Un senador liberal rechazo el aumento en la dieta y planteó: “Si la población se escandaliza, tendrían que colgar en una plaza pública a quienes votaron expropiar YPF”

Así lo aseguró el formoseño de La Libertad Avanza Francisco Paoltroni. A partir de a partir de junio los sueldos pasaran de $1,7 millones a más de $4 millones

Compartir
Compartir articulo
Senador formoseño de La Libertad Avanza, Francisco Paoltroni
Senador formoseño de La Libertad Avanza, Francisco Paoltroni

El incremento en sus dietas que votaron el jueves pasado los senadores, en el cierre de la sesión en la que se aprobaron los pliegos de los embajadores propuestos por el Poder Ejecutivo, generó una fuerte polémica. Y así como estuvieron quienes defendieron ese aumento, también hubo posturas en contra, como la del senador liberal formoseño Francisco Paoltroni.

“No estaba en el Senado cuando se votó el aumento, pero sí sabía”, admitió Paoltrini al ser entrevistado en Radio Con Vos, quien utilizó un argumento un tanto particular para criticar a sus colegas.

“Hay situaciones particulares de cada senador”, sostuvo el legislador de La Libertad Avanza para poner paños fríos a la polémica. Y agregó: “Si la sociedad se escandaliza, tendrían que ir a buscar a los que votaron la expropiación de YFP y colgarlos en una plaza pública”.

Lejos de ponerse en el lugar de aquellos argentinos que vieron afectados fuertemente sus ingresos como consecuencia de la inflación -que subió un 50% en los primeros tres meses del año- y la falta de incrementos salariales, Paoltroni redobló la apuesta: “De eso nadie habla. El aumento (de los senadores) no son ni 5 millones de dólares al año y la expropiación de YPF son 16 mil millones dólares. Los argentinos también tenemos un problema de matemáticas”.

Tres días atrás, los senadores aprovecharon el final de la sesión para tratar un proyecto de resolución sobre tablas y aprobaron un aumento de sus dietas. Lo hicieron a mano alzada y sin debate, y los sueldos en mano pasarían a partir de junio próximo de $1,7 millones a más de $4 millones.

De esta manera, los legisladores evitaron que se involucrara en el asunto la vicepresidenta y titular del Cuerpo, Victoria Villarruel. Semanas atrás, una suba con base en una resolución conjunta con su par de Diputados, Martín Menem, tuvo que retrotraerse. Ahora, los senadores actuaron por su cuenta, algo que generó rechazo en un sector de la sociedad.

La jugada concretada por los senadores se había planteado en la reunión de Labor Parlamentaria del miércoles, donde los integrantes de varios bloques se quejaron porque al vocero presidencial, Manuel Adorni, le habían subido el sueldo y ganaba más que ellos.

“Nos reunimos un día antes y comentaron que unos senadores querían tratar eso. ‘Yo no estoy de acuerdo’, dije. Y cuando nos dieron los documentos de la labor parlamentaria no figuraba entre los temas del día. Yo soy nuevo y no tengo práctica en el manejo del reglamento”, se excusó Paoltroni, quien viene de la actividad privada y del sector agropecuario.

El senador formoseño dijo que cuando se votó por el aumento de dietas, él justo había salido del recinto para almorzar. “Toda esta situación me incomoda y me molesta. Está la confusión de quién estaba y quién no. No fue transparente. El reglamento dice que tenés que votar a viva voz si estás en contra”, explicó en alusión a que la forma de votación utilizada no requirió que cada legislador levantara la mano.

Actualmente, hay dos maneras de votar. Una es que cada senador vaya identificándose al levantar la mano; la otra es que cuando hay un acuerdo previo entre todos los bloques, si un senador no acepta, lo que tiene que hacer es decir ‘quiero que conste en actas que mi voto es negativo’.

Ante esta situación, Paoltroni dijo que el viernes a última hora presentó en la mesa de entradas del Congreso un proyecto de ley para revertir esta forma de votación. “Yo hubiese propuesto debate y voto electrónico. Tuve que dar explicaciones en Formosa de lo que no voté”, remarcó.

Además, aseguró que sus pares libertarios no le dieron demasiadas precisiones de lo que iban a hacer porque sabían cuál hubiera sido su postura al respecto: “A mí no me cuentan cómo son las cosas porque saben que tengo problemas con la lengua”.

Para Paoltroni también habría que hacer una reforma política. “No puede haber elecciones cada dos años porque todo el mundo está pensando en las próximas elecciones y eso es lo más dañino que hay. Este modelo no llevó en gran parte al fracaso”, enfatizó.

A favor del aumento de dietas

Uno de los senadores que quedó en el centro de la escena fue Martín Lousteau, presidente del Comité Nacional de la UCR, quien además mantiene un duro enfrentamiento con el presidente Javier Milei. Es que, tras la sesión, en redes sociales lo acusaron de levantar la mano disimuladamente a la hora de votar la modificación salarial.

Sin embargo, Lousteau rechazó las críticas, defendió el aumento de las dietas y afirmó que, hasta el cambio votado ayer, el vocero presidencial, Manuel Adorni, cobraba “tres veces más” que un senador.

Asimismo, afirmó que el incremento fue acordado por los presidentes de todos los bloques del Senado. “Todos votamos. Y el motivo por el cual uno levanta la mano y otro no, yo en ese momento estaba hablando con Guadalupe (Tagliaferri), y ya lo explicó (Victoria) Villarruel, Graciela Camaño, cuando no se vota con nombre y apellido es porque hubo un consenso previo en Labor Parlamentaria. Todos los presidentes de bloque se sentaron y dijeron ‘vamos a hacer esto’. Ya estaba acordado, y uno de La Libertad Avanza firmó el proyecto. Es como todo, después el Gobierno, particularmente el Presidente, sale a hacer campaña y sale a mentir. Cuando se vota así, sin identificarnos, si no querés votar tenés que levantar la mano y decir ‘quiero que conste mi voto’”, explicó.

Si bien Lousteau aclaró que no vive de su sueldo en la Cámara alta, sino que tiene ingresos por su labor en el ámbito privado, afirmó que algunos de sus colegas en el Congreso sí lo hacen.