Crimen del jubilado en Ramos Mejía: hay dos detenidos, un sospechoso prófugo y un cuarto todavía sin identificar

A Rafael Pardo (83) lo atacaron cuando salía de comprar medicamentos en una farmacia: cuatro motochorros lo balearon para robarle el auto

Compartir
Compartir articulo
Uno de los detenidos por el asesinato del jubilado de 83 años en el partido de La Matanza
Uno de los detenidos por el asesinato del jubilado de 83 años en el partido de La Matanza

Los investigadores del crimen de Rafael Indalecio Pardo, el jubilado de 83 años que fue asesinado de un balazo por una banda de motochorros que intentó robarle el auto en la localidad de Ramos Mejía, detuvieron en las últimas horas a dos sospechosos, mientras buscan a otro que se dio a la fuga. Además, tratan de identificar a un cuarto.

Fuentes policiales informaron a Infobae que uno de los detenidos es Lautaro Tejerina, de 19 años. Personal de Estación de Policía Departamental de Seguridad (EPDS) de La Matanza lo arrestó el jueves.

El otro es Leandro Yardín, de 22 años. En su caso, la DDI La Matanza lo capturó ayer mientras circulaba en auto por las calles de San Justo.

El crimen de Pardo ocurrió alrededor de las 13 del sábado pasado en la calle Carlos Pellegrini al 400. La víctima había ido a comprar medicamentos en una farmacia de la zona. Cuando salió y se subió a su vehículo, un Peugeot 208, fue sorprendido por cuatro delincuentes que se movilizaban en dos motos.

Al parecer, el jubilado se resistió y se produjo un forcejeo. En ese contexto, recibió un fuerte golpe en la cabeza y un disparo en la zona del abdomen. Inmediatamente después, los asaltantes se dieron a la fuga, sin concretar el robo. Mientras tanto, la víctima quedó tendida dentro de su auto, sobre el asiento del conductor. Murió en el lugar.

El crimen ocurrió el sábado pasado: a Rafael Pardo le dispararon en medio de un intento de robo
El crimen ocurrió el sábado pasado: a Rafael Pardo le dispararon en medio de un intento de robo

Los investigadores comenzaron a recabar testimonios y a relevar las cámaras de seguridad en busca de sospechosos, bajo las directivas del fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza. También analizaron las comunicaciones y geo-localización de teléfonos celulares utilizados en la zona.

Así, llegaron a la conclusión de que los ladrones circulaban en una moto Honda CG Titán 150CC de color rojo y una Yamaha Fazer 250CC de color azul.

El propietario del primero de los vehículos fue identificado. Se trata de un joven de 18 años. La Policía fue a buscarlo pero no lo encontró y hacia esta tarde continuaba prófugo. En tanto, Yardín fue apuntado como el conductor de la moto azul al momento del hecho.

Según la investigación, esta moto fue una de las que utilizaron los delincuentes que atacaron al jubilado
Según la investigación, esta moto fue una de las que utilizaron los delincuentes que atacaron al jubilado

Las fuentes del caso indicaron a este medio que, en los últimos días, el acusado de 22 años se había ocultado en la vivienda de su madre, en la localidad de Villa Luzuriaga. En consecuencia, los policías actuaron de encubierto en el lugar hasta que lo vieron salir junto a su padre a bordo de un auto.

Los agentes lo siguieron y, una vez que obtuvieron la orden judicial, lo detuvieron en la esquina de Doctor Enrique Eizaguirre y Mariano Santamaría, en San Justo. Luego, allanaron el domicilio de Villa Luzuriaga. Allí, secuestraron la Yamaha Fazer y 66 proyectiles intactos calibre 9mm.

“También se hallaron autopartes de la moto que fueron cambiadas para disimular la misma y un teléfono celular, cuya línea fue utilizada en el hecho”, agregaron las fuentes.

En la vivienda de uno de los sospechosos se hallaron 66 proyectiles intactos calibre .9mm
En la vivienda de uno de los sospechosos se hallaron 66 proyectiles intactos calibre .9mm

Estaba previsto que Yardín sea indagado en el transcurso de este sábado, en el marco de una causa caratulada como “robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio criminis causa”.

Mientras tanto, los investigadores seguían trabajando para identificar al cuarto sospechoso, del cual ya tenían un alías.

En las últimas semanas, La Matanza fue escenario de varios crímenes. Héctor Jorge Abraham Almirón, un remisero de 39 años, fue asesinado de un tiro en la espalda en el barrio Villa Dorrego de González Catán, donde había ido a buscar pasajeros que lo habían contratado a través de una aplicación de viajes. Días más tarde, por este caso fueron detenidos un adolescente de 16 años y una joven de 19.

Unos días después hubo otro caso similar: otro remisero, Carlos Maximiliano Mattias (28), fue atacado en el barrio El Talita por pasajeros que habían solicitado un viaje. Luego fue arrestado un adolescente de 17 años, identificado como R.A.M., mientras que continuaba la búsqueda de otro sospechoso de la misma edad.