El Ejército Argentino realizó este sábado un acto con el objetivo de recordar el ataque de miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) a la Fábrica Militar de Villa María, Córdoba.

Durante ese copamiento, ocurrido el 10 de agosto de 1974, fue secuestrado el Coronel Argentino del Valle Larrabure y sufrieron heridas el Capitán Rodolfo García, el Suboficial Ramón Albornoz y el soldado conscripto Juan Carlos Fernández.

Sobre el caso de Larrabure, cabe recordar que el militar estuvo cautivo en una cárcel del pueblo y más de un año después, el 19 de agosto de 1975, apareció muerto lejos de allí, en Rosario. Lo habían asesinado.

El Ejército también recordó que durante el ataque guerrillero fue asesinado el policía Marcelino Cuello y otros cuatro efectivos cordobeses resultaron heridos.

Durante el acto, el Jefe del Ejército, Claudio Pasqualini, pronunció un breve discurso para homenajear a los militares caídos en el ataque guerrillero: "Rendimos un especial tributo a Del Valle Larrabure, militar, Subdirector de la Fábrica, que fue secuestrado en aquella trágica jornada. Su cuerpo sin vida apareció el 23 de agosto de 1975 luego de más de un año de cautiverio en un lamentable estado. Murió pesando 47 kilos menos. Han transcurrido ya 44 años y hoy más que nunca el Ejército tiene la convicción y el deber moral de homenajear a los defensores de la Fábrica Militar de Villa Maria", dijo Pasqualini.

(Fotos: Victoria Villarruel para CELTYV)
(Fotos: Victoria Villarruel para CELTYV)

"Estamos hablando de hechos concretos que sucedieron en plena vigencia de un gobierno elegido por la voluntad popular. Estamos recordando a soldados argentinos que son parte de nuestra historia y son ejemplo para el presente y hacia el futuro. Tenemos el deber de conocerlos, aprender de su entrega e inspirarnos en su valor", manifestó.

Durante la ceremonia de este sábado, el Ejército Argentino reconoció también a los familiares de las víctimas del copamiento.

El ataque del ERP tuvo lugar el 10 de agosto de 1974, es decir, en plena democracia. Perón había muerto un mes atrás y gobernaba Isabel Martínez.

El Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) avisó que no atacaría al Gobierno ni a las "instituciones gubernamentales", porque representaban "la voluntad popular", pero aclaró que seguiría "combatiendo militarmente a las empresas y a las fuerzas armadas contrarrevolucionarias".

Seguí leyendo: