Los gobernadores patagónicos acordaron negociar con la Casa Rosada, pero no aceptarán condicionamientos

Los seis mandatarios provinciales, de Tierra del Fuego a La Pampa, se reunieron esta tarde, en medio del llamado de Javier Milei de firmar el Pacto de 25 de Mayo

Guardar

Nuevo

Los gobernadores patagónicos le exigen al Gobierno un acuerdo sin condicionamientos
Los gobernadores patagónicos le exigen al Gobierno un acuerdo sin condicionamientos

Sin presencias confirmadas del gobierno central, los gobernadores patagónicos se reunieron esta mañana en Puerto Madryn en lo que fue el segundo encuentro del bloque que conforman las provincias del sur. La relación con la administración de Javier Milei y la definición de una agenda productiva en común fueron los ejes principales pero, además, firmaron un documento en el que resaltaron la importancia de esa región en la producción de energía y alimentos para el país. Además, hicieron un llamado al gobierno nacional para que reconozca la trascendencia de esta región en la economía nacional.

El texto cuestiona los alcances del ajuste fiscal, debido a que “por sí sólo, no aporta a ningún desarrollo” y asegura que “la producción, la inversión y el empleo deben estar en la agenda de los gobiernos y si la determinación política de Nación es desertar en sus obligaciones en esa materia, debe reponer un esquema de coparticipación federal de impuestos acorde a esas responsabilidades”.

La Patagonia aporta a la economía nacional el 98 por ciento del gas, el 87 del petróleo, el 71 de la energía eólica, el 27 de la energía hidroeléctrica, además de concentrar el grueso de las capturas pesqueras en sus mares adyacentes y la mayor parte de los desembarcos de ese recurso. Además, dice el texto, tiene los principales destinos turísticos y cuenta con un diverso potencial exportador en materia ganadera, agrícolas y forestal.

“Estamos dispuestos a acuerdos en la medida que no vengan impuestos ni estén precedidos de condicionamientos. Debe comprenderse la importancia de alcanzar consensos institucionales entre Estados Preexistentes – como lo son las provincias – y una Nación formada por voluntad y elección de las provincias que la componen” aseguran en el pacto de Puerto Madryn y reafirmaron el compromiso “de defender nuestras provincias ante cualquier intento de atropellar sus autonomías o menoscabar sus recursos”.

La convocatoria que Nación extendió a los 24 gobernadores, para este viernes en la Casa Rosada, aplacó los ánimos de confrontación en el Sur, aunque el reclamo por la distribución de fondos coparticipables ocupará parte de la agenda de reuniones prevista para la jornada.

En la planta baja del hotel Rayentray, en la costanera madrynense, los gobernadores confirmaron lo que sospechaban sobre la ausencia de enviados nacionales. “Teníamos expectativas sobre la presencia de (Guillermo) Francos, aunque no hubo confirmación”, se lamentaron.

La foto habitual entre los mandatarios, previa al inicio del debate, se realizó en el monumento al Indio Tehuelche, una escultura fundada en 1965 con vista al Golfo Nuevo, donde el anfitrión Ignacio “Nacho” Torres dio la bienvenida a Alberto Weretilneck (Río Negro), Rolando Figueroa (Neuquén), Gustavo Melella (Tierra del Fuego, Claudio Vidal (Santa Cruz) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

Además, Torres fue designado por sus pares como presidente del Tratado de la Región Patagónica. “Vamos con una actitud no solo colaborativa, sino con un trabajo hecho. Queremos ser parte de la solución”, expresó el gobernador de Chubut en conferencia de prensa.

El primer piso del establecimiento turístico fue epicentro del debate. La distribución de fondos coparticipables, la necesidad de acompañamiento por parte del gobierno central para la ejecución de obras en el territorio y la potestad de las provincias sobre los recursos naturales fueron parte de la agenda de hoy.

“Vamos a defender la marca Patagonia como una verdadera potencia a nivel nacional, región que provee al país de energía, gas y de riquezas, ya que aquí se genera el 50 por ciento de divisas de todo el territorio” aseguran los mandatarios.

infobae

Los gobernadores destacaron la convocatoria al diálogo de la administración nacional, que este viernes tendrá el capítulo inicial. Todos celebraron la convocatoria aunque prometieron “topes”. “No vamos a firmar un pacto de concesiones, estamos dispuestos a dialogar y a buscar acuerdos pero no vamos a bajar la cabeza para que nos sigan maltratando” dijeron.

En ese sentido el santacruceño Vidal dijo que “el pacto de mayo no será a las patadas, con diálogo sí”. El gobernador descartó la posibilidad de firmar un pacto fiscal “por lo bajo” y admitió que el gobierno actual “tiene que tomar ciertas medidas para corregir la corrupción, malversación de fondos del gobierno anterior, “pero todo tiene un límite. Ojalá que podamos salir adelante”.

Weretilneck, por su parte, lamentó la ausencia del presidente Milei aunque celebró la “unidad” que mantiene el bloque de provincias patagónicas para “defender los intereses que son comunes a la región”.

El gobernador rionegrino describió que la Patagonia “es una de las regiones más importantes de la Argentina” y los ejemplificó con que “producimos el 98% del petróleo, el 97% del gas, tenemos innumerables recursos pesqueros y de electricidad”.

Además, consideró “vital” que los gobernadores y las provincias Patagónicas “avancen en temas regionales” comunes y que sirven para el crecimiento de cada una de las zonas.

Guardar

Nuevo