Pinamar buscará seducir al turismo con “precios razonables” y sueña con una temporada récord

El impuesto al dólar abrió un mercado propicio para los destinos argentinos: captar a quienes desisten de viajar al exterior. Al igual que en Cariló, se espera una ocupación que ronde el 90% durante la primera quincena de enero

(Diego Medina)
(Diego Medina)

En Pinamar y Cariló sobran las expectativas. Desde la Municipalidad, y también aquellos que están al frente de los organismos hoteleros y gastronómicos, auguran una temporada marcada por un factor clave que inclinó la balanza a favor de los destinos nacionales: el impuesto del 30% a las compras en dólares en el exterior, el cual abrió un mercado de turistas que ambas plazas buscaron e intentarán seducir durante el verano.

Por lo bajo, desde el municipio sostienen que los precios serán razonables y que “comer una hamburguesa no saldrá más caro que hacerlo en Palermo o Recoleta". También que la ocupación para enero y febrero promete una temporada récord, aunque aún sin números oficiales ni estadísticas certeras prime la cautela ante las semanas que se avecinan. Sin embargo, el número es específico: esperan que en el recambio de enero, la primera quincena haya arrojado un 90% de ocupación hotelera y alquileres de casas y departamentos.

“A partir del 4 de enero vamos a empezar a dar a conocer las estadísticas oficiales. Lo que podemos decir es que se mantiene un ritmo sostenido y que el cambio de gobierno y la llegada de Alberto Fernández implicó que las decisiones se tomen sobre la hora”, indicó a Infobae Pedro Marinovic, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica (AEHG) de Pinamar.

En Pinamar confían en que enero y febrero marcarán una temporada récord (Diego Medina)
En Pinamar confían en que enero y febrero marcarán una temporada récord (Diego Medina)

Marinovic también agregó que “muchas reservas son para los primeros días de enero, gente que se queda entre 4 o 5 días y se va. En Navidad no tuvimos un parámetro certero porque la gente no se mueve demasiado para el 24. Sí aquellos que tienen casas o departamentos, que vienen y los preparan para la temporada. Pero se debe poner el foco en el 31, aunque este año el calendario tampoco ayudó, ya que para mucha gente el lunes es laboral y no se pudo extender el fin de semana y unirlo con las fiestas. Sin embargo no parece ser un impedimento”.

En Pinamar, según datos oficiales, los hoteles -para dos personas- arrancan en los $2.500 por noche y alcanzan los $14.000. En Valeria del Mar, una habitación doble oscila entre los $5.000 y $10.000 por noche. En Cariló, la base es $11.000 y el más caro ronda los $18.000.

“Se espera una muy buena temporada. En Cariló todos los veranos son bastantes buenos, pero particularmente creemos que este año va a ser mejor que la del año pasado por todas las cuestiones económicas. Estamos con precios muy competitivos y se va a encontrar un Cariló renovado, con una gastronomía nueva en el centro comercial. Todos los comerciantes se han puesto a punto para esta temporada 2020”, explicó Ignacio Cattaneo, presidente de la Cámara de Turismo de Cariló.

Pinamar renovó sus balnearios y sostiene que habrá "precios razonables" para los turistas (Diego Medina)
Pinamar renovó sus balnearios y sostiene que habrá "precios razonables" para los turistas (Diego Medina)

A la Cámara responden, además de Cariló, Valeria del Mar y Ostende, localidades que también pertenecen al partido de Pinamar. Desde allí estimaron que un alquiler semanal -en promedio, dentro de estos sitios- en una casa arranca en los $60.000 y alcanza los $250.000. Cattaneo sostuvo que, respecto a la última temporada, “la gastronomía y los espacios de sombra en balnearios aumentaron entre un 20% y 30%, mientras que los alquileres varían de un 20% a un 50%. La diferencia se debe a que algunos lugares habían aumentado mucho en el verano 2019 y no consiguieron los resultados que esperaban. Para este verano decidieron mantener los precios. Y otros que estaban muy bajos y hoy ajustaron para estar acorde con las subas que representó este año.

“Nosotros, desde la Cámara, apelamos a la buena fe de los propietarios y que los precios que se manejen sean lógicos”, manifestó Cattaneo.

“La primera y segunda quincena está muy requerida. También febrero. Y ya tenemos consultas de marzo. Quedan algunos hoteles y algunos departamentos. Lo bueno es que este año los propietarios van a venir y ocuparán sus casas en vez de alquilarlas y vacacionar fuera del país. Creemos que la ocupación va a estar entre un 90% y un 100% para el final del verano. Todo viene muy bien, agregó Cattaneo.

Desde la Municipalidad comparten la perspectiva, sustentada en la gran cantidad de vehículos que ingresaron al partido de Pinamar durante la noche del viernes y la jornada del sábado. “Va a ser una temporada histórica”, advirtió uno de los secretarios municipales.

SEGUÍ LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR