La sucesión de mentiras y contradicciones en la declaración testimonial del principal sospechoso del femicidio de Cecilia

El 8 de junio, luego de que recayera sobre él un pedido de captura internacional, César Sena declaró en calidad de testigo del caso. Luego fue imputado por femicidio

Guardar

Nuevo

César Sena está imputado por el delito de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por el concurso premeditado de dos o más personas y por haberse realizado en un contexto de violencia de género (femicidio) en calidad de co-autor
César Sena está imputado por el delito de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por el concurso premeditado de dos o más personas y por haberse realizado en un contexto de violencia de género (femicidio) en calidad de co-autor

Desde Resistencia, Chaco. La relación entre César Sena y Cecilia Strzyzowski empezó con una mentira. En realidad, fueron unas cuántas. Él de 19 años; ella de 28, el día que fue a conocer a la familia de Cecilia, César mintió.

“En virtud a un posible rechazo, cuando me presenté ante su familia, Cecilia manifestó que yo tenía 27 años y que era arquitecto. Yo accedí para ser aceptado. De lo contrario, por tener una edad menor, iban a rechazarme”, declaró César en su testimonial tras la desaparición de su pareja y luego de que recayera sobre él un pedido de captura internacional.

Habían pasado dos días desde que se radicó la denuncia por el paradero de Cecilia y el joven se presentó ante la Justicia con unos rasguños en el cuello. Entre otras cosas, dijo que el viernes 2 de junio tuvieron una discusión y que ella le robó el celular, la billetera y se fue caminando de la casa de los padres de él. Dijo, también, que los rasguños eran lesiones de una lucha de Aikido, el arte marcial que practica. Sin embargo, se negó a ser examinado por el médico policial en turno.

Te puede interesar: Una presunta pelea por dinero y qué pasó en la casa donde se vio por última vez a Cecilia: la declaración clave de la madre del principal sospechoso

El hijo de los dirigentes sindicales, Emerenciano Sena y Marcela Acuña, es el principal sospechoso del crimen de Cecilia, el cual habría concretado con la complicidad de sus padres, imputados como coautores de homicidio agravado.

Fragmento de la declaración testimonial de César Sena
Fragmento de la declaración testimonial de César Sena

El pasado martes, Sena hijo se abstuvo de declarar. No así la primera vez que fue citado por la Justicia. Infobae tuvo acceso a esa declaración, que forma parte del expediente por la causa que ahora se investiga como femicidio.

A lo largo de la misma, el joven deja en evidencia una sucesión de mentiras y contradicciones. Para empezar, se casó a espaldas de su familia. Según indicó, el 16 de septiembre de 2022, fue al registro civil sin avisarle a su familia. Solo lo acompañaron dos amigos del colegio secundario.

Te puede interesar: César Sena se casó con Cecilia sin avisarle a su familia y se divorciaron a los tres meses

Cuando tomó conocimiento de la unión de la pareja, Marcela Acuña le pidió a su hijo que se divorciara de Cecilia. Para ello, según declaró César, la mujer le ofreció a su esposa una compensación económica, un inmueble en el Barrio Emerenciano, una suma de dinero para concretar un comercio (N.d.R: en noviembre de 2022 inauguraron un local gastronómico al que llamaron Gato Negro) y un puesto en el Ministerio de Educación.

Los rasguños en el cuello de César Sena: dijo que eran lesiones de una lucha de Aikido, el arte marcial que practica, y se negó a ser examinado por el médico policial en turno
Los rasguños en el cuello de César Sena: dijo que eran lesiones de una lucha de Aikido, el arte marcial que practica, y se negó a ser examinado por el médico policial en turno

Sobre el supuesto viaje a Ushuaia también hay algunos puntos oscuros en la declaración de César. Según el hijo de los líderes piqueteros, Cecilia había planeado irse de la provincia hacía dos semanas, y le pidió que le dijera a la familia de ella que Marcela Acuña le había conseguido un puesto de trabajo en la ciudad de Ushuaia, por un sueldo de $ 350 mil pesos, y un casa en Barrio Akar de dicha ciudad. Aunque no había una fecha exacta del viaje, el mismo se llevaría adelante entre Junio o Julio.

Una vez más, y teniendo en cuenta que la familia de Cecilia creyó esta versión, el joven da a entender que ella le propone que mienta y él accede, al igual que hizo con su edad y su profesión el día que le presentó a su familia.

“Para concretar el viaje Cecilia tenía ahorrada una suma de $ 400 mil pesos en efectivo, además de su sueldo que lo tenía aparte”, dijo César y aseguró que desconocía de dónde ella había sacado ese dinero.

Te puede interesar: La historia de “Cascotito”, el hijo de Emerenciano Sena acusado del femicidio de Cecilia Strzyzowski

Por otro lado, es llamativo que, en las charlas que Cecilia tenía con su familia, ella hacía referencia a un itinerario de viaje programado a Ushuaia. “Tomarían el vuelo en la provincia de Corrientes, luego harían escala en la Ciudad de Buenos Aires y, finalmente, llegarían a su destino”, declaró Gloria, la madre de la joven. Su tía abuela, Mercedes Valois Flores, con quien Cecilia convivía, declaró lo mismo. César en cambio planteó lo siguiente: “Ella me manifestó que en la noche íbamos a viajar pero yo desconocía a dónde. Luego llegué a la conclusión de que a Ushuaia, como lo habíamos hablado antes”.

Según consta en el expediente, los pasajes nunca se habían sacado.

Otro fragmento de la declaración de César Sena. "Cecilia se enojó y se retiró de mi domicilio por el portón lateral llevándose en el interior de su mochila mi billetera y mi teléfono celular", aseguró
Otro fragmento de la declaración de César Sena. "Cecilia se enojó y se retiró de mi domicilio por el portón lateral llevándose en el interior de su mochila mi billetera y mi teléfono celular", aseguró

De la versión de César se desprende que, previo al viaje, Cecilia le solicitó que le pidiera plata (dinero en efectivo) a su madre: la suma de $500 mil pesos. ¿Para qué quería Cecilia ese dinero? Eso el joven no lo especifica. Por otro lado, anteriormente dijo que ella tenía ahorrados $ 400 mil pesos.

“Concurrí al domicilio de mi madre a bordo de la camioneta Toyota Hilux, pero en ningún momento le pedí el dinero, ni le comenté del posible viaje ya que temía su respuesta como madre. Por la tarde/noche regresé al domicilio de Cecilia y cenamos. Noté que se encontraba nerviosa. A las 2.00 am del viernes 2 de junio me manifestó que tenía que salir hacia la casa de mi madre a dejar mi camioneta y que un amigo de ella nos pasaba a buscar. Ahí preparó la valija. Luego de eso emprendimos el camino hacia mi casa”, dijo.

Luego de pasar por un motel, según César a pedido de Cecilia, entre las 9 y las 9.30, la pareja se dirigió al domicilio del matrimonio Sena. “Al llegar le comento la situación a Fabiana González (N.d.R.: asistente de los Sena e imputada en el crimen en calidad de partícipe necesaria) y ella me dijo: ‘Tu mamá no te va dar esa plata’. Se lo manifesté a Cecilia en presencia de Fabiana, pero ella se enojó y se retiró de mi domicilio por el portón lateral llevándose en el interior de su mochila mi billetera y mi teléfono celular”, declaró César.

Te puede interesar: El expediente del femicidio de Chaco por dentro: los chats que César Sena le envió a Cecilia después de su muerte

Las contradicciones de César Sena siguen. Para empezar, las cámaras de seguridad no registraron a Cecilia saliendo del lugar. Por otro lado, las pericias solicitadas a las empresas de telefonía indican que ambos teléfonos estuvieron hasta el final en el campo de los Sena. Además, en caso de ser cierto que ella le robó el celular: ¿desde qué aparato él le mandaba los mensajes rogando que por favor le contestara, si recién se fue a comprar un teléfono el 5 de junio? También hay registros de que esos días él se comunicaba con la familia de Cecilia ya que a ella, supuestamente, se le había roto el celular.

Tras la desaparición de Cecilia César también fingía no saber de su pareja. "Si no me contestás a mí, aunque sea contestale a tu abuela", le escribía
Tras la desaparición de Cecilia César también fingía no saber de su pareja. "Si no me contestás a mí, aunque sea contestale a tu abuela", le escribía

Hacia el final de su declaración testimonial, César detalla qué hizo el 3, 4, 5, 6 y 7 de junio, hasta que finalmente el 8 se presentó a declarar en la Comisaría Tercera de Resistencia. El día 5 de junio, por ejemplo, se fue a comprar un teléfono móvil a la peatonal.

El 6, fecha en que Gloria radica la denuncia por la desaparición de Cecilia, el joven cuenta que su madre, Marcela Acuña, le recomendó “no consumir las redes sociales, para evitar problemas”. Además le aconsejó que “si salía de la casa lo hiciera acompañado”.

Este viernes, el fiscal chaqueño Jorge Cáceres Olivera, que investiga el crimen, dijo en Radio La Red que la principal hipótesis es que Cecilia fue asesinada en el marco de una “discusión económica” con Marcela Acuña.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias