Se entregó uno de los docentes buscados por matar de un piedrazo a la hincha de Rosario Central

Se trata de Ariel Cabrera, que se presentó hoy jueves en la sede de la Agencia de Investigación Criminal. Será acusado por homicidio agravado, según adelantó el fiscal Gastón Ávila. Damián Reifenstuel, su cómplice, sigue prófugo

Compartir
Compartir articulo
La escena de la muerte de Ivana Paula Garcilazo Bellón.
La escena de la muerte de Ivana Paula Garcilazo Bellón.

Ariel Cabrera, el profesor de educación física sospechado de haber sido uno de los sospechosos que mató de un piedrazo en la cabeza a la simpatizante de Rosario Central Ivana Garcilazo en el clásico rosarino disputado la semana pasada, se entregó este jueves en la sede de la Agencia de Investigación Criminal de la ciudad santafesina. Será llevado a audiencia imputativa acusado del delito de homicidio agravado, según adelantó el fiscal Gastón Ávila, a cargo de la causa.

Su cómplice, Damián Reifenstuel, sigue prófugo.

Cabrera tenía pedido de captura y prohibición de salida del país por orden de la Justicia provincial, ya que no lo habían podido encontrar en los domicilios que fueron allanados en las últimas 72 horas. Su identidad y su rostro habían sido difundidos por el Ministerio Público de la Acusación, que había solicitado colaboración a la población para poder detenerlo.

De acuerdo a la información que dio el fiscal Ávila en conferencia de prensa este miércoles, el sospechoso trabajó para la escuela de Newell’s y hasta el momento del homicidio era el preparador físico del club rosarino Social Lux, donde realizaba tareas en la primera división local y en algunas categorías inferiores.

Ávila aseguró que Cabrera después del crimen continuó con su rutina habitual hasta el lunes de esta semana, cuando el Ministerio Público de la Acusación publicó un video en el que se ve a los dos sospechosos huyendo de la escena del crimen. Después de ese posteo de la Justicia, se cortó un rodete que usaba hace cinco años y dejó de ir al club Social Lux donde trabajaba.

Cabrera y Reifenstuel, su cómplice profugo
Cabrera y Reifenstuel, su cómplice profugo

Por el asesinato de la joven simpatizante de Rosario Central permanece prófugo el profesor de química Damián Reifenstuel (42), que ya fue allanado por la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal en Rosario y en la vecina ciudad de Pérez.

Este sospechoso, a diferencia de Cabrera, interrumpió abruptamente su rutina después del ataque. Pasó parte de enfermo en los establecimientos educativos donde trabajaba y posteriormente renunció, según sostuvo el fiscal. También se presume que hay una tercera persona que arrojó cascotes en el ataque que le costó la vida a Ivana, pero todavía no está individualizada.

De acuerdo a los indicios que tiene Ávila, Reifenstuel y Cabrera mantuvieron comunicación telefónica posterior al hecho e incluso se encontraron después en Pérez, en un domicilio donde luego fueron allanados sin ser hallados.

Al principio se había sospechado de un ataque barra. Las identidades de los sospechosos disiparon esta hipótesis. “No tenemos ningún elemento que los vincule a la barra brava, tampoco a una peña. Sí son socios de Newell’s, amigos que se juntaron a ver el partido en una casa. Me sorprende, son personas que se dedican a la docencia, con jóvenes y menores de edad. Uno de los pilares y bases de la sociedad está en la educación. Es llamativo”, dijo Ávila la semana pasada.

NOTICIA EN DESARROLLO