Los padres de alumnos considerados “de riesgo” podrán decidir si su hijo asiste o no a clases presenciales

Luego de que se conociera el caso de un niño con diabetes y otro trasplantado de riñón a quienes se les prohibía concurrir a clase, el Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires aclaró que “los estudiantes podrán asistir bajo la modalidad que cada institución haya adoptado”

Para concurrir a las actividades presenciales, "se deberá presentar al establecimiento educativo una declaración jurada en la que se dejará asentado que la decisión ha sido adoptada previa consulta de un médico" (Efe)
Para concurrir a las actividades presenciales, "se deberá presentar al establecimiento educativo una declaración jurada en la que se dejará asentado que la decisión ha sido adoptada previa consulta de un médico" (Efe)

“Está médicamente avalado por sus médicos para ir; sé que estoy peleando por lo correcto y yo tengo el deber como mamá de enseñarle a mi hijo que las injusticias hay que pelearlas”. Así justificaba Luz, la mamá de Pappo (seis años) la razón por la que iría hasta las últimas consecuencias hasta lograr que su hijo, que padece diabetes desde los dos años, pueda reincorporarse a clases presenciales al igual que el resto de sus compañeros.

Hoy, a cuatro días de un posteo que se hizo viral, las familias de todos los Pappos recibieron la comunicación oficial del Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires que asegura que “las personas adultas responsables de un o una estudiante comprendido dentro de un grupo de riesgo para COVID-19, o que es conviviente de una persona en esa situación, podrán decidir que la o el estudiante asista a su establecimiento educativo para participar de las actividades presenciales que el mismo adopte, aun cuando se encuentran eximidos de la presencialidad”.

Para concurrir a las actividades presenciales, “se deberá presentar al establecimiento educativo una declaración jurada en la que se dejará asentado que la decisión ha sido adoptada previa consulta de un/a médico/a, quien habrá explicado las implicancias que puede tener que dicho/a estudiante asista al establecimiento educativo en el marco del contexto sanitario imperante”, informaron desde la cartera educativa.

Pappo hoy fue caminando al colegio, como todos los días, ajeno a la batalla que desde el jueves dieron sus padres por su derecho a la educación
Pappo hoy fue caminando al colegio, como todos los días, ajeno a la batalla que desde el jueves dieron sus padres por su derecho a la educación

“En el plan jurisdiccional estaba la posibilidad de que esos estudiantes que pertenecen a grupos de riesgo estén eximidos de la presencialidad, pero no se hablaba de prohibición”, explicaron a Infobae fuentes del Ministerio de Educación, quienes aclararon que “luego de realizar consultas con el Ministerio de Salud provincial con quien se coordina todo el accionar en el marco del plan jurisdiccional, se abordó el tema en la reunión de ministros que hubo el viernes pasado para dar una respuesta a esta situación y que sea bien contemplativa de los derechos de las y los estudiantes a la educación y también el resguardo de su salud”.

No obstante, atendiendo a la singularidad de cada caso, en consonancia con las orientaciones contenidas en el documento “El regreso presencial a la escuela de los niños, niñas y adolescentes con enfermedades crónicas” del Ministerio de Salud de la Nación y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) de marzo de 2021, y atento a las revisiones periódicas que por la dinámica adquiera el COVID-19 y que en base a la evidencia científica se vayan incorporando, “las y los estudiantes podrán asistir en forma presencial al establecimiento educativo bajo la modalidad de escolarización que cada institución haya adoptado”.

Sobre la documentación que los padres o responsables de los menores deberán presentar en los establecimientos educativos, explicaron que “en la declaración jurada dejan constancia de que conocen la posibilidad de dejar eximidos a sus hijos de concurrir y que un médico explicó lo que implicaba la presencialidad en términos de riesgo epidemiológico”.

Luz, la mamá de Pappo, hizo un posteo en su cuenta de Instagram que se hizo viral pidiendo que su hijo vuelva a clases
Luz, la mamá de Pappo, hizo un posteo en su cuenta de Instagram que se hizo viral pidiendo que su hijo vuelva a clases

Infobae volvió a comunicarse con la mamá de Pappo, gracias a cuyo posteo el tema cobró notoriedad, y contó que “anoche domingo a las 22 se comunicó la directora diciendo que Pappo fuera hoy al colegio, ya que acababan de recibir el comunicado que avalaba que fuera a clases presenciales”, dijo en referencia al documento que la cartera educativa finalmente hizo público pasado este mediodía.

“Hoy lo llevé al colegio con lágrimas en los ojos; él iba caminando con total normalidad completamente ajeno a la batalla que desde el jueves dimos”, relató Luz, quien confirmó que el niño permaneció ajeno a la prohibición de asistir a clases, tal como lo estaba el jueves cuando dejó de asistir. “Ya tendrá edad de usar las redes sociales, googlear su nombre y ver lo que se armó”, se rió.

Y tras destacar que le llegaron mensajes de otras mamás agradeciéndole por haberle dado visibilidad al tema, la mujer remató: “Yo lo hice por mi hijo, pero terminó siendo para muchísimos más; tengo una sensación increíble en el cuerpo con esto que pasó”.

Al mismo grado que Pappo asiste su amigo Salva, a quien hace tres años trasplantaron de riñón, y si bien también estaba autorizado por su equipo médico a asistir al colegio de manera presencial el establecimiento tampoco le permitía concurrir.

SEGUIR LEYENDO

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS