“Historias de alcohol al volante”, la serie de cortos que visibiliza una problemática que destruye familias

Ayer, un día antes que se debata en el Senado el proyecto de ley de Alcohol Cero, fueron proyectados en el cine Gaumont cuatro cortometrajes realizados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) junto con el INCAA para exhibir las graves e irreversibles consecuencias que produce el consumo de alcohol al conducir

Compartir
Compartir articulo
Trailer de los cortos proyectados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) junto con el INCAA en el Cine Gaumont

Por la tarde de ayer, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) proyectó en el Cine Gaumont, cuatro cortos bajo el nombre Historias de alcohol al volante, una jornada de reflexión y concientización organizada junto con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), de cara al debate del proyecto de ley de Alcohol Cero al Volante, que tendrá lugar hoy en el Senado de la Nación.

Después de haber obtenido media sanción el 24 de noviembre pasado por amplia mayoría en la Cámara de Diputados, este proyecto propone que la única graduación de alcohol en sangre para la conducción de vehículos motorizados a nivel nacional sea cero, como rige actualmente en 12 provincias y más de 40 ciudades de todo el país.

Cuatro conmovedoras historias fueron registradas por el Ministerio de Transporte y reconstruidas en formato documental con el protagonismo de familiares de las víctimas y los sobrevivientes que pudieron contarlo. ¿El denominador común? En todos los casos, ocurridos en Córdoba, CABA, Corrientes y Río Negro, hubo víctimas fatales y los conductores estaban alcoholizados.

El alcohol al volante está presente en 1 de cada 4 siniestros viales con consecuencias fatales. Por lo que la ANSV decidió impulsar este proyecto de ley en el Congreso de la Nación.

Cada corto tuvo una duración aproximada de cinco minutos. “El cine es un medio muy potente para transmitir historias, para concientizar y poner el acento sobre determinadas temáticas”, dijo Nicolás Batlle, presidente del INCAA, durante la presentación de esta primera acción tras un convenio firmado con la ANSV. Y nadie lo duda. El drama vivido por estas familias impactó en la audiencia, y por partida doble, ya que estaban allí presentes entre los espectadores. Hablaron desde la pantalla y desde sus butacas. Viendo su propia historia, reviviendo su propio dolor. Quebrándose. Pero con una finalidad. No lágrimas, que sí hubo muchas. Sino que nadie pase por lo que padecen ellos. Por esa razón, se plegaron al pedido de la sanción de la ley de alcohol cero.

Fernanda Guardia sobrevivió a la "Tragedia de la Circunvalación" de Córdoba. Perdió a su novia Sol y a su amigo Agustín.
Fernanda Guardia sobrevivió a la "Tragedia de la Circunvalación" de Córdoba. Perdió a su novia Sol y a su amigo Agustín.

La primera historia fue dedicada a la tragedia de la Circunvalación de Córdoba, del 17 de mayo de 2021. Fue contada por la única sobreviviente, Fernanda Guardia, una realizadora audiovisual, que perdió a su pareja Sol Viñolo y el amigo de ambas, Agustín Burgos. Fernanda sufrió graves lesiones que la dejaron en silla de ruedas, aunque ahora está mejor y logró volver a caminar. Y una herida que no se cicatriza más. Habían detenido el auto, por un desperfecto, descendieron y Alan Amoedo, un conductor que venía drogado y alcoholizado, adelantando varias veces por la banquina, arrolló a los chicos. “Yo me acostumbré a que mi vida tenga dolor”, expresó Fernanda en el documental que ya puede verse por CINE.AR TV.

La segunda fue otra dramática historia dedicada a la familia venezolana que fue embestida por un BMW negro a 150 kilómetros por hora sobre Avenida del Libertador, en la esquina Ortega y Gasset, un 16 de mayo de 2022. En este incidente perdieron la vida Juan Márquez(23) y Jenismar Márquez (15). El conductor, Juan Patricelli, tenía un dosaje de alcohol de 0,51 gramos por litro en sangre, apenas superaba el permitido. Perdió el control del vehículo y se fue del otro carril, destruyendo a una familia completa.

Jenismar y Juan, las víctimas mortales de esta tragedia eran sobrina y tío
Jenismar y Juan, las víctimas mortales de esta tragedia eran sobrina y tío

El corto se centra en el relato de un sobreviviente, que viajaba en el asiento de atrás. Héctor, el papá de Jenismar, hermano de Juan. Cuenta que ese día se levantó y era un día demasiado soleado, demasiado hermoso. Estaba contento porque iba solo a ver los caballos del hipódromo, verlos correr en vivo. Al regresar su hija le dijo que en el hipódromo había una feria de choripanes. Le insistió para complacer el pedido de su tío Juan, que era ya un reconocido chef en un restaurante de Belgrano. “Era mi hermano menor, apenas tenía 23 años”.

La familia se había reunido de a poco en la Argentina. Se fueron trayendo uno a uno, a medida que iban progresando. Así trajeron a Héctor para que se reencontrara con su hija Jenismar. Había llegado el 17 de diciembre de 2021. “La alegría en el aeropuerto fue demasiado grande. Ella era todo para mí”, expresó. Ese día finalmente en el hipódromo no comieron nada y regresaban en el auto por Avenida del Libertador. Apenas llegaron al semáforo que tiene un giro en Ortega y Gasset, sintieron el impacto. “Yo pensé que estaba soñando. En el impacto tengo a Jenismar en mis piernas”. Y Héctor perdió la consciencia. Fue internado en el Hospital Fernández, fue sometido a varias operaciones y dependió de una máquina las 24 horas, según contaron miembros de su familia.

El desastre que dejó un conductor que había consumido alcohol y manejaba a 150 km por hora sobre Avenida del Libertador
El desastre que dejó un conductor que había consumido alcohol y manejaba a 150 km por hora sobre Avenida del Libertador

“Recuperé la consciencia en el hospital después de casi dos meses. ‘Tuviste un accidente’, me dijeron. ‘Es un milagro que te estés recuperando. Los médicos te habían dado 4 horas de vida y pasaban los días’, me contaban”. Pero la peor noticia llegó cuando preguntó por qué su hermano e hija no iban a visitarlo. “Tenés que ser fuerte. Tenemos que aprender a vivir sin Juan Carlos y sin Jenismar. Murieron en el accidente”. La familia asegura que lo que sucedido no fue un accidente. Que Juan Patricelli estaba consciente, y que a esa velocidad en cualquier momento iba a suceder una desgracia, si no eran ellos, serían otros. La familia no estuvo presente en Gaumont. Era demasiado el dolor para afrontar la exposición. “Eramos muy unidos, compartíamos todo. Nada será igual”.

La tercera historia trata sobre otra familia que perdió a dos seres amados, en un abrir y cerrar de ojos, en sus vacaciones en la playa de Paso de la Patria, Corrientes. Allí murieron abuelo y nieto, Abel Enríquez y Nehuel, de 4 años. La tragedia es contada también por un sobreviviente, Diego Enríquez, hijo de Abel y papá de Nehuel. Después de un día de playa, en el que jugó mucho con su hijo, más de lo habitual, “como si se estuviera despidiendo”, dijo su mamá, fueron a comprar hamburguesas. Diego iba a ir solo, caminando, pero finalmente fue acompañado por su papá que quiso ir y su hijo. Mientras iban los tres caminando “juntos y felices” una camioneta los levantó por el aire. Se detuvieron unos metros adelante, pero después se fugaron. En un operativo fueron detenidos y tenían un altísimo nivel de alcohol en sangre. “Ni a los perros los matan como lo hicieron con mi viejo y mi hijo. No fue un accidente. Esto fue un crimen”, aseguró quien vio morir a su hijo en brazos. E hizo un pedido de Justicia, “que va lenta”.

Al término del encuentro, los asistentes fueron invitados a manifestarse frente al Congreso a favor de la ley de alcohol cero
Al término del encuentro, los asistentes fueron invitados a manifestarse frente al Congreso a favor de la ley de alcohol cero

El cuarto corto contó la historia de los chicos mochileros Juan Schott, Max Yeuhen Tretyakov y Nehuen Marino, que fueron atropellados mientras caminaban por la ruta, un 25 de enero de 2011. Los chicos, que eran compañeros de la escuela Normal Nº 1 se habían preparado para el campamento todo el año. Estaban en El Bolsón, caminando por la ruta 40, a la altura del kilómetro 1920, por la banquina de la mano izquierda, por donde correspondía, cuando un artesano alcoholizado se cruzó de carril. “14 cervezas encima tenía. No estaba en condiciones para manejar. Perdió el control y se fue de contramano”, contó el padre de Juan, Enrique Schott, acompañado por su mujer y madre de su hijo, María Cristina Hermanz. Ambos son militantes del colectivo J.E.N. En el documental se puede ver el abrazo de la pareja con el artesano Francisco Chavez, que cumplió una condena por homicidio culposo.”En 2015 salió de prisión, nos pidió perdón y se lo dimos. Odiar podíamos odiar, pero no tenía ninguna solución, el odio no construye nada”, dijo Enrique Schott, que con María Cristina lograron que en El Bolsón se celebre una vez al año una jornada de actividades sin alcohol.

Víctimas de accidentes de tránsito reclamaron también por esta ley. Entre ellos estuvo presente el Colectivo Familiares de Víctimas, con los carteles de sus hijos, reclamando justicia. Como Susana Lazzaro, por su hijo Damián que fue atropellado mientras viajaba en su moto. O Rubén Crego, papá de Lautaro, de tan solo 21 años, que hacía delivery.

Estuvieron también presentes en el cine Gaumont autoridades gubernamentales como Diego Giuliano, Ministro de Transporte; el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, organizaciones no gubernamentales y estudiantes del nivel secundario de distintas escuelas de CABA.

Los casos eran conocidos para Martínez Carignano, desde el momento en que habían participado desde la red de asistencia de las víctimas en algunos casos con auxilio psicológico, con medicamentos, con subsidios cuando estuvieron un tiempo sin trabajar, algunos de ellos con traslados a los a los tribunales. “Nos metimos en los juicios, la agencia solicitó ser admitida como Amicus curiae y amigos del Tribunal es una figura donde la Justicia acepta a una parte por su conocimiento de la materia y entonces tomamos contacto directo con estas con estas historias y entonces pensamos que bien valían la pena ser contadas”, expresó. Respecto del proyecto de ley dijo que luego de la media sanción que falta, continúa “la promulgación del Poder Ejecutivo y su publicación para que ya comience a regir en las rutas nacionales de todo el país. Luego hace falta que 11 provincias que no tienen todavía alcohol cero se adhieran porque la ley de tránsito es una ley de adhesión. Confiamos en que esto va a pasar rápida y homogéneamente”.

Seguir leyendo: