Dos nenes de 2 y 4 años fallecieron tras quedar atrapados en un incendio en Tucumán

Los niños estaban a cargo de su abuela. Otros dos menores y la mujer sufrieron principio de asfixia producto de la inhalación del humo

Bomberos y policías trabajando en el lugar del incendio
Bomberos y policías trabajando en el lugar del incendio

Dos menores de 2 y 4 años fallecieron luego de quedar atrapados en un incendio que se produjo en su casa ubicada en la intersección de las calles Matheu y Lincoln al sur de la capital de la provincia de Tucumán.

El hecho ocurrió alrededor de las 9 de la mañana del miércoles cuando, por causas que aún se encuentran bajo investigación, una casa quedó envuelta en llamas. Al notar la situación, un grupo de vecinos se acercó a la propiedad con el propósito de rescatar a aquellos que se encontraban en el interior.

En ese mismo terreno viven otras tres familias que ayudaron para poder ingresar a la vivienda, teniendo en cuenta que en ese momento el portón se hallaba cerrado. Luego de lograr romperlo, fueron los propios vecinos quienes rescataron a otros dos menores que habían quedado atrapados en el medio del fuego.

Por el incendio se llamó inmediatamente a los bomberos quienes, además de constatar la muerte de dos niños, advirtieron que otras tres personas habían sufrido un principio de asfixia producto de la inhalación del humo.

Testigos del incendio acontecido en el sur de la Capital tucumana

El incendio, cuyo origen por el momento se desconoce, se habría iniciado en uno de los cuartos de la vivienda. “Es una tragedia terrible, había mucho fuego, muchísimo, y una sola puertita de 80 centímetros y una ventana de un metro por un metro. No se podía entrar, a la reja la sacamos con las manos”, señaló un vecino en declaraciones a medios locales.

Según pudo saber Infobae, quien llegó primero fue el Cuartel de Bomberos Voluntarios de San Miguel, luego la División General de Bomberos de la Policía de Tucumán, y por último los de El Manantial, por lo que cuando llegaron solo minutos más tarde, el fuego ya estaba bajo control.

Consultados por este medio, desde el cuartel de San Miguel aclararon que al llegar al lugar, “el siniestro estaba semicontrolado” gracias al rápido accionar de los vecinos. “Nos encontramos con un levantamiento de chapa”, aclaran los bomberos.

También negaron que los niños se encontraban solos, y aclararon que estaban a cargo de la abuela, quien salió ilesa del incendio. Según las primeras líneas investigativas, la hipótesis más fuerte que manejan los investigadores para esclarecer el caso apuntaría a un cortocircuito como inicio del incidente.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR