Disculpas, amenazas y un pedido, la carta de la ex del docente prófugo por el crimen de la hincha de Rosario Central

Vanesa, separada de Damián Reifenstuel desde hace 5 años, le envió el texto al fiscal que investiga el asesinato de Ivana Garcilazo

Compartir
Compartir articulo
Damián Reifenstuel continúa prófugo. Ariel Cabrera se entregó este jueves
Damián Reifenstuel continúa prófugo. Ariel Cabrera se entregó este jueves

La ex pareja de Damián Reifenstuel (42), el profesor de química que está prófugo por el homicidio de la simpatizante de Rosario Central Ivana Garcilazo (32), envió una carta este jueves al Ministerio Público de la Acusación para solidarizarte con la familia de la víctima y para pedir que el sospechoso se entregue. Vanesa, quien escribió el texto, contó que tanto ella como su hijo de 8 años recibieron amenazas de muerte.

A través de un correo electrónico, la ex pareja del prófugo se comunicó con el fiscal Gastón Ávila, a cargo de la investigación del crimen de Ivana, para hacer llegar sus condolencias a la familia de la mujer asesinada y para relatar los mensajes intimidatorios que le habían llegado a ella y al hijo como consecuencia de la difusión de la identidad del sospechoso, su ex. Al hablar con el fiscal pidió darle difusión pública ante la gravedad de los hechos.

“Soy Vanesa. Mamá de Severino, quien nació hace 8 años fruto de mi relación con Damián Reifenstuel, de quien me separé hace ya 5 años. Quiero, en primer lugar, enviarles por este medio un abrazo enorme y también las pocas fuerzas que me quedan para que puedan transitar este momento de tanto dolor. Amo Rosario, la ciudad donde estudié y donde tengo infinidad de amigos. Son días muy duros. Desearía que nada de esto haya sucedido. Nada se compara con el dolor que están sintiendo todos ustedes por el brutal ataque que terminó con la vida de Ivana. Quiero que sepan que estoy y estaré a disposición de ustedes y de la Justicia para aportar toda la información que sea necesaria para que lo antes posible se pueda saber la verdad y encontrar justicia”, comenzó la carta.

En la parte final del correo electrónico, la mujer dijo: “Siento mucha angustia y desolación. Por acá también hay una familia destruida y un niño de 8 años a quien no encuentro la forma de dar respuestas a sus preguntas. Tengo la certeza de estar sintiendo el dolor más grande de mi vida. Y miedo, mucho miedo. He sufrido amenazas al igual que mi pequeño hijo. Les pido a todos un poco de piedad. Lo pido por favor. A pesar de la distancia, quiero que sepan que estoy cercana al dolor de toda esa familia y de los amigos de Ivana. Jamás pensé encontrarme en este lugar, espero, al igual que todos, que Damián se entregue, que se sepa la verdad y se haga justicia. Lo necesitamos todos, principalmente Ivana”.

El lugar donde mataron a Ivana Garcilazo (32), la hincha de Rosario Central
El lugar donde mataron a Ivana Garcilazo (32), la hincha de Rosario Central

En ese contexto, en la mañana de este jueves se entregó Ariel Cabrera (42), el otro docente que tenía pedido de captura por el ataque ocurrido el pasado 30 de septiembre tras el clásico disputado en el Gigante de Arroyito entre Rosario Central y Newell’s. Lo hizo en la sede de la Agencia de Investigación Criminal acompañado de su abogado, Sergio Larrubia.

Según adelantaron fuentes judiciales a Infobae, Cabrera será imputado la próxima semana en el Centro de Justicia Penal por homicidio agravado, tal como anticipó el fiscal Ávila en conferencia de prensa.

Por el asesinato de Ivana aún permanece prófugo Damián Reifenstuel, que ya fue allanado por la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal en Rosario y en la vecina ciudad de Pérez.

Este sospechoso, a diferencia de Cabrera, interrumpió abruptamente su rutina después del crimen de la hincha de Rosario Central. Pasó parte de enfermo en los establecimientos educativos donde trabajaba y posteriormente renunció, según sostuvo el fiscal.

Aunque se presume que hay una tercera persona que también le arrojó cascotes a Ivana, todavía no está individualizada.

El posteo de Rosario Central tras el crimen
El posteo de Rosario Central tras el crimen

De acuerdo a los indicios que tiene el fiscal Ávila, Reifenstuel y Cabrera mantuvieron comunicación telefónica posterior al hecho e incluso se encontraron después en Pérez, en un domicilio donde luego fueron allanados sin ser hallados.

Al principio se había sospechado de un ataque barra, pero las identidades de los sospechosos disiparon esta hipótesis. “No tenemos ningún elemento que los vincule a la barra brava, tampoco a una peña. Sí son socios de Newell’s, amigos que se juntaron a ver el partido en una casa. Me sorprende, son personas que se dedican a la docencia, con jóvenes y menores de edad. Uno de los pilares y bases de la sociedad está en la educación. Es llamativo”, dijo Ávila la semana pasada.