La norma ya está activa: en este fin de largo por Semana Santa los balnearios deberán adaptarse a la medida de la prohibición del plástico (Christian Heit)
La norma ya está activa: en este fin de largo por Semana Santa los balnearios deberán adaptarse a la medida de la prohibición del plástico (Christian Heit)

Mar del Plata decretó la prohibición de utilización sorbetes, vasos y cubiertos de material plástico en todo su sector costero. La medida incluye todas las unidades turísticas fiscales administradas por el municipio y a las concesiones de prestación de servicios turísticos otorgadas por otras jurisdicciones y balnearios privados del Partido de General Pueyrredón, cuya cabecera radica en la ciudad balnearia.

La norma salió por el decreto 853/19 con la firma del intendente Carlos Fernando Arroyo: dispone la prohibición del uso de sorbetes, vasos, envases, cubiertos y cualquier utensilio de material no reciclable sin distinción de paradores públicos o privados, concesionados o no, desplegados en toda la franja de costa del distrito. El propósito es "dar un paso adelante en el cuidado del medio ambiente", según expresó el intendente en sus redes sociales.

La iniciativa de impedir la circulación de plástico en las playas es global: Mar del Plata se suma a Pinamar, la primera ciudad costera en implementar la medida (Reuters)
La iniciativa de impedir la circulación de plástico en las playas es global: Mar del Plata se suma a Pinamar, la primera ciudad costera en implementar la medida (Reuters)

La Dirección de Inspección General es el órgano encargado de fiscalizar el cumplimiento de la iniciativa y delega en el Ente Municipal de Turismo la instrumentación de programas de coordinación y gestión en conjunto con los operadores privados de servicios turísticos el problema de la basura plástica en las playas. Lo que antes eran productos de material plástico ahora serán reemplazados por otros fabricados en cartón, metal, madera o vidrio.

Emiliano Sucar Grau, titular de la subsecretaría de Inspección General, celebró la iniciativa: "La medida es muy acertada y correcta en una ciudad y en un mundo donde el medio ambiente está muy castigado". En diálogo con Télam, explicó cómo procederán para la ejecución de la norma: "Si bien el cumplimiento del decreto estará a cargo nuestro, trabajaremos en forma conjunta con otras áreas de la municipalidad y con la policía bonaerense para ir concientizando al marplatense y al visitante". "Esta medida que el Poder Ejecutivo e incluso los concejales venían evaluando desde hace varios meses contó con el apoyo de Greenpeace y de otros grupos ambientalistas", agregó.

En efecto, la medida fue estimulada y motorizada por organizaciones ambientalistas. Greenpeace Argentina, en el marco de una campaña Hagamos Eco, fomentó una estrategia de políticas públicas para erradicar los instrumentos de plástico de un solo uso. El secretario de gobierno, Alejandro Vicente, se reunió con Ignacio Fernández de Greenpeace y grupos de voluntario ambientalista que realizan tareas de limpieza de playas: "Intercambiamos ideas, se les informó acerca del proyecto del intendente Arroyo y les pareció viable y una idea importantísima como punto de partida para concientizar acerca de la la contaminación que producen vasos de plásticos de único de uso y los sorbetes y el tiempo que tardan en degradarse".

Los fundamentos de la medida se traducen en números. Los sorbetes tardan hasta mil años en descomponerse y son el cuarto desecho plástico más común en las playas y en los océanos. Según un estudio de la Fundación Vida Silvestre Argentina que recogió información de distintos departamentos de la costa argentina, el 80% de los residuos dispersos en las playas son de origen plástico.

La prohibición ya se instrumentó en Pinamar el último verano. Los establecimientos gastronómicos tenían la obligación de no entregar pajitas con la bebida. La norma ya entró en vigencia en Mar del Plata, de modo que en el fin de semana largo de Semana Santa los balnearios deberán someterse a las disposiciones de la medida y reemplazar el plástico por otros materiales reciclables.

Seguí leyendo: