Sabrina Cartabia, abogada de Thelma Fardin, en el marco de una conferencia de prensa donde respondía preguntas por el caso Darthés (Matías Baglietto)
Sabrina Cartabia, abogada de Thelma Fardin, en el marco de una conferencia de prensa donde respondía preguntas por el caso Darthés (Matías Baglietto)

Sabrina Cartabia es la abogada de Thelma Fardin. Ana Rosenfeld era la abogada de Juan Darthés un día antes de que la actriz denunciara la violación. “Todo mi apoyo para Ana, esta medida es desproporcionada e injusta”, publicó la doctora Cartabia en sus redes sociales. La referencia es hacia Rosenfeld y su situación: el Colegio de Abogados impuso la suspensión de su matrícula por un año por violación del secreto profesional en el marco del caso Darthés.

Fue denunciada en 2018 ante el ente rector de los abogados de la Ciudad de Buenos Aires por los abogados Francisco Oneto y Fernando Miguez. La letrada, que ya lo había representado en una causa que el actor había iniciado contra Calu Rivero por daños y perjuicios, había renunciado a la defensa antes de que Fardin hiciera pública la acusación. Esgrimió “un tema de principios éticos y morales”. “Por una conducta y línea de vida doy un paso al costado”, dijo.

La denunciante acompañada por su abogada y por el colectivo Actrices Argentinas
La denunciante acompañada por su abogada y por el colectivo Actrices Argentinas

La sanción obedece a una supuesta violación del derecho profesional, y haber perjudicado la situación de su defendido sentando una posición inapropiada, según la interpretación de la sentencia. En entrevistas a medios televisivos, la abogada habría estimado la culpabilidad del actor. “Presentaré en Tribunales mi renuncia al patrocinio letrado que ejercía en representación de Juan Darthés”, publicó en sus redes sociales antes de la conferencia de prensa donde la actriz ratificaba la denuncia.

En esa presentación estaba acompañada por el colectivo Actrices Argentinas y por su abogada Sabrina Cartabia. La profesional manifestó su solidaridad con su colega: “Me parece una medida desproporcionada. Aquello que es desproporcionado no es justo. La justicia presupone la proporción”. “La suspensión de la matrícula es una medida de última ratio. Han existido casos de gravísimos incumplimientos a los deberes profesionales que no han sido sancionados con esa fuerza”, expresó.

El Tribunal de Disciplina dispuso una sanción severa que privaría a Ana Rosenfeld a ejercer sus labores profesionales en todo el territorio nacional. La abogada tiene dos instancias para apelar la sentencia: ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y luego en la Corte Suprema de Justicia. En caso de ratificar la medida, la suspensión se hará efectiva treinta días después de quedar firme.

Conocida la sanción, Rosenfeld expresó su repudio en un video que subió a su cuenta de Instagram. “Este corazón de abogada y esta cabeza dedicada al ejercicio de la profesión no me la va a sacar nadie. Jamás revelé ni revelaré ninguna de las cosas que me dijo el señor Juan Darthés el día en que tomé la decisión como mujer de apartarme de su defensa”, explicó. El título del contenido era toda una definición: “Por ser mujer me condenan. ¿Quién se consideró Dios para juzgar mis convicciones?”.

“No conozco en profundidad el caso ni he tenido acceso al expediente, por lo que no puedo responder sobre si su sanción es una cuestión de género. Es una de las razones por las que me gustaría charlar con ella”, contestó la abogada de Fardin en diálogo con Infobae, sobre una medida que considera que evade el marco y que se podría calificar de arbitraria.

Con respecto a la causa contra Juan Darthés, expresó: “Está con alerta roja de Interpol, tenemos que ver con la competencia entre países y estamos viendo de mover el caso a Brasil”.

Seguí leyendo: