Juicio por Lucía Pérez: el tribunal rechazó un planteo de la defensa y reprogramó la fecha del veredicto

Los jueces no hicieron lugar a la recusación de los abogados de los imputados y, entonces, la sentencia se conocerá el 23 de marzo en lugar del 17

Compartir
Compartir articulo
(Télam)
(Télam)

El veredicto y la sentencia del segundo juicio por el crimen de Lucía Pérez se reprogramó y se conocerá el 23 de marzo en lugar del 17, debido a que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 2 de Mar del Plata rechazó un pedido que había presentado la defensa de los acusados, indicaron fuentes judiciales a Infobae.

De acuerdo la resolución, el viernes pasado, María Laura Solari y César Raúl Sivo, abogados de Matías Farías y Juan Pablo Offidani, solicitaron la nulidad de todo lo actuado hasta el momento y plantearon la recusación de los jueces Gustavo Fissore, Roberto Falcone y Alexis Simaz.

Los defensores argumentaron que desde el inicio del segundo juicio denunciaron “el avasallamiento de los derechos de los acusados y la indebida intromisión del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial” y enunciaron como ejemplo la presencia en el debate del Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla y las expresiones por Twitter del presidente Alberto Fernández, luego de mantener una reunión privada con los padres de la víctima.

Te puede interesar: Etapa final en el juicio por la muerte de Lucía Pérez: alegatos de la defensa y las últimas palabras de los acusados

Por esa razón, para Solari y Sivo se “encuentra violentado el debido proceso, el derecho a la defensa a juicio y la imparcialidad del juzgador”. Sin embargo, los integrantes del TOC N°2 no aceptaron la recusación y elevaron la incidencia a la Cámara de Apelación y Garantías, un paso judicial que demoró la lectura de la sentencia, que iba a conocerse este viernes 17 de marzo.

El caso

De acuerdo con la instrucción de la causa, Lucía había conocido a ambos acusados un día antes de su muerte, cuando se acercaron a la Escuela Media N°3 local a venderle un cigarrillo de marihuana.

La mamá de Lucía Pérez en el juicio (Télam)
La mamá de Lucía Pérez en el juicio (Télam)

Durante el primer juicio, en noviembre de 2018 ante el TOC N°1, ambos fueron condenados a ocho años de prisión por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale, pero solo por la venta de drogas en la puerta de la escuela y fueron absueltos del resto de los cargos.

La Sala IV del Tribunal de Casación bonaerense revocó esas absoluciones en agosto de 2020, dispuso la “nulidad” del juicio y ordenó la realización de uno nuevo, resolución que fue confirmada un año más tarde por la Corte provincial.

Te puede interesar: Los jueces del caso Lucía Pérez recorrieron la casa donde la adolescente pasó sus últimos minutos de vida

Tanto la defensora oficial de Farías, el principal acusado de la muerte, como el abogado particular de Offidani consideraron que en el juicio no pudo acreditarse que haya existido un abuso sexual y subrayaron que, de acuerdo a peritos, la causa más probable de la muerte de la menor fue una asfixia tóxica por el consumo de cocaína.

Ambas defensas rechazaron la acusación de la fiscalía y de las representantes de la familia de Lucía, que en sus alegatos habían pedido que ambos fueran condenados por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar la muerte de la persona ofendida, por el suministro de estupefacientes y en el marco de un contexto de violencia de género, en concurso ideal con femicidio”.

La sala del TOC2 (Télam)
La sala del TOC2 (Télam)

Cuestionaron además la actuación de la fiscal María Isabel Sánchez, quien tuvo a su cargo la investigación en su inicio y fue quien sostuvo que la adolescente de 16 años había sido “empalada” y muerto a causa del dolor producido por un abuso.

Tras el cierre de los alegatos, ambos acusados expresaron sus últimas palabras. Farías, para quien la fiscalía y los abogados de los padres de Lucía pidieron la prisión perpetua por considerarlo autor, dijo desde la Unidad Penal de Florencio Varela donde está detenido, que respaldaba los argumentos de su defensora: “Solo quiero decir que las cosas sucedieron como dijeron mis abogadas”.

Offidani, por su lado, sostuvo desde la Unidad Penal de Batán que tenía “la conciencia tranquila” de haber hecho “todo lo posible para llegar rápidamente” a la sala de salud del barrio Serena a la que fue trasladada sin vida Lucía, y “para brindarle asistencia”.

“No tengo conocimiento para saber en qué estado estaba o llegó, y tengo confianza de que se va a resolver la situación con la verdad”, agregó.

Seguir leyendo: