“Me promete la muerte”: la advertencia del empresario descuartizado sobre el hijo de un barra al que le debía dinero

Fernando Pérez Algaba compartió con algunos contactos un texto donde dejó constancia de que recibía amenazas. Ese hombre se presentó con un abogado ante la Justicia. Qué pasó con la única detenida del caso

Compartir
Compartir articulo
Fernando “Lechuga” Pérez Algaba (41), la víctima
Fernando “Lechuga” Pérez Algaba (41), la víctima

Desde temprano, este miércoles circularon capturas de conversaciones de Fernando Pérez Algaba, el empresario hallado descuartizado en Ingeniero Budge, donde contaba sobre un tal N. al que le debía dinero: “Me amenaza, me putea, me promete la muerte y demás”. Y avisaba: “Bueno, si me pasa algo ya están todos avisados”. Allegados a Lechuga” que habían recibido esas imágenes y textos de parte de la víctima las hicieron circular. Pero recién por la tarde fueron incorporadas al caso. Fue tal la repercusión que N. presentó un abogado ante el fiscal que investiga el caso para ponerse a derecho. Se trata del hijo de un barrabrava que conocía al broker asesinado del ambiente del automovilismo.

Aparece como el único que tenía algún conflicto con Lechuga. Fue a presentarse espontáneamente, no había pedido de captura ni imputación”, suelta un vocero judicial ante Infobae y confirma que las capturas de los chats ya fueron incorporadas a la causa que investiga Marcelo Domínguez, titular de la UFI N°5 de Lomas de Zamora.

En esas capturas, además, hay una serie de inquietantes anotaciones que el empresario asesinado que se dedicaba al alquiler de autos, pero también fue operador de bolsa y hasta piloto; hizo con la correspondiente captura de los chats de WahtsApp e Instagram.

Te puede interesar: Encontraron el cuerpo descuartizado de un empresario en Ingeniero Budge: sus extremidades estaban en una valija

El texto que escribió Pérez Algaba en el block de notas de su teléfono tiene fecha del 1° de octubre de 2022 a las 13.30. Se titula “Cuentas” y arranca así: “En principio les pido disculpas a todas las personas que les fallé y no les pude pagar lo que me dieron. Esto empezó como una inversión en criptomonedas y, de a poco, se me fue yendo de las manos. Nada de lo que sucedió fue adrede. En cada nuevo intento para salir adelante siempre estuvo la posibilidad de recuperar lo perdido. Y ahí estuvo el error”.

La valija donde estaban los restos del empresario
La valija donde estaban los restos del empresario

En sus notas, además de disculparse, la víctima hace referencia a N., el hijo del barra de un reconocido club de fútbol, que le reclamaba dinero. “En su momento le quise pagar con el Smart y plata y no le sirvió. Hoy está enojado. Me amenaza, me putea, me promete la muerte y demás. Pero se olvida cuando le presté $ 1000 dólares en Miami y estuvo ocho meses para devolverlos (...) Me prestó $ 40.000 dólares y le pagué 12 meses de interés, o sea, el capital se recuperó. Ahora me caí y no puede esperar unos meses que me acomode. No. Me llama, me amenaza y demás (...) Bueno, si me pasa algo ya están todos avisados”, escribió Pérez Algaba.

Según supo este medio, durante las últimas horas, y luego de que se dieran a conocer estos chats, el hijo del barra brava -que no es de los que aparecen en el paravalancha de un reconocido club de Primera División, sino que mantiene un bajo perfil- admitió a través de su abogado que tuvo un cruce con la víctima porque lo había estafado.

Se negó a declarar

La aparición de N. en el caso no fue la única novedad de la tarde. La mujer trans de 35 años, que fue detenida luego de quedar involucrada en el caso por la valija en la que apareció parte del cuerpo de la víctima, fue indagada por el fiscal Domínguez.

Acompañada de compañía de un defensor oficial, este miércoles por la tarde la sospechosa se negó a declarar, motivo por el cual permanecerá detenida en la DDI de Lomas de Zamora, indicaron fuentes del caso a este medio. Los investigadores estima que no estaría relacionada con el crimen de manera directa.

Te puede interesar: Quién era el empresario descuartizado en Budge: su deuda en cheques sin fondo y sus últimos posteos en Instagram

Hasta el momento, para los investigadores el móvil del crimen apunta a que se trató de un homicidio en el marco de un ajuste de cuentas, y no se descarta que las razones sean económicas.

Un informe financiero reveló que Pérez Algaba estaba calificado como un agente “irrecuperable” por sus deudas a través, principalmente, de una empresa llamada Motors Lettuce S.R.L. y que había sido creada por él mismo en 2019. Solo en la Ciudad de Buenos Aires su nombre aparece vinculado a, al menos, 13 infracciones de tránsito por un valor cercano a los 200 mil pesos.

La víctima había redactado un texto que envió a sus contactos, donde dejó constancia de que le podía pasar algo y que recibía amenazas
La víctima había redactado un texto que envió a sus contactos, donde dejó constancia de que le podía pasar algo y que recibía amenazas

El empresario era buscado desde el pasado lunes, tras la denuncia de paradero realizada por la propietaria de un departamento que él alquiló por el lapso de una semana en el partido de Ituzaingó.

Según declaró la mujer, Pérez Algaba, que residía en el último tiempo en la ciudad española de Barcelona, la contactó por redes sociales para alquilarle un departamento situado en la calle Olazábal al 1000 desde el 13 al 19 de julio y, como no supo nada más de él cuando debía devolverle las llaves del inmueble, radicó una denuncia.

Tras ello, el fiscal que estaba de turno, Marcelo Tavolaro, de la Unidad Funcional de Instrucción descentralizada de Ituzaingó, ordenó una inspección en el departamento que Pérez Algaba había alquilado y halló su pasaporte, una computadora, ropa, dos valijas, un bolso de mano y una constancia de atención médica psiquiátrica por trastornos de ansiedad.

En el lugar no fue encontrada su billetera, ni su teléfono celular, ni su DNI, ni dinero en efectivo. Tampoco estaba su mascota.

Seguir leyendo: