“Este chico en cualquier momento nos va a matar”: la trama detrás el brutal crimen de las cien puñaladas en Florencio Varela

Osvaldo González fue detenido por el asesinato de su madre, Buenaventura Sena. La hermana de la mujer de 78 años aseguró que el joven era paciente psiquiátrico y su madre no quería que lo internaran. Será indagado por la fiscal Vanesa Maiola en las próximas horas

Compartir
Compartir articulo
La cuadra donde ocurrió el hecho.
La cuadra donde ocurrió el hecho.

Este sábado a media mañana, una vecina de la calle José Gabriel Brochero al 1800, en la localidad de Bosques, se acercó hasta la casa de enfrente, porque su vecino Osvaldo Marcelo González (48), con quien había tenido algunos problemas en los últimos días, había sacado todos los muebles a la calle y al patio delantero.

“Le dije ‘¿qué te pasó?’ y él me decía ‘no sé’. Tenía sangre en las manos, la ropa sucia”, contó Cecilia, su vecina, esta mañana en una entrevista con C5N. “Le dije ‘¿dónde está tu mamá?’. Y me dijo ‘no está mi mamá, está internada desde anoche’. Ahí mi hijo le pregunta de nuevo y él le dice que ‘mi mamá se murió, está ahí’ y le señaló los muebles del patio. Y sí, estaba ahí, abajo de los muebles”.

Efectivamente, el cadáver de Buenaventura Sena (78), a quien todos conocían como “Marta”, estaba sobre un charco de sangre entre los muebles que había en el patio delantero de la casa. Tenía más de 100 puñaladas en todo el cuerpo según constataron luego los peritos forenses.

Te puede interesar: Horror en Florencio Varela: asesinaron a una mujer de 78 años de 100 puñaladas

Los vecinos llamaron al 911 y Osvaldo González, que no intentó huir ni se resistió a ser detenido, fue trasladado por efectivos de la Policía Bonaerense hasta la Comisaría 4ta de Bosques como único sospechoso del crimen de su madre.

La investigación del asesinato quedó ahora en manos de la fiscal Vanesa Maiola, titular de la UFI N° 6 de Florencio Varela, que dispuso la detención del hombre. Algunos vecinos y parientes de la víctima ya declararon como testigos y González será indagado por la fiscal en las próximas horas.

La fiscalía aguarda ahora los resultados de la autopsia para confirmar la mecánica de la muerte, a pesar de que una fuente del expediente confirmó a Infobae que el cuerpo efectivamente tenía más de 100 lesiones cortantes.

A pesar de que aún no se conocen todos los detalles del crimen, vecinos del barrio y familiares de la víctima y su hijo aportaron algunos datos de la relación que había entre ellos y del comportamiento que el hombre tenía con su familia y su entorno y aseguran que era paciente psiquiátrico y que su madre se oponía a que fuera internado o tratado en un hospital.

El relato de Isabel, la hermana de la mujer asesinada en Florencio Varela

“Yo hace 15 años que vivo acá y ellos hará 10. Se lo veía cómo una persona rara pero siempre educado, respetuoso. Con nosotros no hubo ningún problema nunca”, contó la misma vecina que encontró con su hijo el cadáver de la víctima. “Se iba a la mañana y a la tarde, nosotros asumíamos que iba a trabajar pero la madre me contó hace unos días a raíz de un episodio en mi casa que era esquizofrénico. Nadie lo sabía”.

“Fue el viernes de la semana pasada. Se acercó a mi casa a las 11 de la noche, yo estaba trabajando, lo atiende mi hijo y escucho que su novia esta alterada, que él estaba brotadísimo. Cuando salgo lo veo a él parado en la puerta, asumí que estaba drogado o borracho, fuera de sí, y mi hijo me dice: ‘Dice que te quiere coger’”, explicó Cecilia. “No estaba agresivo pero llamamos al 911 y después de un forcejeo con la madre se metió para adentro”.

“Su mamá me dijo que él había estado internado y que ella lo sacó porque había fallecido su marido y no quería quedarse sola. Ella lo tenía encerrado y él se alteraba”, agregó la mujer.

Isabel, hermana de la mujer asesinada, también habló con la prensa en la puerta de la casa de la víctima, dijo que su sobrino estaba en una secta religiosa que lo obligaba a no tomar la medicación psiquiátrica que tenía recetada y que ella advirtió a su hermana Marta lo que podía pasar con Osvaldo, su único hijo.

“Dos veces llamé al 911. Les pedí por favor que lo lleven al hospital, les dije: ‘Llamen una ambulancia porque este chico nos va a prender fuego la casa. ¿Qué están esperando? ¿Qué nos mate a todos?’ Y la policía nos decía que no se lo podían llevar sin una orden, y la médica del SAME lo mismo”, relató la mujer, que indicó que el martes de la semana pasada fue el último episodio violento que presenciaron.

“Ese día le dije a mi hermana que había que llamar urgente a la policía porque nos iba a matar a todos. Ella me decía ‘no, pobrecito, no quiero que lo internen’”, agregó. Yo le decía ‘por favor Marta este chico en cualquier momento nos va matar’”.

Otros vecinos y familiares de la víctima despidieron también a la mujer en redes sociales. “Ojalá pagues por lo que Le hiciste a la tía. Hijo de puta. Volá alto tía Marta, que Dios te tenga en lo más alto”, escribió Macarena, una sobrina de la mujer.

Seguir leyendo: