El Gobierno se acerca a las provincias más intransigentes, pero no definió cómo mandará la nueva Ley Ómnibus

El oficialismo analiza si enviar un nuevo paquete de reformas o presentar proyectos por separado, mientras se enfría la posibilidad de un acuerdo con el PRO. Al mismo tiempo, la Casa Rosada busca recomponer la relación con los gobernadores

Compartir
Compartir articulo
Javier y Karina Milei junto a Guillermo Francos (AP)
Javier y Karina Milei junto a Guillermo Francos (AP)

“Es algo que se va a dar naturalmente”, insiste el presidente Javier Milei, cada vez que le preguntan sobre un eventual acuerdo político entre La Libertad Avanza y el PRO, que facilitaría la aprobación en el Congreso de las reformas que el mandatario nacional pretende.

Las negociaciones entre los dos partidos comenzaron poco después de que el propio jefe de Estado ordenara retirar la Ley Ómnibus, que se estaba tratando en la Cámara de Diputados, luego de que varios legisladores rechazaran algunos puntos de la iniciativa que el oficialismo consideraba claves.

Sin embargo, a pesar de que se dieron algunos contactos aislados, en los últimos días las conversaciones para avanzar con la conformación de un eventual interbloque se redujeron y la presunta reunión que Milei iba a tener con Mauricio Macri todavía no ocurrió.

A poco más de una semana del inicio de las sesiones parlamentarias ordinarias, el Gobierno se encuentra analizando aún de qué manera va a enviar los proyectos de ley que estaban incluidos en el trunco paquete de reformas, para que no sean otra vez frenados por la oposición.

En este sentido, el sector del PRO, encabezado en la Cámara baja por Cristian Ritondo, le propuso al Poder Ejecutivo presentar primero las iniciativas que ya cuenten con suficiente consenso y, sobre todo, tengan garantizados los votos necesarios para su aprobación, y después aquellos que todavía generan cierta discrepancia.

En el primer grupo, entrarían, por ejemplo, los artículos del texto original vinculados con modificaciones en la educación, la cultura y las regulaciones sobre los combustibles, así como también el blanqueo de capitales, el cual iba a ser coparticipable.

Las negociaciones con el PRO se enfriaron (REUTERS)
Las negociaciones con el PRO se enfriaron (REUTERS)

En tanto, entre las cuestiones que aparecen como más ásperas están la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones; las medidas fiscales, como el regreso de la cuarta categoría de Ganancias y la extensión del Impuesto PAIS; las privatizaciones de empresas públicas y el aumento de retenciones para diferentes productos, entre otras.

Para el partido fundado por Macri, al oficialismo le conviene presentar un primer paquete con todas esas reformas que se sancionarían sin mayor dificultad y, una vez que ya cuente con esas herramientas, negociar los puntos que seguían en discusión, aunque sin apuro y con tiempo para que se pueda acordar cambios sobre los mismos.

Sin embargo, por el momento esa es una alternativa que el Gobierno descarta y, en cambio, analiza enviar todos los proyectos por separado, aunque aún no había definiciones al respecto y todas las posibilidades estaban sobre la mesa.

En paralelo, se empezó a recomponer la relación con los gobernadores, que quedó dañada después de que Milei haya acusado a algunos de ellos de “delincuentes” y “traidores” por no haber apoyado la Ley Ómnibus, como se habrían comprometido a hacer.

Tras un tiempo de tensión y declaraciones cruzadas, el propio Presidente dio un paso al saludar amablemente a Gustavo Valdés cuando viajó a Corrientes, con quien no se reunió, pero compartió un acto de un club libertario de esa provincia.

Gustavo Valdes con Javier Milei en Corrientes
Gustavo Valdes con Javier Milei en Corrientes

De ese evento también participó el ministro del Interior, Guillermo Francos, que al día siguiente se trasladó hasta Salta para asistir a un homenaje patrio y, en ese marco, mantener un encuentro con el mandatario local, Gustavo Sáenz, y los de Misiones, Hugo Passalacqua; de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Catamarca, Raúl Jalil, y de Jujuy, Carlos Sadir.

Poco antes, esos mismos gobernadores habían conversado con la vicepresidenta Victoria Villarruel, quien escuchó sus reclamos por “algunos comentarios que se hicieron en el último tiempo” por parte de Milei y trató de calmar las aguas.

Posteriormente, Francos también conversó con ellos y debatieron sobre “la situación de las provincias y de la Nación”, aunque para evitar malos entendidos como los que surgieron después de la reunión en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) -cuando el funcionario habría prometido debatir la coparticipación del Impuesto PAIS, en plena negociación por la Ley Ómnibus-, se evitaron las “conclusiones concretas” y se remarcó que el diálogo sigue abierto.

Este miércoles, en tanto, el titular de la cartera del Interior continuó su trabajo de acercamiento con dos provincias de una de las regiones que menos apoyo le dieron a las reformas, la Patagonia: por un lado, anunció que se controló el fuerte incendio que se desató semanas atrás en Chubut, a la cual también se le otorgaron fondos de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) para que pueda hacer frente a las consecuencias de la catástrofe.

Asimismo, el funcionario recibió en su despacho en la Casa Rosada a la senadora de Juntos por el Cambio por la provincia de Neuquén, Lucila Crexell, quien en reiteradas oportunidades cuestionó la intención del Gobierno de querer aprobar los proyectos sin negociar.

Ignacio Torres, gobernador de Chubut, junto a Daniel Scioli, funcionario cercano a Francos (Franco Fafasuli)
Ignacio Torres, gobernador de Chubut, junto a Daniel Scioli, funcionario cercano a Francos (Franco Fafasuli)

De acuerdo con lo que precisaron a Infobae fuentes oficiales, la decisión de cómo se presentarán las leyes, si en un paquete o por separado, va a estar poco antes del 1 de marzo, fecha para la cual está prevista la apertura de las sesiones ordinarias.

Tan solo un día más tarde, Francos viajará a la región de Cuyo, más precisamente a Mendoza, para participar de la Fiesta Nacional de la Vendimia, invitado por el gobernador local y referente del radicalismo, Alfredo Cornejo.

Este jueves se realizará en la Casa Rosada la habitual reunión de Gabinete encabezada por Milei, en la que el Presidente podría continuar debatiendo este asunto con Francos y con el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, a quienes recientemente ratificó en sus respectivos puestos de manera pública. “Más firme que rulo de estatua”, aclaró el mandatario nacional ante los rumores de supuesto malestar con ellos por los resultados parlamentarios.