Regresan los alquileres de monopatines eléctricos a la Ciudad de Buenos Aires

El gobierno porteño publicó una resolución en el Boletín Oficial donde se convoca a empresas privadas a participar de una prueba piloto del servicio a partir del 2023. Los alquileres de estos vehículos se habían iniciado en 2019 y se interrumpieron en 2021, tras la pandemia de coronavirus

Guardar

Nuevo

La prueba piloto se iniciará en marzo del 2023
La prueba piloto se iniciará en marzo del 2023

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aprobó hoy la realización de una prueba piloto para el regreso de los alquileres de los monopatines eléctricos en la Capital.

Mediante una resolución con fecha de 25 de octubre publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad, el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta aprobó la realización de una Prueba Piloto para la prestación del servicio de movilidad eléctrico.

“Convócase a la presentación de propuestas para la prueba piloto para la Prestación del Servicio de Monopatines Eléctricos de Uso Compartido en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para el día 14 de noviembre de 2022 a las 12:00 horas”, rezó el Artículo 3º de la resolución Nº 720/SECTOP/22.

Las propuestas serán recibidas por la Subsecretaría de Gestión de la Movilidad, dependiente de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad y se espera que en el comienzo del 2023 ya se implementará esta nueva alternativa de movilidad a la ya existente de las bicicletas.

Según un comunicado de prensa, el objetivo de la Secretaría de Transporte es el de fomentar “la intermodalidad, con nuevas formas de movilidad que ocupan menos espacio físico y son sustentables, dentro de las cuales se enmarcan los dispositivos de movilidad personal”.

Te puede interesar:

Se estima que la prueba piloto será realizada en marzo de 2023 y tendrá ciertas características particulares. Habrá estaciones físicas y virtuales, tanto en calzada como en la vereda, para dejar los monopatines. Eso optimizará la carga de los vehículos y ordenar su logística. En tanto, se estima que habrá unos 2000 monopatines disponibles en la primera etapa.

El Gobierno de la Ciudad enmarcó a los monopatines eléctricos como un complemento del sistema de transporte que existe en la Capital. Se los utilizará para realizar los viajes más cortos o también conocidos como de “última milla” en los trayectos entre el destino deseado y las paradas/estaciones de transporte público.

El alquiler de monopatines se había iniciado en 2019 y se frenó a mediados de 2021, luego del confinamiento por la pandemia de coronavirus
El alquiler de monopatines se había iniciado en 2019 y se frenó a mediados de 2021, luego del confinamiento por la pandemia de coronavirus

Además, los monopatines estarán sujetos a las normas de convivencia que se reguló en mayo de 2019 para su uso. La velocidad máxima permitida de los mismos será de 25 km/h y se recomienda su uso en a través de la Red de ciclovías y bicisendas protegidas, que contempla una extensión de 287 km.

En tanto, el uso del casco será obligatorio, sólo se permitirá una persona a bordo de cada monopatín, la edad mínima de uso será de 16 años y extraña terminantemente prohibido la circulación de los mismos sobre las veredas.

La llegada de los monopatines a la ciudad se había concretado en el 2019 pero el alquiler de los mismos había perdurado por apenas dos años. A raíz de estrategias comerciales y de la pandemia del coronavirus, las empresas gestoras del servicio decidieron a mediados de 2021 abandonar el país.

En el comienzo de los alquileres habían presentado propuestas cinco compañías diferentes. El objetivo era empezar a operar hasta un total de 4.000 unidades en las calles. La compañía que dio el primer paso y que se había mantenido en la prestación de unidades hasta el último momento fue Grin.

Se espera que el plazo de la prueba piloto a realizarse desde marzo dure dos años, con la posibilidad de otro año de extensión.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo