Ley Bases y paquete fiscal: oficialismo promete dos textos con cambios para hoy y se renueva la expectativa

El Gobierno mostró buena predisposición para negociar en el Senado, pero aún no le alcanza. El embrollo por modificaciones que contentan a unos y enojan a otros. La jornada podría ser definitoria

Guardar

Nuevo

El debate sobre el paquete fiscal en la comisión de Presupuesto de la Cámara alta (Prensa Senado)
El debate sobre el paquete fiscal en la comisión de Presupuesto de la Cámara alta (Prensa Senado)

La Libertad Avanza se aprestaba anoche, a través de frenéticos idas y vueltas entre funcionarios y legisladores, a terminar de delinear dos textos nuevos con modificaciones sobre la ley Bases y el paquete fiscal, con el objetivo de presentar los cambios negociados con una oposición “dialoguista” que, con seguridad, no estará satisfecha en su totalidad. La jornada de hoy podría ser clave en el Senado y habrá tensión por instancias que se convertirían en definitorias.

Desde la semana pasada, los libertarios se encuentran en un escenario enmarañado: el Gobierno y el oficialismo senatorial mostraron, en las últimas 48 horas, buena predisposición para acordar retoques sobre ambos proyectos y hubo avances, pero se enfrentan a una oposición “dialoguista” que se maneja en modo cuentapropista e impide delinear un acuerdo final que destrabe la firma de dictámenes. Todo esto ocurre en medio de la ansiedad libertaria para llegar a buen puerto.

Como contó entre el lunes y ayer Infobae, funcionarios designados por el Ejecutivo dialogaron -esta vez, en serio- con la oposición, como el segundo de Jefatura de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzábal Murphy; y otros responsables de áreas económicas y operativas de la Casa Rosada que estuvieron en las oficinas de la vicepresidenta y titular de la Cámara alta, Victoria Villarruel, para recibir propuestas y delinear esqueletos de textos renovados.

¿Qué ocurrió en estos dos días? Para la zona aliada, es decir, gran parte del Pro, una porción de la Unión Cívica Radical, algún peronista disidente y desde una provincia patagónica, las nuevas propuestas empezaron a apaciguar las tensiones que las leyes generan dentro de las bancadas en cuestión. De hecho, están dispuestos a firmar los dictámenes hoy o mañana, en el panorama más optimista.

El problema aún se encuentra en dialoguistas “díscolos”: el radical Martín Lousteau, Guadalupe Tagliaferri (Pro), el justicialista anti K Edgardo Kueider y provinciales silvestres, como el santacruceño José María Carambia, entre otros. La cantidad de cambios solicitados se cruzaron por momentos con los que sugieren los “aliados”, o chocan entre ellos mismos e, incluso, se modifican cuestiones en las que muchos están de acuerdo con la versión original. Un teléfono descompuesto.

La situación sumó una lesión ayer, en la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, que comanda el jefe libertario en la Cámara alta, Ezequiel Atauche. Allí, Lousteau demandó respuestas técnicas a consultas específicas. El oficialismo no supo qué contestar. Quien se corrió de la escena para disfrutar el espectáculo fue el Frente de Todos.

El segundo de Jefatura de Gabinete -a la izquierda de la imagen-, José Rolandi, durante la discusión de la ley Bases y el paquete fiscal en el recinto de Diputados
El segundo de Jefatura de Gabinete -a la izquierda de la imagen-, José Rolandi, durante la discusión de la ley Bases y el paquete fiscal en el recinto de Diputados

“Vos podés no comprender un tema tributario, pero al menos tenés que dar la versión de tu Gobierno y replicar algo, por más que no tengas razón. Como hicieron los kirchneristas infinidad de veces. Ni siquiera atinan a hablar y el resto del bloque no da la cara ni se muestra en comisiones, salvo Atauche y -el presidente provisional, Bartolomé- Abdala. ¡Y son siete! Un verdadero papelón”, sintetizó a este medio un integrante de los dialoguistas.

A partir de aquí se abren opciones más que delicadas para el oficialismo, como especular con la pérdida de una firma, como máximo, en cada una de las tres comisiones que tratan ambos proyectos. Un juego de pinzas que, para salir bien, tiene que ser pensado y ejecutado a la perfección, ya que perjudicará una potencial votación en el recinto.

En medio de todas estas pujas, anoche apareció una señal clara desde el oficialismo, con el compromiso real sobre nuevas propuestas en las próximas horas. Serían enviadas, antes del mediodía, a las jefaturas de los bloques.

Desde las 10.30, las comisiones de Legislación General; Presupuesto y Hacienda; y Asuntos Constitucionales reanudarán el debate sobre la ley Bases. Ayer, la segunda continuó la discusión sobre el paquete fiscal y prometió para hoy la respuesta a las decenas de consultas y la presencia de un funcionario, aunque no convocó aún a reunión.

“No podemos dilatar más esto. No todos van a estar conformes y algunos firmarán en disidencia, o se arriesgarán a no hacerlo y responderán a su electorado. Con los dictámenes, quedará una semana para seguir negociando y viendo el voto por voto”, sostuvo en las últimas horas un senador dialoguista.

Importante: ya hay algunas cuestiones que en la Cámara alta dan por caídas, ante la imposibilidad de llegar a un consenso viable entre la postura del Gobierno y de la oposición. Lo trascendental es que no sean rechazadas con dos tercios en el recinto. La principal es sobre la reinstauración de Ganancias, un tema a resolver por gobernadores en un regreso del paquete fiscal, en segunda revisión, a Diputados. También hay mucho ruido por Aerolíneas Argentinas en la lista de privatizaciones. En menor escala aparecen dudas sobre el Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI), picardías varias en el blanqueo, la desactivación de la moratoria previsional y algunas pautas de Bienes Personales.

Guardar

Nuevo