riego del departamento de San Carlos en la provincia de Mendoza

El departamento mendocino de San Carlos se convirtió este último domingo en el escenario de un trágico hallazgo, cuando el cuerpo de una mujer fue descubierto en un canal de riego, generando así una investigación en curso para determinar su identidad y las circunstancias de su fallecimiento, según información brindada por fuentes policiales.

El lúgubre descubrimiento tuvo lugar en las intersecciones de las calles Cobos y Libertad, cuando un hombre, que estaba regando una finca en el mencionado distrito, alertó a las autoridades mediante una llamada al 911 y el cauce de riego, ubicado en el Valle de Uco mendocino, se convirtió en el epicentro de la atención policial ante la presencia del cuerpo.

Las fuerzas de seguridad se desplazaron rápidamente al sitio, encontrándose con el denunciante, un hombre que se identificó como médico y confirmó el fallecimiento de la mujer. Según su testimonio, su tío, quien estaba regando la finca, notó una disminución en el caudal de agua, lo que lo llevó a explorar el canal y hacer el desafortunado hallazgo.

Según informó Télam, la respuesta policial fue inmediata, con la participación de la Policía Científica, Investigaciones y Bomberos, quienes colaboraron para extraer el cuerpo, determinar la identidad de la fallecida y arrojar luz sobre las circunstancias de su muerte.

El cuerpo fue hallado cuando un hombre que estaba regando una finca
El cuerpo fue hallado cuando un hombre que estaba regando una finca

Y este trágico suceso se suma a otros incidentes similares ocurridos en la provincia de Mendoza en fechas recientes. En uno de ellos, a mediados del mes pasado, la localidad de San Rafael fue testigo del hallazgo del cuerpo de José Ezequiel Barroso, un hombre de 33 años que llevaba cuatro días desaparecido.

La víctima, residente del distrito de Capitán Montoya y su hallazgo se produjo en un canal de riego, ubicado en la calle Chubut, de la ciudad de San Rafael, y estuvo a cargo del encargado de la subdelegación de agua de Río Diamante. Inmediatamente, el hombre dio aviso a las autoridades, por lo que personal de la Comisaría 60° se hizo presente en el lugar.

Las autoridades locales montaron un operativo para rescatar el cuerpo, confirmando la identidad de Barroso, quien tenía un “pedido de paradero con fecha 14 del corriente mes”.

De esta manera, los investigadores recolectaron todos los elementos encontrados en el lugar que podrían ser relevantes para la causa, que quedó caratulada por el momento como averiguación de causal de muerte. De igual forma, resta determinar en qué circunstancias se dio el fallecimiento, por lo que la investigación podría cambiar, conforme se conozcan nuevos datos.

Con los testimonios recolectados por la Fiscalía cuando se trataba de una causa de averiguación de paradero, las autoridades habían solicitado que reducir al mínimo el caudal de la margen izquierda del Canal Marginal para poder facilitar la búsqueda y la principal prueba que llevó a la Justicia para iniciar con este operativo fue una carta de despedida que había dejado el fallecido.

De igual forma, la búsqueda se había extendido a otras redes primarias, secundarias y terciarias de riego. Gracias a la disminución en el caudal de agua, fue que el encargado de la subdelegación de agua de Río Diamante pudo encontrar el cadáver de Barroso.

En paralelo a estos trabajos de recolección de pruebas, las autoridades mantuvieron el caudal mínimo en el canal para asegurar el abastecimiento de las plantas potabilizadoras de la zona.

Y en otro, en octubre del mismo año, en el departamento mendocino de San Martín, Elvis Rojas, de 34 años, fue encontrado sin vida en el interior de un cauce.

Este macabro hallazgo tuvo lugar en la calle Llosa y el carril San Pedro, después de varios días de intensa búsqueda en la zona Este de Mendoza y se dio aviso inmediato a la Policía. En consecuencia, los oficiales se dirigieron al lugar y, al llegar, constataron que el cuerpo se encontraba sumergido en un sifón del canal boca abajo.

De acuerdo con los resultados preliminares de la autopsia, el hombre no presentaba lesiones de arma blanca o heridas de algún arma de fuego. Solos se identificaron escoriaciones, producto del arrastre, y politraumatismo, por una caída. En la causa, intervino la Oficina Fiscal de la Comisaría 12 de la localidad de San Martín.

Con información de Télam