La iniciativa que convierte sachets de lácteos en escudos contra el frío para personas en situación de calle

El proyecto #ElOtroFrio es impulsado por distintas fundaciones y busca colaborar con los sin techo. La propuesta es hacerlo por medio del reciclaje de los recipientes. Presos de cárceles bonaerenses participan en la elaboración de los aislantes

Guardar

Nuevo

El antes y después de la campaña #ElOtroFrío
El antes y después de la campaña #ElOtroFrío

Con las bajas temperaturas que se viven en el país, se inició la cuarta edición de la campaña #ElOtroFrio, que tiene el objetivo de recolectar sachets de leche, yogur y otros de este material que estén vacíos y limpios. Con ese material, un grupo de presos trabajan para convertirlos en protectores aislantes, que luego serán entregados a quienes estén en situación de calle y así ayudarlas a aliviar el frío del invierno.

Esta campaña solidaria es impulsada por el Consejo Publicitario Argentino en conjunto con La Sachetera, Fundación Espartanos, Amigos en el Camino y Caminos Solidarios Argentina, y el aporte de una gran cantidad de empresas anunciantes, agencias y medios de comunicación, que colaboran con las distintas necesidades.

Te puede interesar: Cuál es la iniciativa que busca fomentar la separación de residuos en Buenos Aires

La campaña se extenderá hasta el 24 de agosto y se dispusieron distintos puntos de recolección de sachets en toda la ciudad y el Gran Buenos Aires (que se pueden consultar en www.elotrofrio.org.ar).

En la CABA y Gran Buenos Aires hay urnas en distintos puntos de acopio
En la CABA y Gran Buenos Aires hay urnas en distintos puntos de acopio

El objetivo es que las personas en situación de calle puedan usarlo como elemento para aislarse del frío o la humedad, cubrir sus pertenencias en días de lluvia, utilizarlo para taparse y cubrir techos.

Te puede interesar: Dónde arrojar estos residuos en la Ciudad de Buenos Aires

La campaña

La iniciativa nació en 2020 y busca trabajar directamente con la comunidad por medio de la recolección y reciclaje de materiales plásticos, en este caso sachets. En los primeros 3 años, llegaron a juntar más de 1.000.000 de este tipo de material y eso permitió ayudar a aliviar a miles de personas que deben padecer las bajas temperaturas sin el calor de un hogar. En la edición anterior, se recolectaron 550.000 sachets vacíos que permitieron confeccionar 2.750 protectores aislantes.

Además, este proyecto busca la inclusión de personas privadas de su libertad por medio de una acción solidaria y así generar en las cárceles una conversación sobre el cuidado del medio ambiente y la reutilización del plástico.

Un grupo de personas privadas de su libertad está a cargo, en distintos penales, de realizar el trabajo de reciclaje
Un grupo de personas privadas de su libertad está a cargo, en distintos penales, de realizar el trabajo de reciclaje

Los reclusos de penales de San Martín, Ezeiza, La Plata, La Matanza y Campana reciben los sachets recolectados. Ellos son además miembros de la Fundación Espartanos y son los encargados de transformar el plástico en protectores aislantes.

Quienes deseen sumarse pueden acercar a los centros de recolección los envases vacíos y limpios a alguno de los puntos en CABA y GBA adheridos a la campaña. En estos espacios, aportados por diferentes empresas y organizaciones que se sumaron a la iniciativa, podrán encontrar una urna donde depositarlos.

Una vez finalizada la recolección, todos los sachets serán enviados a distintas Unidades Penales donde las personas privadas de la libertad, que fueron capacitados por La Sachetera, unen todos los materiales por termosellado y confeccionan los protectores aislantes.

Cuando estén terminados, serán entregados por las organizaciones Amigos en el Camino y Caminos Solidarios Argentina, en las recorridas que realizan para ayudar a personas que viven y duermen en las calles.

Los voluntarios buscarán los sachets, los llevaran a distintos penales y cuando el trabajo esté finalizado comenzarán a repartir las mantas plásticas
Los voluntarios buscarán los sachets, los llevaran a distintos penales y cuando el trabajo esté finalizado comenzarán a repartir las mantas plásticas

Cómo participar

Una vez utilizado el sachet, en lugar de desecharlo, quien desee participar puede cortarlos por los bordes más gruesos, abrirlos, lavarlos con detergente y, finalmente, dejarlos secar.

”Es muy importante que los sachets estén vacíos, cortados correctamente, limpios y secos al momento de depositarlos en la urna”, especificaron desde el sitio que encabeza la iniciativa, donde además publicaron un video descriptivo con el proceso adecuado para entregar el recipiente en condiciones óptimas.

Debido al material, quienes realizan esta campaña solamente reutilizan sachets de leche o yogurt, pero quienes tengan otros materiales para aportar (como sachets de ricota, tetra brik o envases de comida balanceada para animales) pueden consultar en su municipio o cooperativa de zonal, que en general suelen tener algún proyecto de reciclaje como botellas de amor o eco ladrillos.

El resultado final
El resultado final

Aunque la producción de los protectores aislantes de #ElOtroFrío funciona todo el año, la recolección de sachets se realiza durante un mes. Este año se inició el 12 de julio y terminará el 24 de agosto.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo