Los jueces del caso Lucía Pérez recorrieron la casa donde la adolescente pasó sus últimos minutos de vida

Como parte del juicio contra los acusados de abusar sexualmente y matar a la menor, el juicio se trasladó a la vivienda que ocupaba Matías Farías, principal sospechoso. La muerte ocurrió allí en octubre de 2016

Compartir
Compartir articulo
La entrada a la vivienda donde murió Lucía Pérez el 8 de octubre de 2016 en el barrio Alfar de Mar del Plata (Télam)
La entrada a la vivienda donde murió Lucía Pérez el 8 de octubre de 2016 en el barrio Alfar de Mar del Plata (Télam)

Los tres jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Mar del Plata, junto a cada una de las partes que componen el juicio contra los acusados de abusar sexualmente a Lucía Pérez antes de su muerte, hicieron una inspección ocular en la casa a donde la menor pasó sus últimos minutos con vida aquel 8 de octubre de 2016.

La vivienda estaba ocupada en aquel momento por Matías Gabriel Farías, principal sospechoso, quien tenía 23 años al momento de la muerte de Lucía. La propiedad está ubicada en el barrio Alfar y es allí donde Pérez llegó la mañana de aquel día fatal y de donde salió sin vida: Farías y su presunto cómplice, Juan Pablo Offidani (43 en el momento del hecho), la llevaron desde allí, desvanecida, a la Unidad Sanitaria Playa Serena, donde minutos más tarde el médico Pablo De la Colina certificó su muerte.

El reconocimiento judicial se llevó a cabo en el último tramo del juicio por pedido del fiscal Leandro Arévalo. Llamativamente, ni para el primer debate oral, ocurrido en 2018, ni para este, los investigadores habían visitado la escena del presunto crimen. Bajo una lluvia torrencial, finalmente, se ejecutó este jueves. Duró apenas 15 minutos.

Te puede interesar: Juicio por Lucía Pérez: una psicóloga habló de la disparidad en la relación sexual de una menor con un adulto, clave en el caso

“Es un reconocimiento del lugar de los hechos. Que entre en la capacidad de los jueces algo que es difícil de trasladar a las fotos. Yo te puedo decir que el lugar es chico e incómodo, pero otra cosa es verlo. Y ver que muchas de las versiones que dieron los imputados, formal e informalmente, son imposibles de llevar adelante. Ver cómo era el lugar de arriba, cómo era la escalera y por qué lugar la bajaron a Lucía”, explicó Arévalo a Infobae días atrás, cuando hizo la solicitud.

Lucía Pérez tenía 16 años
Lucía Pérez tenía 16 años

El fiscal, además, le explicó este jueves a la agencia de noticias Télam que el objetivo de ir a la vivienda ubicada en la calle Racedo, en el barrio Alfar, fue “posicionarse en el lugar y darle valor a la alegación” con esas referencias como “dato probado y no como mera especulación”.

Para al menos una parte de la defensa, consultada por este medio, la inspección a la vivienda también fue positiva. “Es un lugar de escasas dimensiones, pequeño, esto sirve para las alegaciones porque permite desmontar muchas de las cosas que se dijeron, como que se preparó el cuerpo, el espacio no permite eso, el baño es completamente diminuto”, comentó, y agregó que “el tamaño del lugar es muy difícil de imaginar y el reconocimiento sirvió para dimensionarlo”.

La vivienda registrada es una construcción precaria, ubicada en el fondo de un terreno y adosada a la casa ubicada en el frente, donde viven los propietarios, que declararon como testigos en las últimas dos jornadas. La propiedad tiene un ambiente y un baño en planta baja y una habitación pequeña en la planta superior.

Luego de la muerte de Lucía, los investigadores encontraron en la casa de Farías restos de cocaína y marihuana. También hallaron tres preservativos usados en el dormitorio de la primera planta. En el expediente se describe como “de escasas dimensiones”, y remarca que para subir al dormitorio hay que usar una escalera “flotante”.

Marta Montero (de rojo) y a su lado Guillermo Pérez, padre y madre de Lucía, durante el reconocimiento juidicial de la vivienda donde murió la menor (Christian Heit)
Marta Montero (de rojo) y a su lado Guillermo Pérez, padre y madre de Lucía, durante el reconocimiento juidicial de la vivienda donde murió la menor (Christian Heit)

De la inspección participaron los jueces Gustavo Fissore, Alexis Simaz y Roberto Falcone; las abogadas de la familia de Lucía, Verónica Heredia y Florencia Piermarini; el fiscal Arévalo; la defensora pública de Farías, María Laura Solari; y el defensor de Offidani, César Sivo.

Farías está imputado como autor del delito de “abuso sexual con acceso carnal, agravado por el suministro de estupefacientes seguido de muerte en concurso ideal con femicidio”, para el que se contempla una pena de reclusión perpetua. Offidani, en tanto, está acusado como “partícipe secundario”, lo que indicaría su rol no era determinante para concretar el crimen.

Te puede interesar: Según los peritos forenses, Lucía Pérez murió por consumo de cocaína y sin signos de agresión sexual

El juicio continuará este viernes desde las 9 con el aporte de al menos tres testigos propuestos por las defensas. Con esta audiencia se cerrará la etapa de recepción de la prueba, y el tribunal estará en condiciones de comunicar las fechas de los alegatos de las partes. Se estima que podrían comenzar el próximo miércoles 22, después del feriado de Carnaval.

El fiscal Leandro Arévalo, en la foto, es quien había solicitado días atrás hacer esta inspección ocular en la vivienda donde ocurrió el presunto crimen (Télam)
El fiscal Leandro Arévalo, en la foto, es quien había solicitado días atrás hacer esta inspección ocular en la vivienda donde ocurrió el presunto crimen (Télam)

Se trata del segundo juicio contra los acusados, luego de que en 2018 otro tribunal marplatense los absolviera. Para la Cámara de Casación, ese fallo no tuvo valor dado que, considera, los jueces carecieron de ecuanimidad. En ese mismo juicio, Farías y Offidani fueron condenados a ocho años de prisión por ser hallados culpables del delito de comercializar drogas ilegalizadas en la puerta de la Escuela Media N°3, a la que asistía Lucía.

Es que un día antes de su muerte, Pérez conoció a los dos sujetos cuando buscaba comprar drogas. Ese fallo quedó firme y ambos imputados están detenidos, uno en la unidad penal de Batán, y el otro en Florencio Varela. Desde allí esperarán un nuevo veredicto que, se estima, llegará a más tardar los primeros días de marzo.

Seguir leyendo: