Vitaminas y suplementos, ¿cuándo son realmente necesarios según profesionales de la salud?

Un consumo regular de estos productos puede ser benéfico para poblaciones específicas, como mujeres embarazadas y personas mayores. La importancia de adoptar una dieta equilibrada

Guardar

Nuevo

Expertos cuestionan la efectividad de los suplementos alimenticios frente a una dieta equilibrada y rica en nutrientes naturales.

(Freepik)
Expertos cuestionan la efectividad de los suplementos alimenticios frente a una dieta equilibrada y rica en nutrientes naturales. (Freepik)

(Dennis Thompson - HealthDay) - Los suplementos vitamínicos son un gran negocio: los estadounidenses gastan unos 45.000 millones de dólares de los más de 177.000 millones que se gastan en todo el mundo en pastillas, gomitas y polvos destinados a mejorar la salud.

Unos 59 millones de estadounidenses consumen regularmente algún tipo de vitamina o suplemento y gastan una media de 510 dólares al año. Pero la mayoría de la gente malgasta ese dinero, según los expertos.

Una dieta diaria equilibrada proporciona todos los nutrientes que una persona necesita normalmente para mantener su salud, dijo Matthew Silvis, vicepresidente de operaciones clínicas de Medicina Familiar y Comunitaria de Penn State Health.

“Si tienes una dieta equilibrada y eres capaz de comer alimentos nutritivos ―frutas, verduras, etc.― no necesitas un multivitamínico o un suplemento nutricional”, afirmó Silvis en un comunicado de prensa.

Profesionales de la salud advierten sobre el riesgo de malgastar dinero en vitaminas innecesarias para aquellos con dietas balanceadas.

(Imagen Ilustrativa Infobae).
Profesionales de la salud advierten sobre el riesgo de malgastar dinero en vitaminas innecesarias para aquellos con dietas balanceadas. (Imagen Ilustrativa Infobae).

"La respuesta general es que la mayoría de la gente no los necesita, a pesar de lo multimillonaria que es la industria de las vitaminas. Pero hay poblaciones de individuos que sí necesitan considerar un multivitamínico o un suplemento. Y eso es individualizado", continuó.

Algunos ejemplos de personas que sí necesitan suplementos específicos son:

  • Las mujeres embarazadas que necesitan ácido fólico para prevenir defectos congénitos.
  • Las personas mayores con osteoporosis que pueden beneficiarse de los suplementos de calcio y vitamina D.
  • Los veganos o celíacos que necesitan un multivitamínico para complementar los nutrientes que no absorben de su dieta.
  • Los atletas de alta intensidad que participan regularmente en entrenamientos agotadores y competencias intensas también podrían estar justificados para recurrir a algunos suplementos, dijo Silvis, que también trabaja como director médico de medicina deportiva de atención primaria para Penn State Health.
El exceso de ciertas vitaminas puede llevar a condiciones adversas para la salud, incluyendo daños en la visión, piel y órganos vitales.
El exceso de ciertas vitaminas puede llevar a condiciones adversas para la salud, incluyendo daños en la visión, piel y órganos vitales.

“Los jugadores profesionales de hockey queman una cantidad increíble de combustible cada día de la semana. Nos fijamos en su ingesta de proteínas y es imposible que coman suficiente pollo y filete y proteínas para compensar esas pérdidas y no podemos permitir que pierdan masa muscular. A menudo se complementan con licuados de proteínas, porque es una forma rápida y fácil para que mantengan su ingesta de proteínas”, indicó.

Sin embargo, eso no incluye a la gente común que practica atletismo como pasatiempo, señaló Silvis. “¿Todos los deportistas necesitan tomar licuados de proteínas? En absoluto. Tu hijo en un equipo de tee-ball no necesita un licuado de proteínas”, afirmó.

Silvis dijo que es mejor hablar con un médico acerca de si necesitas una vitamina o suplemento antes de acudir a tu centro de nutrición, farmacia o supermercado más cercano. Si el cuerpo no necesita un nutriente concreto, lo más probable es que elimine el exceso.

En pocas palabras, el dinero que se gasta en la mayoría de los suplementos innecesarios se va directamente por el retrete.

Las mujeres embarazadas y las personas mayores representan grupos que pueden requerir suplementos para una mejor salud.

AJT
Las mujeres embarazadas y las personas mayores representan grupos que pueden requerir suplementos para una mejor salud. AJT

“Si tienes una dieta equilibrada, literalmente orinas las vitaminas y minerales que tomas con el multivitamínico. Solo se puede absorber una cantidad limitada y, una vez superado ese límite, se excreta la vitamina”, explicó Silvis.

“Por lo tanto, la idea de que si algo es bueno, más de ello debe ser mejor, no es cierta”, añadió. Por ejemplo, no hay pruebas de que tomar mucha vitamina C evite los resfriados, y hay pocos indicios de que ayude a acelerar la recuperación, según Silvis.

“Hay mucho debate sobre si la vitamina C cambia realmente el tiempo que se va a padecer la enfermedad. Pero al igual que con otras vitaminas, si tienes una dieta sana y equilibrada con frutas y verduras, cubrirás tus necesidades dietéticas día tras día”, dijo Silvis. Lo que es peor, la gente puede provocarse un problema de salud si toma demasiada cantidad de ciertas vitaminas, advirtió.

Por ejemplo, un exceso de vitamina A puede provocar una afección tóxica llamada hipervitaminosis, que puede causar alteraciones en la visión y la piel, dolores óseos e incluso daños hepáticos. Si una persona tiene intención de tomar suplementos, debe asegurarse de que lo que ingiere es lo más seguro posible, señaló Silvis.

La ingesta excesiva de suplementos sin requerimiento nutricional especifico puede resultar en la eliminación de estos compuestos por el cuerpo.
(Imagen ilustrativa Infobae)
La ingesta excesiva de suplementos sin requerimiento nutricional especifico puede resultar en la eliminación de estos compuestos por el cuerpo. (Imagen ilustrativa Infobae)

Al comprar vitaminas, los consumidores deben buscar la marca de verificación de la Farmacopea de Estados Unidos en el producto, para asegurarse de que lo que aparece en la etiqueta está realmente en el producto, recomendó Silvis.

Las personas que compren potenciadores del rendimiento deportivo deben buscar productos aprobados por la NSF Certified for Sport, una organización sin fines de lucro que exige normas estrictas para los suplementos, indicó Silvis.

"Esos son los controles y contrapesos que se pueden ofrecer a los pacientes. Porque hay anaqueles y anaqueles y pasillos y pasillos de opciones cuando vas a la tienda", dijo Silvis. "Así que, si no armo a la persona con el conocimiento de lo que debe buscar, tanto en términos del contenido de la vitamina o suplemento como para asegurarme de que va a ser seguro para el paciente, entonces no creo que he hecho mi trabajo".

FUENTE: Penn State Health, comunicado de prensa, 20 de marzo de 2024

* Dennis Thompson HealthDay Reporters ©The New York Times 2024

Más Noticias