Juicio por la violación en Palermo: uno de los acusados aceptó declarar y dijo que “solo se besaron”

Se trata de Lautaro Ciongo Pasotti (25), el dueño del Volkswagen Gol blanco donde se produjo el ataque. Ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°14 dio su versión de los hechos

Compartir
Compartir articulo
Así detuvieron a los seis imputados por la violación grupal en Palermo

El juicio oral contra los seis imputados por la violación grupal, ocurrida en el barrio porteño de Palermo en febrero de 2022, continúa desarrollándose a puertas cerradas ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°14. Este lunes, uno de los acusados aceptó declarar y dijo que él y la víctima “solo se besaron”.

Se trató de Lautaro Ciongo Pasotti (25), el dueño del Volkswagen Gol blanco donde se produjo el abuso y el mayor de los detenidos. Desde que se inició el debate, el pasado 28 de agosto, es la primera vez que uno de los imputados por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado” se sienta ante los jueces Gabriel Vega, Gustavo Valle y Domingo Altieri para dar su versión de los hechos y contestar preguntas.

Si bien durante la primera audiencia Ángel Pascual Ramos (24) aceptó hacer una breve declaración, se negó a responder preguntas. “Yo no abusé de nadie y no hubo un plan para abusar de nadie”, aseguró.

En su declaración, Ciongo Pasotti dijo que aquel 28 de febrero “él estaba bien en su mambo” y “que todos estaban en la misma”. Acerca de su accionar dentro del vehículo, sostuvo que “solo se besó” con la víctima, y que “en ningún momento se sacó la ropa”, según confió a Infobae una fuente del caso. Otra fuente agregó: “Dio detalles de lo que pasó en el coche e intentó despegarse del resto, pero fue inconsistente”.

Justamente, Ciongo Pasotti es uno de los más comprometidos en la causa, ya que los videos y distintos testigos lo identifican abusando de la denunciante en el asiento del conductor del VW. Además, su perfil genético fue identificado tanto en el líquido seminal hallado en la ropa interior como en los hisopados practicados a la víctima. También se determinó que había manchas de semen en la remera, bóxer, pantalón y medias que llevaba puestas ese día.

Tras su declaración, Ciongo Pasotti fue cuestionado. “Se le preguntó cómo había llegado material genético de él a la ropa de la víctima si, como aseguró, solo se habían besado. No lo pudo contestar. No hubo manera de que lo responda”, detallaron fuentes del caso a este medio.

Lautaro Ciongo Pasotti, el dueño del Volkswagen Gol blanco donde se produjo el abuso, y el mayor de los detenidos, declaró este lunes
Lautaro Ciongo Pasotti, el dueño del Volkswagen Gol blanco donde se produjo el abuso, y el mayor de los detenidos, declaró este lunes

La siguiente audiencia se fijó para el próximo martes 24 de octubre. Se espera que declare Ángel Pascual Ramos y que, a diferencia de lo que ocurrió en la primera jornada, conteste preguntas. Luego, el debate iniciaría la recta final con los alegatos y la posterior sentencia.

Según pudo saber Infobae, este último tramo del juicio podría extenderse hasta mediados de diciembre, ya que, a los alegatos de los seis abogados defensores (algunos particulares y otros, oficiales), se suman el del fiscal general Fernando Klappenbach, como parte acusadora, y el del representante legal de la víctima, Hugo Figueroa.

Los acusados, Ángel Pascual Ramos (24), Lautaro Dante Ciongo Pasotti (25), Thomas Fabián Domínguez (22), Franco Jesús Lykan (24), Alexis Steven Cuzzoni (21) e Ignacio Retondo (24), permanecen detenidos y con prisión preventiva. Están imputados por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas”, todos en calidad de coautores. De ser hallados culpables podrían pasar hasta 20 años en prisión.

Por otro lado, también están acusados del delito de “lesiones leves”, que prevé de un mes a un año de prisión, producidas al testigo Luis Riveros Espínola, a quien agredieron antes de que todo el grupo sea detenido por la Policía de la Ciudad.

El momento en que los vecinos descubrieran el presunto ataque sexual en Palermo el 28 de febrero de 2022

Las claves del caso

Sucedió el feriado de carnaval del 28 de febrero de 2022 en Serrano al 1.300, en la zona de Palermo Soho. En el interior de un Volkswagen Gol blanco estacionado, varios sospechosos abusaron de una chica. Una panadera y su pareja vieron lo que ocurría, se enfrentaron a los agresores sexuales y llamaron a la Policía. Las claves del caso fueron los múltiples videos de cámaras de seguridad, el relato de la propia joven que dejó en claro que nunca dio el consentimiento y el de los testigos que la auxiliaron.

Según el requerimiento de elevación a juicio presentado por el fiscal Eduardo Rosende y el juez Marcos Fernández, hubo “un plan previo, con acuerdo de voluntades y roles” y los seis imputados actuaron en grupo “en aras de satisfacer sus deseos libidinosos” con una víctima que no estaba en condiciones de dar ningún consentimiento, ya que tenía alcohol, marihuana y anfetaminas en su organismo.

“Ese era el plan común, mantener relaciones sexuales con ella todos al mismo tiempo, en la medida de lo posible, a cuyo fin debían turnarse para hacerlo algunos, primero, y el resto, después; pero siempre varios al mismo tiempo, aprovechándose de la vulnerabilidad de la víctima a nivel volitivo”, sostuvo Rosende.

Además, basándose en los videos de esa cuadra, afirmó que, mientras cuatro de los imputados —Ramos, Ciongo Pasotti, Cuzzoni y Lykan—, estuvieron dentro del auto con la víctima, los otros dos —Domínguez y Retondo—, cantaban y tocaban la guitarra en la vereda, aunque “observando y convalidando el ataque sexual”. “Todos juntos, alrededor de la damnificada, actuaron entrelazados para terminar de arrasar su integridad sexual”, concluyó.