Tras reunirse con Cameron, Mondino ratificó el reclamo de soberanía sobre Malvinas: “No hay discusión, está en nuestra Constitución”

La canciller argentinadio detalles de su encuentro con su par británico en Brasil. Afirmó que el Gobierno busca “cambiar la estrategia” en el conflicto

Compartir
Compartir articulo
Diana Mondino dio detalles de su reunión con David Cameron por Malvinas

Siete días después de su encuentro con David Cameron, secretario del Foreign Office, en el marco de la Cumbre de Ministros de Asuntos Exteriores del G20 en Río de Janeiro, la canciller Diana Mondino ratificó el reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas al asegurar que, más allá de la posición personal de un funcionario, es un tema que está en la Constitución Nacional.

En ese marco, dio detalles del encuentro que mantuvo con su par británico y aseguró que hay que buscar “una forma productiva de conseguir el objetivo” de recuperar las Islas.

La semana pasada, Mondino se reunió durante 45 minutos con Cameron, en un encuentro en el que le cuestionó su visita a las Malvinas y sus declaraciones públicas negando los derechos territoriales del país sobre las Islas del Atlántico Sur.

“No le pongo cara de perro nunca a nadie, sí fue bastante de poner muchísimos puntos iniciales en la comunicación, luego pasamos a la agenda positiva”, contó hoy la canciller durante una entrevista con el periodista Eduardo Feinmann en Radio Mitre.

La funcionaria aclaró que no puede haber dudas en el tema de las Islas: “No hay discusión con el reclamo por Malvinas, está en la Constitución. Sí estamos cambiando la estrategia para ver si tenemos más éxito que una guerra o negándole todo a Gran Bretaña como en ocasiones anteriores. Trabajando juntos tal vez sea más fácil recuperar las islas que es todo lo que queremos”.

Al respecto, Mondino contó que, tras el reclamo que le hizo a Cameron, pasaron a una “agenda positiva”, destacó que fue “una reunión más larga que lo habitual” y planteó que “a futuro, va a ser muy productiva”.

infobae

Respecto de la visita de Cameron a las Islas, la canciller argentina dijo que desde el punto de vista del Gobierno “fue repudiable”, aunque aclaró que “el Reino Unido tiene una perspectiva”. El funcionario británico viajó días atrás a las Malvinas para aprovechar el nacionalismo local en las próximas elecciones en Gran Bretaña, adonde el premier conservador Rishi Sunak puede caer derrotado por Keir Starmer, su adversario laborista.

En este contexto, el secretario del Foreign Office montó una campaña publicitaria apoyada en el rechazo de la soberanía que tiene Argentina en las Islas Malvinas. Cameron publicó declaraciones en X (antes Twitter) y publicó un video que sirve para fortalecer el voto del premier Sunak entre el electorado de más de cincuenta años y muy conservador.

Mondino insistió con que el tema Malvinas “no es una cuestión de la posición que tenga un canciller, es parte de nuestra Constitución, no hay forma que alguien cambie eso, a menos que se cambie la Constitución”. Sin embargo, advirtió que “”hay que buscar una forma productiva de conseguir el objetivo”.

“Antes de la guerra, la relación que había con Malvinas era muchísimo mayor que la que hay ahora. Se había logrado establecer vuelos entre Argentina y Malvinas después del conflicto bélico y se volvió a retroceder en los últimos 4 años. Hay madres que todavía no han podido ir a ver las tumbas de sus hijos, eso fue algo que hablamos. No todo se ha terminado, Argentina estaba avanzando y Gran Bretaña no lo impidió, pero la gestión anterior lo suspendió”, subrayó.

Los viajes de Milei por el mundo

Por otro lado, la canciller resaltó los recientes viajes del presidente Javier Milei por Israel e Italia, y resaltó el cambio de agenda internacional del país desde la asunción de La Libertad Avanza.

“Estamos tratando de mostrar la nueva Argentina que queremos ser y que podemos ser, tratar de mostrar no solo la situación económica actual argentina, la devastación social, sino tratar de mostrar el rumbo que tenemos y por qué está ese rumbo”, sostuvo.

Respecto a su ministerio, valoró el cambio de paradigma y la reducción de embajadores “políticos”. Además, resaltó la importancia que para el país tiene la relación con Brasil y dijo que aún no está definido quién será el reemplazante de Daniel Scioli como representante diplomático ante el Gobierno de Lula.