Una persona con un handy en la mano y en el medio del Aeroparque Jorge Newbery estuvo a punto de generar una tragedia este domingo por la mañana. Un desconocido, que no formaba parte del personal del aeropuerto, comenzó a dar instrucciones erróneas que eran escuchadas por los pilotos de los aviones que estaban por despegar o aterrizar.

"1694 buenas tardes… me cambió la voz", es una de las frases que dice la persona que interfirió las comunicaciones del Aeroparque. Luego, indica: "Ocupen y despeguen". Les habla a los pilotos de un avión que espera en pista para salir. Ellos le responden aceptando la orden. El fragmento de la conversación generó confusión entre otros pilotos que estaban esperando las órdenes de la torre de control.

La interferencia pudo haber ocasionado una tragedia (Adrián Escandar)
La interferencia pudo haber ocasionado una tragedia (Adrián Escandar)

La primera irrupción en las comunicaciones de la Torre de Control sucedió el domingo 11 de noviembre a las 10:55. Ante esta circunstancia, la torre procedió a suspender las operaciones del aeropuerto por razones de seguridad y siguiendo el protocolo.

El comandante del vuelo AR 1694, que une Buenos Aires con Bariloche, advirtió que había sido autorizado a despegar de la pista 13 con vectores erróneos. En ese momento tomó noción de que había una interferencia en la comunicación normal de la radio. Así lo informó el portal ADNSUR.

Las autoridades de la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) suspendieron todas las operaciones del aeropuerto y avisaron a la Policía de Seguridad Aeroportuaria para que rastree a las personas involucradas en el incidente.

El piloto de un avión se dio cuenta de que había una interferencia en la comunicación (Adrián Escandar)
El piloto de un avión se dio cuenta de que había una interferencia en la comunicación (Adrián Escandar)

Finalmente, la policía descubrió que la interferencia fue generada por un piloto privado con una antena desplegada en la cabecera norte de la terminal. El piloto fue detenido y se le secuestraron las credenciales. 

La interferencia pudo terminar en tragedia, ya que una señal errónea podría haber ocasionado un grave accidente. Los pilotos esperan la orden para aterrizar o despegar, y una contradicción en las indicaciones puede generar un choque de aviones.

Seguí leyendo