¿Tu reemplazo de rodilla necesitará una segunda cirugía?

Una nueva investigación de la Universidad de Texas Southwestern aclaró cuáles son las categorías de alto riesgo para estas segundas intervenciones quirúrgicas

Compartir
Compartir articulo
Una minoría de personas que se someten a un reemplazo de rodilla requerirán una cirugía de seguimiento debido a complicaciones, y ciertos factores aumentan el riesgo.
Una minoría de personas que se someten a un reemplazo de rodilla requerirán una cirugía de seguimiento debido a complicaciones, y ciertos factores aumentan el riesgo.

(HealthDay News) - Cada vez más, las cirugías de reemplazo de rodilla requieren operaciones de seguimiento cuando surgen complicaciones postoperatorias.

Ahora, una nueva investigación de la Universidad de Texas Southwestern está aclarando si usted podría caer en una categoría de alto riesgo para estas segundas cirugías.

Según los investigadores, se espera que la tasa a la que los pacientes de EE. UU. que se sometieron a un reemplazo total de rodilla requirieron una cirugía de seguimiento aumente hasta en un 182 por ciento para 2030.

Los investigadores observaron una importante base de datos que contenía los expedientes médicos de casi un millón de pacientes que se sometieron a reemplazos de rodilla entre 2006 y 2015.

Alrededor de un 3.5 por ciento de esas cirugías requirieron una segunda cirugía de "revisión", encontró el equipo de Texas.

En este momento, "las tasas de revisión son relativamente bajas en general, pero se necesita más investigación sobre las interacciones de factores de riesgo adicionales debido al costo físico, psicológico y financiero significativo de la cirugía de revisión", señaló en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal del estudio, el Dr. Georges Bounajem.

El factor de riesgo número uno para una cirugía de revisión: la edad. Los pacientes más jóvenes eran más propensos a requerir una segunda cirugía, encontró el grupo de Bounajem.

Otros factores demográficos también fueron clave, como el sexo (los hombres eran más propensos a una segunda cirugía que las mujeres); raza (los pacientes negros requirieron seguimiento más que los blancos); y la ubicación (los pacientes de las grandes ciudades eran menos propensos a las segundas cirugías que las personas que vivían en centros más pequeños).

Una estadía de tres días en el hospital después de un reemplazo total de rodilla parecía ideal: los pacientes con estadías en el hospital que fueron más cortas o más largas de tres días también se enfrentaron a un riesgo más alto de un segundo procedimiento de rodilla, encontró el estudio.

Además, la razón de la artroplastia de rodilla parecía importar. La mayoría de estas operaciones se producen debido a la artrosis progresiva de la rodilla. Las personas a las que se les reemplazaron las rodillas por otros motivos (artritis vinculada con una lesión, un tumor o una afección llamada osteonecrosis) tenían un riesgo más alto de necesitar una operación de seguimiento, señalaron los investigadores.

Los hallazgos se publicaron en la revista Archives of Orthopaedic and Trauma Surgery.

"Esta investigación ayuda a identificar los factores de riesgo para la cirugía de revisión, de modo que los pacientes puedan estar mejor asesorados sobre las expectativas con sus reemplazos de rodilla. También ayuda a los cirujanos a identificar qué pacientes podrían ser buenos candidatos para la cirugía", dijo Bounajem, profesor de cirugía ortopédica en UT Southwestern.

FUENTE: UT Southwestern, comunicado de prensa, 21 de febrero de 2024

*Ernie Mundell HealthDay Reporters ©The New York Times 2024