El policía de la Ciudad baleado en Isidro Casanova continúa en grave estado y buscan a los atacantes

El Oficial Primero Fernando Ignacio Gómez Guzmán fue interceptado cuando se encontraba vestido de civil y franco de servicio por al menos dos motochorros armados en el cruce de las calles Pujol y Balbastro

Compartir
Compartir articulo
El efectivo de la Policía de la Ciudad baleado en Isidro Casanova continua en grave estado luego de ser baleado por motochorros en Isidro Casanova

El oficial de la Policía de la Ciudad que fue baleado por tres delincuentes que intentaron robarle el pasado jueves cuando iba a buscar a su hija a un cumpleaños en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, continúa en grave estado mientras los investigadores intentan identificar a los atacantes.

Según informaron fuentes policiales y judiciales, se trata del Oficial Primero Fernando Ignacio Gómez Guzmán, quien fue interceptado cuando se encontraba vestido de civil y franco de servicio por al menos dos “motochorros” armados en el cruce de las calles Pujol y Balbastro, en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, del partido de La Matanza.

Desde la investigación expresaron a Télam que el efectivo estaba caminando yendo a buscar a su hija a un cumpleaños cuando los asaltantes lo abordaron con fines de robo, por lo que extrajo su arma reglamentaria y dio la voz de alto policía.

Y al parecer, Gómez trató de resistirse. En una de las filmaciones se escuchan las detonaciones. En el intercambio de disparos, el policía recibió tres balazos: uno en el gemelo de la pierna izquierda; otro en el brazo izquierdo, cerca de la muñeca; y el restante en la zona del lado izquierdo del abdomen.

En este último caso, el proyectil quedó alojado en su cuerpo. Luego de ello, el hombre fue trasladado de urgencia por un vecino del lugar en su camioneta particular hasta el hospital Paroissien, en Isidro Casanova, donde recibió la primera intervención para luego ser derivado al Hospital Italiano del barrio porteño de Almagro.

En cuanto a la cirugía abdominal, tras ser intervenido, los voceros informaron que el hombre se encuentra “inestable, con presión baja y en coma farmacológico” por lo que es probable que se le realice otra operación.

En un parte médico, desde el hospital informaron que el paciente tiene comprometido el estómago, el duodeno y el páncreas, se encuentra entubado en estado crítico, bajo sedación, en coma farmacológico y con riesgo de vida. El cirujano que intervino en las operaciones, informó que, debido a la salud delicada del oficial, no era posible su traslado.

Es de resaltar que por estas horas, los investigadores continúan analizando imágenes de cámaras de seguridad privadas del lugar para dar con el paradero de los dos sospechosos, quienes tras el tiroteo se dieron a la fuga en moto.

Como se observa en las imágenes, el delincuente que viajaba como acompañante y que hirió a la víctima, inmediatamente después de ello fue corriendo hasta la moto, se subió y, junto a su cómplice, se dieron a la fuga. Recolectores de residuos que trabajaban en el lugar fueron testigos, al menos, de la fuga.

La causa está a cargo de la Unidad Fiscal de Instrucción 5 del departamento Judicial de La Matanza y en el marco de una causa por “robo agravado, abuso de arma de fuego y lesiones”, personal de la Comisaría Este 2da Isidro Casanova recolectó en la escena del hecho 13 vainas servidas calibre .9mm y la pistola del policía -que cumple funciones en la Comisaría Vecinal 4C-, cuyo cargador contenía tres proyectiles intactos y otro en la recámara.

La Policía busca a los atacantes

Cabe recordar que en esa misma jornada, otro efectivo de la Policía de la Ciudad fue víctima de la inseguridad cuando una banda de delincuentes intentaron robarle el auto en la localidad bonaerense de José León Suárez, partido de San Martín.

Pablo González fue atacado mientras circulaba con su Volkswagen Voyage, con el que también trabaja realizando viajes para la aplicación Didi y en esas circunstancias, de acuerdo a fuentes policiales, se desorientó respecto a su ubicación: fue en ese momento que cuatro ladrones lo sorprendieron y le efectuaron un disparo en el abdomen.

Pese a estar herido, la víctima logró escapar. En una primera instancia ingresó a la salita de primeros auxilios Fleming y luego fue trasladado al Hospital Thompson, en San Martín, donde se encuentra estable en terapia intensiva. Allí, luego de una cirugía, debieron extirparle el riñón izquierdo.

Esta causa fue caratulada “robo y lesiones” y se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N°1 de San Martín, que dirigen los fiscales Fabricio Iovine y Carlos Insaurralde.

Con información de Télam