Nacho Torres fue designado Presidente del Tratado de la Patagonia

El mandatario de Chubut fue elegido por sus pares de Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y La Pampa. Buscan hacer valer su peso relativo, tanto por la energía, como por minerales y la pesca, frente a otras regiones y el gobierno nacional. Qué alcance tiene el cargo y cómo impacta en la relación con Milei

Guardar

Nuevo

Patagonia. Desde la izquierda, Weretilneck, Figueroa, Torres, Vidal, Ziliotto y Melella
Patagonia. Desde la izquierda, Weretilneck, Figueroa, Torres, Vidal, Ziliotto y Melella

Después de varias semanas en las que protagonizó un duro contrapunto con el presidente Javier Milei por las transferencias de recursos de la Nación a las provincias, el gobernador de Chubut, Ignacio “Nacho” Torres, fue elegido por los otros cinco mandatarios de la región como Presidente del Tratado de la Patagonia, una representación política para hacer valer el peso relativo de esos distritos como potencias petroleras, energéticas, mineras y pesqueras.

La decisión fue tomada este jueves en el marco de la II Reunión de Gobernadores de la Patagonia que se desarrolló en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, adonde llegaron el neuquino Rolando “Rolo” Figueroa, Alberto Weretilneck (Río Negro), el santacruceño Claudio Vidal, Claudio Melella (Tierra del Fuego) y el pampeano Sergio Ziliotto. Son mandatarios que reconocen distintos orígenes partidarios pero decidieron reforzar la unidad de un polo que tiene el objetivo de mostrarse como una sola voz frente a la decisiva provincia de Buenos Aires y las otras regiones del país.

En el marco de la Declaración de Puerto Madryn, los convocados aprobaron “la modificación del Tratado de Patagonia dispuesta el pasado 11 de enero del 2024 en la ciudad de Villa La Angostura, en la Provincia del Neuquén (...) que en esa modificación se determinó que los Señores Gobernadores elegirán de su seno a quien por el término de un año presidirá la Región” y que “es necesario designar quién se hará cargo de esa responsabilidad”.

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, y a su izquierda, el vicegobernador Gustavo Menna
El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, y a su izquierda, el vicegobernador Gustavo Menna

En el único artículo de esa resolución firmada por los seis mandatarios, se resolvió “designar Presidente del Tratado de la Patagonia por el término de un año al Señor Gobernador de la Provincia del Chubut, Ignacio Agustín Torres”. Son los mismos protagonistas que se unieron hace dos semanas para enfrentar a la Casa Rosada por su decisión de retener de manera compulsiva fondos coparticipables a Chubut, frente a una obligación financiera que estaba siendo discutida.

La controversia escaló tanto que llegó al límite de que se anunciara la suspensión de la producción petrolera en toda la Patagonia si no había marcha atrás en esa decisión. Tras la intervención de la Justicia local y una negociación de bajo perfil, la situación se destrabó y se recompusieron las relaciones sin que llegara al límite de dejar de enviar petróleo al resto del país. Pero esa acción generó una antecedente para reforzar un frente común para discutir con el gobierno de Milei como un frente común.

La representación de Torres, de todos modos, explicaron fuentes que participaron de esa reunión en Puerto Madryn tendrá como objetivos liderar la discusión frente a autoridades nacionales y proteger los intereses de las seis provincias, donde el petróleo, la generación de energía eléctrica, los minerales y la producción pesquera le generan a la Argentina ingresos de divisas importantes vía exportaciones.

Declaración de Madryn

Los gobernadores patagónicos reclaman mayores transferencias desde la administración central
Los gobernadores patagónicos reclaman mayores transferencias desde la administración central

Como parte central de la reunión del jueves, los seis gobernadores firmaron una declaración conjunta que planteó, primero, los motivos de consolidación de las Provincias Unidas del Sur como una región consolidada para discutir con las demás regiones y los objetivos que tendrán en este contexto, con un gobierno nacional como el de Javier Milei que tironea de los fondos que deben ser distribuidos a las provincias y los que retienen la administración central.

En ese documento, al que accedió Infobae, los mandatarios destacaron que la Patagonia aporta a la economía nacional el 98% del gas, el 87% de petróleo, el 71 % de la energía eólica, el 27% de la energía de hidroeléctricas y que concentra en su mar adyacente el grueso de las capturas pesqueras y en sus puertos la mayor parte de los desembarcos de ese recurso.

“Cuenta con los principales destinos turísticos del país, exportaciones diversificadas de recursos agrícolas, ganaderos y forestales. La Región tiene un potencial que le permite un desarrollo sostenible y necesita desplegar una infraestructura acorde”, establecieron los mandatarios. Y en el marco de la coyuntura de disputa fiscal, agregaron: “El ajuste fiscal por sí solo no garantiza desarrollo. La producción, la inversión y el empleo deben estar en la agenda de los gobiernos. Si la determinación política del gobierno nacional es desertar en sus obligaciones en esa materia, cuanto menos debe reponer un esquema de coparticipación federal de impuestos acorde a esas responsabilidades y a tono con el mandato constitucional que establece que toda transferencia de competencias, servicios o funciones debe venir acompañada de los correspondientes recursos”.

La declaración de Puerto Madryn buscó consolidar a la Patagonia como un actor clave regional de la Argentina
La declaración de Puerto Madryn buscó consolidar a la Patagonia como un actor clave regional de la Argentina

Finalmente, alertaron que los gobernadores de las provincias del Chubut, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Santa Cruz, Río Negro, Neuquén y La Pampa, resolvieron “asumir en plenitud las potestades reconocidas en la Constitución Nacional y en tal sentido proclaman la determinación de llevar adelante un Plan Regional de Desarrollo Productivo, gestado desde los propios Estados definiendo de este modo el aprovechamiento y explotación de sus recursos naturales; convocando a la inversión del sector privado; concertando los acuerdos internacionales que autoriza el art. 124 de la Constitución; definiendo su política tributaria de fomento de la inversión y el empleo; ejerciendo en plenitud su autonomía energética –en particular la de fuente hídrica como así también las renovables y las vinculadas a la transición energética- y la realización de las obras de infraestructura necesarias para esos fines”.

“Estamos dispuestos a acuerdos en la medida que no vengan impuestos ni estén precedidos de condicionamientos. Debe comprenderse la importancia de alcanzar consensos institucionales entre Estados preexistentes –como lo son las provincias- y una Nación formada por voluntad y elección de las provincias que la componen. Reafirmamos ese compromiso como así también el de defender a nuestras provincias ante cualquier intento de atropellar sus autonomías o menoscabar sus recursos, advirtieron.

En el encuentro, además de la declaración y la elección de Torres como Presidente del Tratado de la Patagonia, se firmó la Declaración de Generación Energética, una proclama vinculada a exigir el respeto de un Federalismo Fiscal, el lanzamiento de una agencia de Promoción de Inversiones y Comercio Exterior de la Patagonia; la Transición energética e hidrógeno; un entendimiento productivo de la región.

Guardar

Nuevo