Cuatriciclos en Pinamar: la mitad de los conductores son menores y sólo el 50% de ellos usa casco

Infobae recorrió la zona de “La Frontera”, en donde los vehículos de playa circulan por médanos privados a los que la Municipalidad no tiene acceso

Guardar

Nuevo

La imagen de menores arriba de un cuatriciclo se repite toda la tarde en La Frontera
La imagen de menores arriba de un cuatriciclo se repite toda la tarde en La Frontera

La mala utilización de los vehículos de playa continúa siendo una preocupación para las autoridades de Pinamar. Si bien desde el municipio duplicaron los controles policiales en varios accesos de la ciudad, el incumplimiento de algunas reglas permanece. La problemática se radica en dos faltas específicas: la conducción de menores y el no uso de casco como primera medida de seguridad.

Infobae recorrió durante una tarde los médanos de Pinamar Norte, ubicados en “La Frontera”, que son privados y en los cuales la Municipalidad no tiene jurisdicción. Allí, una estadística se repitió por horas entre las bajadas y las subidas de las dunas: la mitad de los conductores de cuatriciclos son visiblemente menores de edad y sólo el 50% de ellos llevaba puesto el casco mientras manejaba.

En el acceso a la playa es prácticamente imposible detectar irregularidades. Muchos de estos vehículos playeros llega enganchados de camionetas 4x4. Ubicados estos sobre la arena, transitan por los corredores seguros por los cuales deben circular los cuatris y UTV. La señalización y el respeto por este camino -a diferencia del año pasado- sí es un éxito por parte de los encargados de la seguridad en la parte Norte de Pinamar.

Una padre, sin casco, llevando a sus hijos -menores- también sin protección
Una padre, sin casco, llevando a sus hijos -menores- también sin protección

“Nos enfocamos en la difusión, el asesoramiento y la capacitación. Es un pueblo que convivió con los cuatriciclos toda la vida, por eso creamos circuitos específicos y multas severas para quienes incumplan con lo regulado. En la última temporada hicimos alrededor de 1.000, el doble de lo ocurrido en 2018″, especificó Alberto Lamarque, secretario de Gobierno de Pinamar.

Este medio consultó sobre las infracciones realizadas en los primeros días del año. Sin embargo, desde el municipio respondieron que el informe es quincenal y que recién en una semana se sabrá qué tipo y cuántas multas se labraron en lo que va de 2020.

Previo al inicio de la temporada, Lamarque remarcó que, actualmente, las multas se rigen por las unidades fiscales. El precio de cada unidad fiscal es de $58,34. “Las multas oscilan entre las 300 y 1.000 UF”, indicó el funcionario. De este modo, la multa más “barata” es de $17.502 y la más costosa de $58.340.

Si bien son 30 las cuadras habilitadas para cuatricilos y UTV, el impedimento de acceder y controlar los médanos privados provocan un malestar dentro del equipo del intendente Martín Yeza. El propio jefe comunal le explicó a este medio que “ingresar y sancionar allí es como meterme en tu departamento porque estás jugando con un cuchillo. Es la propiedad privada”.

Diego Medina
Diego Medina

La semana pasada, Yeza mostró su indignación ante una imagen publicada por Lucas Ventoso, secretario de Seguridad de Pinamar. En la foto se observan a tres adultos -dos de ellos sin casco- junto a un niño -también sin casco- transitando por uno de los corredores seguros en el ingreso a la playa.

Creo que es una foto representativa de un sector de la Argentina que piensa que está por encima de las normas. Un UTV es un vehículo de USD 50 mil. Un vehículo que tienen acá para usarlo una vez al año. Estamos hablando de gente que está en la cúspide de la pirámide. Creo que es un detalle que habla mucho de nosotros como sociedad, que parte del segmento de mejor poder adquisitivo de la Argentina se comporte de esta manera”, dijo Yeza a Infobae.

La foto que indignó a las autoridades de Pinamar (@lucasventoso)
La foto que indignó a las autoridades de Pinamar (@lucasventoso)

Y agregó: “La prohibición de la acción trae costos y esta es una actividad espectacular, que yo no la practico pero hay mucha gente que sí lo disfruta y lo hace con responsabilidad. Pero después tenés una foto como esta con un padre y encima su hijo, que no pasa los tres años, y una mujer atrás con otro hombre. Todos sin casco salvo quien maneja. Da la sensación de que aunque la multa sea de $1 millón lo van a hacer igual".

Ventoso, quien tomó la imagen, detalló: "Yo la saqué en ‘La Frontera’, en el espacio público habilitado para el tránsito. Tiene cartelería, señalización, control de tránsito y policía. La imagen que tomé tiene que ver con algo que va más allá del Estado y es cultural. Es imposible para el municipio estar encima de la vida de la gente en cuanto al uso de un vehículo. Este hombre usaba de airbag a su hijo”.

Fotos: Diego Medina

SEGUÍ LEYENDO: