Vecinos de Tigre juntan firmas para oponerse a la construcción de una alcaidía en un humedal de Dique Luján

Se trata de una iniciativa del gobierno de la provincia de Buenos Aires que fue votada por la legislatura bonaerense. Los vecinos dicen que afectará el medio ambiente, perjudicará al turismo y aumentará la inseguridad

Guardar

Nuevo

El render de la futura alcaidía
El render de la futura alcaidía

Vecinos de Tigre iniciaron una campaña para protestar por la instalación de una alcaidía en la localidad de Dique Luján sobre un humedal. La construcción tendrá capacidad para alojar a 300 presos y es vecina al complejo de barrios privados Nordelta. A través de una carta y una publicación en Change.org para juntar firmas, se oponen a la medida que fue confirmada por el intendente de Tigre, Julio Zamora, el 25 de noviembre de 2022 en conjunto con el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Julio Alak. El proyecto se enmarca en la tercera etapa del Plan de Infraestructura penitenciaria, que elevará en 12 mil las plazas carcelarias en el territorio bonaerense. Además de Tigre, se prevén construcciones similares en Moreno, Mercedes, Melchor Romero, Ezeiza, Quilmes, Lanús, Tres de Febrero, La Matanza y Florencio Varela, entre otros distritos. En esa oportunidad, Kicillof detalló que “durante los cuatro años anteriores, se incrementó en 16 mil el número de internos del servicio penitenciario, pero solo se construyeron mil plazas para alojarlos… Esto generó una situación de hacinamiento y promovió un aumento de la reincidencia en el delito, que llegó al 46%”.

Zamora defendió el proyecto al abrir las sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante de Tigre y anunció su concreción: “No es una política que haya votado el intendente municipal. Lo hicieron todos los bloques políticos en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Yo no inventé nada. Lo votaron por unanimidad”.

Una vez finalizada, la alcaidía tendrá 5423,17m2 cubiertos de superficie y 599,52m2 semicubiertos, en un predio de 33.728m2. Habrá 13 celdas en un Pabellón, 52 en Módulos y 156 en el Edificio principal.

Los vecinos, ante la decisión, se movilizaron en las redes. Gabriela Sanabria es una de las mujeres que se unió a la protesta. Llegó a la zona de Villa Nueva en 2018 desde Misiones junto a su marido y sus hijos. Su barrio, admite, también está construido sobre un humedal: “Nosotros lo desconocíamos en ese momento. Pero se están haciendo muchas tareas de recuperación, no es que no nos importe nada el tema”.

La petición de Change.org que envió una vecina de Dique Luján
La petición de Change.org que envió una vecina de Dique Luján

Explica que “el plan fue votado por diputados y senadores de la provincia junto con la expropiación de los terrenos que cada municipio dio para que se haga esto. Nosotros no estamos en contra que se construye una alcaidía con la inseguridad que hay, pero planteamos que el municipio lo decidió sin consulta popular y rompiendo con la propia ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante en 2019, cuando se declaró a la planicie del Dique Luján como zona preservada. No hubo una consulta, y lo que hubo fue un estudio de la Universidad de La Plata que se hizo en el 2022 con datos que brindó el INDEC del censo del 2010. En 10 años la zona creció un montón en los alrededores”.

Sanabria explica que son tres los puntos de discrepancia con el proyecto oficial: “Uno es porque se tapa el humedal y se afecta la vida silvestre. Dique Luján está rodeado por un cordón de barrios privados, y si tapan este humedal quedarían como en el medio de una olla. En 2014 hubo una inundación muy grande y se planteó este tema. Otro es el impacto socioeconómico, hay mucha gente que vive del turismo que llega por la ruta 26. Gente que tiene bares, restaurantes. Eso es un problema para ellos y no fue tenido en cuenta por la evaluación de la Universidad de La Plata. Y el tercero es la inseguridad. Investigamos cárceles de este tipo, que antes se llamaba de encausados, y el problema es que muchas de las familias de las personas que esperan condena se asientan en los alrededores y aumenta la inseguridad en la zona. Hay ejemplos como la de San Rafael en Mendoza o Cruz del Eje…”

Por último, cuenta que enviaron una carta dirigida al intendente Zamora con los pormenores de la oposición vecinal. Estos son los principales párrafos: “Como vecina del partido de Tigre me dirijo a Ud para expresarle mi rechazo a la instalación de una alcaidía en la intersección de la ruta 26 con la calle Roque Sáenz Peña, localidad de Dique Luján”.

El croquis de la planta de la alcaidía que proyecta la provincia de Buenos Aires
El croquis de la planta de la alcaidía que proyecta la provincia de Buenos Aires

En el transcurso de la nota, señalan que la oposición al proyecto se debe a que la construcción de la alcaidía se hará sobre un humedal. “He tenido la oportunidad de leer la resolución 450 así como el estudio de impacto ambiental realizado por la Universidad Nacional de La Plata (Nota: lo hizo la Facultad de Ingeniería de esa casa de estudios) y de ello surgen las siguientes observaciones. El estudio de impacto ambiental está basado en datos del censo de 2010, que ha quedado gravemente desactualizado por el crecimiento demográfico de la zona en los últimos 13 años. Tengamos en cuenta que el partido de Tigre es uno de los de mayor crecimiento poblacional, superando la media nacional, según los datos preliminares del censo de 2022. La población actual es de 447.785 habitantes, y es uno de los tres partidos con más crecimiento (15,95%) del cordón norte en los últimos 12 años, además de habitar casi el 1% de la población total del país”.

Continúa explicando que “el inmueble seleccionado para la objetada alcaidía, se ubica en la cuenca baja del Río Luján, en zona con pendientes nulas, equidistante entre el Zanjón Villanueva (Arroyo Escobar) y el Canal Villanueva. Son zonas que en su estado natural mitigan los efectos de sudestadas fuera del promedio normal que superan las defensas de la zona. Lo razonable e indispensable es que estas zonas de humedales pasen a ser zonas protegidas donde no se desarrollen movimientos de suelo que violen el principio precautorio y afecten el equilibrio ambiental. Los ciudadanos no podemos admitir ni un metro menos de humedales en Tigre”.

“Respecto de lo climático, nuevamente hay que hacer notar que el estudio base del acto administrativo toma las condiciones climáticas del período 1901 a 2003, es decir, el último dato relevado es de hace 20 años. Todos los datos referentes a precipitaciones, humedad, vientos, balance hídrico no corresponden a los actuales. Un dato preocupante del informe de la UNLP es la existencia de al menos 50 días al año con bancos de niebla que dificultan las operaciones de día y de noche. ¿Es razonable instalar una alcaidía en una zona con esas características?”

Las zonas de impacto principal y secundario del proyecto. Para los vecinos, es inexacto
Las zonas de impacto principal y secundario del proyecto. Para los vecinos, es inexacto

Pero además, los vecinos argumentan que la instalación de un “establecimiento cuasi carcelario”, como lo definen, “cambiaría la forma de vida de la zona”. Y enumeran que  “el traslado de encausados, de proveedores, guardiacárceles y visitas perjudicaría la tranquilidad de los habitantes más cercanos a la zona, que son en su mayoría familias de sectores vulnerables. Asimismo, bajaría la cotización de sus propiedades particulares y comercios, ya suficientemente castigadas por la falta de servicios que sufre el sector. De hecho, el estudio indica que no hay centros de salud en la vecindad”.

Otro hecho que añaden es la inseguridad que, según ellos, acarrearía la construcción de la alcaidía: “La cercanía de varios colegios también sumaría un nivel importante de intranquilidad, sobre todo en casos de motines o huidas, que no son para nada extraños en las instituciones de ese tipo. Decenas de niños y adolescentes concurren por sus propios medios a las escuelas de la zona. La presencia de una alcaidía no ayudaría a su seguridad.

“La llamada ‘dinámica carcelaria’ que se impone en las zonas aledañas a las prisiones ha sido el motivo por el que es cada vez más habitual que estos establecimientos sean instalados fuera de los ejidos urbanos. Las ‘alcaidías’ de Tribunales y las comisarías tienen como función contener a los detenidos por períodos cortos de días. No es el caso de quienes están procesados sin condena, ya que es de conocimiento público que estas personas pueden pasar años en prisión hasta que se defina jurídicamente su situación”.

La oposición política de Tigre se hizo eco de la protesta el dirigente cambiemita y actor Segundo Cernadas, que le dijo al medio local Zona Norte Diario, “queremos a los delincuentes en la cárcel y está claro que necesitamos más cárceles, pero no vamos a permitir que avance la pésima idea de poner una alcaldía en Dique Luján”. La opción que plantean es ubicar la alcaidía en tierras del CEAMSE que pertenecen a Tigre, como ya decidieron hacer los partidos de San Isidro y San Martín que tiene en funcionamiento su un polo penitenciario.

El domingo 19 los vecinos harán un festival como forma de protesta
El domingo 19 los vecinos harán un festival como forma de protesta

La petición de Change.org tiene hasta el momento 7.195 firmas y fue lanzada hace tres meses por otra de las vecinas que se opone a la alcaidía, Yesica Weinberger. En diálogo con Infobae, señaló que “vino Malena Galmarini a Dique Luján y dijo que no la van a hacer, pero hasta que no haya nada escrito no vamos a parar… Yo vivo donde arranca la vía muerta, y se prendían fuego los campos. Había un grupo de vecinos que estaba firmando y pedí unirme. Y ahí nos enteramos que justo donde se prendían fuego los campos era donde van a hacer la alcaidía. Entonces hice la firma virtual para poder llegar a más gente”.

Este domingo 19, indicó, harán un festival en la calle Las Heras al 1.000 de Villa La Ñata para continuar con las acciones contra la iniciativa provincial.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo