Atropellaron a un repartidor de Glovo y desde la empresa le preguntaron cómo estaba el pedido

Ocurrió el sábado por la tarde. La respuesta de la aplicación

El sábado por la tarde, Ernesto, un repartidor de Glovo de 63 años, fue atropellado mientras llevaba un pedido en moto y cuando le comunicó a la empresa del accidente, le preguntaron por la comida que llevaba en vez de preocuparse por su estado de salud.

El caso salió a la luz por Yanina Otero, una periodista que pasaba por el lugar, registró todo y lo publicó en Twitter. El chat entre Ernesto y la aplicación es elocuente.

"¿Cómo se encuentra el pedido? ¿Está en buen o mal estado para poder ser entregado?", preguntó alguien de Glovo. "No lo sé, no me puedo levantar", respondió el empleado. Ante esto, del otro lado insistieron: "Ernesto me podrías mandar una foto de los productos por favor?". Y el señor ratificó que se le dificultaba: "No, no puedo moverme". 

A pesar de esto, la insistencia para saber cómo estaba la comida no cesó: "Es parte del procedimiento. Por favor, tendrías que mandar la foto para poder cancelar el pedido". A lo que Ernesto replicó por última vez: "Imposible moverme".

En diálogo con el canal TN, Ernesto explicó cómo fue el accidente y criticó a Glovo por su actitud: "Venía por mi mano y creo que entré en el punto ciego. El muchacho no me vio. Estaba estacionado en la calle, salió y fue como un choque aplauso. El impacto fue muy fuerte. Inmediatamente se bajó y me auxilió". 

"La respuesta (de Glovo) fue muy desproporcionada. Dentro del dolor que sentía, me preocupé para comunicarme con Soporte por la responsabilidad de tener que entregar un producto. Pedí que lo reasignaran para que se cumpliera. Uno tiene que cumplir rápidamente porque no sabe qué hay del otro lado. Y la respuesta fue 'sacame una foto del pedido' porque Glovo no nos cree que podamos haber tenido un accidente. Eso pasa porque muchos somos capaces de fingir un accidente para quedarnos con la mercadería", expresó el accidentado.

Una vez que se difundió el caso, Ernesto contó que lo llamaron de la empresa: "Al poco rato me llamaron de Soporte para ver cómo estaba y después me llamó Raúl, el gerente de operaciones de Glovo en Argentina y Uruguay. Fue muy amable, me pidió disculpas y estuvimos hablando de algunas cuestiones que tienen que ver con el funcionamiento de Glovo".

Desde la aplicación sacaron un comunicado para repudiar lo sucedido y ratificar el compromiso por "la seguridad de sus repartidores". Allí, lamentaron el accidente y anticiparon que están "colaborando con las autoridades para determinar las causas del evento". 

"La compañía reconoce su error en el manejo de este caso específico ya que los protocolos de acción internos no se cumplieron correctamente. En el caso de un accidente, el primer paso del protocolo es confirmar el estado de la persona y comunicarse con el servicio de salud en el menor tiempo posible", explicaron.

Y completaron: "Glovo inició una investigación interna para aclarar las razones por las cuales las acciones establecidas no fueron aplicadas correctamente al momento de recibir la comunicación del accidente de un pasajero".

TE PUEDE INTERESAR