Oficializaron la designación del ex diputado conservador Francisco Sánchez como secretario de Culto

El nombramiento del hombre cercano a Patricia Bullrich había sido cuestionado por sus polémicas declaraciones en torno al papa Francisco, la comunidad judía, y por haber pedido “pena de muerte” para Cristina Kirchner

Compartir
Compartir articulo
El ex diputado Francisco Sánchez
El ex diputado Francisco Sánchez

El Gobierno Nacional oficializó la designación del polémico ex diputado conservador, Francisco Sánchez, al frente de la Secretaría de Culto, a pesar de los cuestionamientos que había recibido la noticia de su llegada al Gabinete de Javier Milei.

El nombramiento del funcionario cercano a Patricia Bullrich y de buen vínculo con la vicepresidenta, Victoria Villarruel, fue confirmado este miércoles a través de la publicación en el Boletín Oficial del decreto 201/2024. Sin embargo, la decisión había sido tomada a mediados de enero. Una designación, elegida por la canciller Diana Mondino, muy cuestionada por diversos sectores a raíz de sus duras críticas que había realizado Sánchez al papa Francisco, agravios a la comunidad judía y por haber pedido “pena de muerte” para Cristina Kirchner. Pese a todo, esta madrugada se oficializó su función a cargo del vínculo con la Iglesia.

Hace tan solo 7 meses atrás, Sánchez había apuntado contra el sumo pontífice a raíz de la designación de Raúl Eugenio Zaffaroni, ex juez de la Corte Suprema, en la Junta Académica Fundadora del Instituto para la investigación y promoción de los Derechos Sociales “Fray Bartolomé de las Casas”, en el ámbito de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales. “Caso para estudiosos encontrar un Papa que haya hecho tanto daño”, había manifestado.

En octubre del año pasado, Sánchez también tuiteó contra el islamismo. “Hoy se cumplen 452 años, en que las fuerzas católicas vencieron a los otomanos en la batalla de Lepanto. Buen día para recordar la gesta que salvó a la cristiandad y a Occidente todo de las hordas islámicas. Espero que el mundo encuentre rápidamente la paz”, posteó el ex diputado que ahora deberá lidiar con todos los cultos.

La Secretaría de Culto depende del Ministerio de Relaciones Exteriores (REUTERS/Agustin Marcarian)
La Secretaría de Culto depende del Ministerio de Relaciones Exteriores (REUTERS/Agustin Marcarian)

Su designación como secretario de Culto también generó inquietud y desaprobación en parte de la comunidad judía argentina. En las redes sociales circula un video con una entrevista al ex legislador, quien, en diálogo con una joven libertaria que se hace llamar Delfina Wagner, avala una teoría conspirativa sobre la colectividad judía: señala a George Soros y a los Rockefeller como ejemplos de los poderosos que forman parte del “sionismo internacional” que dominan el mundo. “Hay gente muy poderosa, tomando decisiones sobre la soberanía de los Estados y los derechos individuales”, remata el ex diputado.

Sin embargo, el mayor foco de atención sobre la figura de Sánchez estuvo puesto durante el 2022, en particular tras los alegatos del fiscal Diego Luciani en la causa por la obra pública, una investigación que giró en torno al empresario Lázaro Báez y a la ex presidenta Cristina Kirchner. En agosto de ese año, el neuquino pidió la “pena de muerte” para la ex vicepresidenta: “12 años por robar impunemente es casi nada. El año pasado presenté un proyecto de ley para que este tipo de delitos sean considerados traición a la Patria. Merecen la pena de muerte, no una liviana prisión domiciliaria”.

Un mes después, tras el intento de asesinato contra CFK, el entonces diputado volvió a justificar su proyecto de ley. “Yo presenté el año pasado un proyecto de ley para que los delitos más aberrantes, a mi entender de violación de menores seguidos de muerte, les correspondiera la pena de muerte. Cuando yo presenté este proyecto muchísimos argentinos me pidieron que también lo amplíe para los delitos de corrupción agravada, cosa que hice”, explicó.

Y siguió: “Me parece que, independientemente de la visión de cada uno, son cosas que se pueden legislar, se pueden discutir, y si hay un ambiente para hacerlo ese es el Congreso de la Nación”.

El mes pasado, tras confirmarse que estaría al frente de la Secretaría de Culto, aseguró estar arrepentido de su violento discurso. En una entrevista que concedió a Infobae, 24 horas después de ser elegido para administrar la relación con los cultos, Sánchez pidió “perdón”, se excusó en cierta “ignorancia” y señaló que sus manifestaciones formaban parte del “perfil” que le intentó imprimir a su rol como diputado nacional: “Parte de la ignorancia, las pasiones y cierta imprudencia me llevaron a cometer ese error. Me arrepiento y pido perdón”.