Gabriel Boric aceptó las disculpas de Patricia Bullrich, quien había afirmado que había miembros de Hezbollah en Chile

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación emitieron un comunicado en el que se aclaró que la funcionaria no tuvo “la intención de generar miedo o alarma” en el país vecino.

Guardar

Nuevo

Gabriel Boric aceptó las disculpas de Patricia Bullrich
Gabriel Boric aceptó las disculpas de Patricia Bullrich

El presidente de Chile, Gabriel Boric, aceptó este miércoles públicamente las disculpas ofrecidas por la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, luego de que la funcionaria afirmara que en Iquique, localidad norteña del país vecino, había miembros del grupo terrorista Hezbollah.

“Disculpas aceptadas y damos el asunto por superado”, expresó el mandatario del país trasandino en su cuenta de la red social X.

Sin embargo, en los anteriores párrafos de su mensaje mantuvo la firme postura que había mostrado en las últimas horas y que habían llevado a que su gobierno presentara una protesta formal ante la embajada argentina en Santiago de Chile.

“Si una autoridad de otro país tuviera antecedentes sobre actividades ilícitas en el nuestro, lo que corresponde es que lo plantee vía diplomática, no por la prensa. Mi deber como Presidente de la República es defender el nombre y la seriedad institucional de Chile en todas las instancias”, advirtió Boric en su publicación.

Y agregó, comenzando el tono conciliador: “Para combatir el crimen organizado transnacional necesitamos colaboración permanente entre Estados, que es justamente lo que promovemos desde Chile”.

Horas antes, la ministra chilena del Interior chilena, Carolina Tohá, aceptó las “excusas” dadas por Bullrich durante una conversación que mantuvieron durante esta tarde.

“Hace poco rato recibí una llamada de la ministra Patricia Bullrich que expresó sus excusas por la forma en que esto se planteó”, señaló desde el Congreso Nacional del país vecino.

En esa llamada, la funcionaria relató que la ministra argentina “dejó en claro que no hay antecedentes de alguna amenaza inminente para el país en esta materia”.

Además, Tohá comunicó que ambas funcionarias acordaron “afiatar una mayor colaboración entre los países para enfrentar los desafíos de la seguridad y del crimen organizado”.

“Lo damos por superado, yo he aceptado esas excusas y damos por resuelto y cerrado el tema”, concluyó.

El Ministerio de Seguridad argentino también emitió un comunicado en el que se aclara que Bullrich no tuvo “la intención de generar miedo o alarma” en el país vecino.

La nota de protesta que había enviado el gobierno trasandino fue entregada al jefe de Cancillería de la Embajada de Argentina en Chile, Javier Lareo, una acción que fue anunciada el martes por el propio Boric.

Exijo respeto con nuestro país (...) Chile no ampara ningún grupo terrorista, ni en su territorio ni fuera de él”, se había pronunciado con dureza el jefe de Estado.

Otro que había apuntado contra Bullrich fue el viceministro del Interior de ese país, Manuel Monsalve. Este miércoles, antes de las disculpas, consideró que las declaraciones de la ministra de Seguridad parecieran tener el objetivo de “dañar la imagen” de Chile.

“De manera bastante casual, durante los últimos días, algunos senadores estadounidenses y la ministra del Interior argentina han reflotado temas en materia de organizaciones terroristas. De manera muy casual, muy coincidente, incluso pareciera muy articulado. Uno se pregunta si el objetivo de esa provocación es la seguridad del continente o es dañar la imagen del país”, disparó.

Bullrich había dado a entender que Hezbollah “tiene células” en la región de Iquique y que “se descubrieron el año pasado, pero dos se escaparon a San Pablo”. Es por eso que, en sus primeras reacciones, Boric exigió que si existen “antecedentes serios, que los entregue en las instancias que corresponden en la justicia y que se comunique”.