Femicidio en Baradero: detuvieron a la ex pareja y padre de una de las hijas de Magalí Gómez

El sospechoso, identificado como Cristian Alejandro Leonez, fue apresado en una vivienda ubicada a unas 20 cuadras de donde fue hallado el cuerpo. Será indagado por el fiscal este viernes

Compartir
Compartir articulo
Detenido. Cristian Alejandro Leonez, la ex pareja de Magalí Gómez y padre de su hija mayor
Detenido. Cristian Alejandro Leonez, la ex pareja de Magalí Gómez y padre de su hija mayor

La ex pareja de Magalí Gómez (35), y padre de su hija mayor, fue detenido este jueves acusado del femicidio de la mujer que fue hallada asesinada e incinerada el domingo pasado en un basural de la localidad bonaerense de Baradero.

La detención del sospechoso de 36 años fue realizada por personal de la Sub Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Baradero a pedido del fiscal Vicente Gómez.

Según pudo saber Infobae de fuentes policiales, el detenido fue identificado como Cristian Alejandro Leonez y fue apresado en una vivienda ubicada en calle Juan XXIII al 200, a unas 20 cuadras de donde fue hallado el cuerpo de la víctima. En el lugar, además, secuestraron un Volkswagen Bora negro y el celular del detenido.

Una versión que circuló con fuerza aseguró que, en el domicilio, encontraron prendas con manchas de sangre. Tras la consulta de este medio, altas fuentes del caso lo desmintieron.

La detención se concretó tras una serie de tareas investigativas, declaraciones de allegados de la víctima y análisis fílmicos y telefónicos. En la mañana del viernes, el padre de la hija mayor de la víctima será indagado por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 9 de Baradero.

El vehículo secuestrado en la vivienda allanada
El vehículo secuestrado en la vivienda allanada

Según lograron reconstruir los agentes, gracias a un gran trabajo la secretaría de ciberdelito y evidencia digital, el presunto femicida citó a su ex pareja y madre de su hija a través de un perfil falso de Facebook y le pidió verla en la madrugada del domingo. A cambio, le ofreció dinero. Luego, en circunstancias que aun se investigan, se sospecha que el hombre la atacó y después llevó el cuerpo al basural donde la prendió fuego.

Cerca de las 11 del domingo, dos recicladores urbanos encontraron el cadáver de Magalí en calle Alfredo Cossi al 3300. Estaba incinerado en un 80%.

Luego de que conociera la noticia del crimen, trascendió que Martín Habbeger (30), el actual marido de la víctima y padre de un hijo en común de tres años, estaba detenido por el hecho. El dato no era real. “El hombre se presentó espontáneamente para denunciar la desaparición de su esposa y declaró como testigo, no como imputado”, explicaron a este medio fuentes con acceso al expediente.

Fue en ese contexto que Habbeger hizo un descargo en sus redes sociales. “Digan lo que digan los medios, me chupa un huevo. Soy inocente. Estoy en mi casa, no detenido. Dejen de llenarse de información falsa, señoras y señores”, escribió. Este martes, en comunicación con Infobae, el hombre brindó detalles de la última vez que vio a su esposa y compartió el último mensaje que ella le envió por WhatsApp.

El contenido de ese mensaje, enviado a las 2.48 del domingo pasado, sigue siendo un misterio. Martín no llegó a leerlo porque Magalí lo eliminó. “¿Qué borraste? ¿Todo bien?”, le preguntó él. La respuesta jamás llegó.

El último mensaje que Magalí le envió a Martín por WhatsApp pero que, según él, borró antes de que pudiera leerlo
El último mensaje que Magalí le envió a Martín por WhatsApp pero que, según él, borró antes de que pudiera leerlo

“No volvió nunca más”

Martín Habegger y Magalí Gómez se conocieron hace cinco años. “Ella trabajaba de asistente en un hogar donde estaba mi abuela. Un día me citó para contarme que le había cambiado la medicación, porque no la veía bien, y ahí nos empezamos a conocer”, recapituló él que, actualmente, se gana la vida como changarín.

Un año después de esa primera cita, nació su primer hijo. M., que dentro de poco cumplirá cuatro años y no deja de preguntar dónde está su mamá. Además, Magalí tenía otras dos hijas: una de 14 y otra de 17 que ya no vivía con ellos.

Según relató su marido, el sábado a la noche estaban juntos y, cerca de las 2 ella le dijo que iba a salir. “Agarró la cartera y me dijo: ‘Ahora vengo’. Como el nene dormía, la acompañé hasta la puerta. Le pregunté a dónde iba y me dijo que a la vuelta. No volvió nunca más”, explicó Habegger a Infobae.

La víctima tenía tres hijos. La mayor, de 17, en común con su ex marido
La víctima tenía tres hijos. La mayor, de 17, en común con su ex marido

Y siguió: “Un rato después, a las 2.48, me llegó un mensaje eliminado de ella en WhatsApp. Ahí ya me entré a preocupar. Traté de llamarla, de ver dónde estaba y, al final, el domingo a la tarde fui a la comisaría a hacer la denuncia”.

Horas más tarde, Martín Habbeger denunció la desaparición de su esposa y reconoció su cuerpo luego de verificar que tenía un tatuaje de un gato en una de sus piernas y el color del esmalte en una de las uñas del pie.