Los ferroviarios rechazaron una oferta y continuarán con el paro: “Esperamos que al gobierno se le alineen los patitos”

El Gobierno ofreció un 12% sobre los sueldos de enero y los sindicalistas piden que se equipare la inflación del mes pasado que llegó al 20,6%

Guardar

Nuevo

Una mañana complicada para viajar (Foto: Adrián Escándar)
Una mañana complicada para viajar (Foto: Adrián Escándar)

No hubo acuerdo en la reunión paritaria de los gremios ferroviarios con la secretaría de Trabajo. Habrá un cuarto intermedio hasta el martes de la semana que viene. Les ofrecieron un 12% de incremento salarial en un intento de recomponer los sueldos del mes de enero pero los representantes sindicales lo consideraron insuficiente. Tampoco se dictó la conciliación obligatoria por lo que la medida de fuerza que se dispuso para hoy continuará.

A las 10:30 comenzó el encuentro entre los funcionarios nacionales y quienes fueron en representación de los cuatro gremios -La Fraternidad (conductores de locomotoras); Unión Ferroviaria (agrupa a los guardas de trenes); Señaleros Ferroviarios Argentinos y APDFA, del personal jerárquico- que se extendió por más de dos horas, en medio de un paro que dispuso uno de los sindicatos, La Fraternidad, que dejó sin servicios de corta y media distancia a más de 1 millón de pasajeros en todo el país.

Fue la tercera reunión que hubo este año entre las partes. Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria, dijo luego del encuentro: “Habíamos quedado en que íbamos a discutir después de conocerse el IPC de enero que fue superior al 20%. Somos optimistas y esperamos que se acerquen a esa cifra. Vamos a retomar el diálogo la semana que viene”.

Más duro fue Omar Maturano, a cargo desde 1994 de la conducción de La Fraternidad: “A la gente se le dice claramente la situación que nosotros vivimos. Hoy nosotros fuimos los punta de lanza. Hoy nosotros nos opusimos a la política de este gobierno. Seguramente los perjudicamos. Pero, ¿cuál es la salida? Esta es la medida de fuerza que podemos hacer”.

La estación Plaza Constitución lució casi desierta esta mañana por el paro de trenes que se extenderá hasta la medianoche. FOTO: Adrián Escándar.
La estación Plaza Constitución lució casi desierta esta mañana por el paro de trenes que se extenderá hasta la medianoche. FOTO: Adrián Escándar.

Esperemos que este gobierno se alinee, que alinee un poquito los patitos y tengamos una solución a todos los problemas que tenemos”, añadió.

Luego, en línea con lo que ya venía diciendo el gremialista desde hace varios días, sostuvo que “esperemos que la CGT empiece a encabezar la lucha y que esto no se desmadre, que no empiece cada sindicato a hacer medidas de fuerza, donde vamos a salir únicamente perjudicados nosotros. Esperemos que nuestra querida CGT largue un plan de lucha y se ponga enfrente de las protestas de todos los sindicatos”.

También se refirió a las declaraciones del vocero presidencial, Manuel Adorni, quien en Casa Rosada había dicho que el Gobierno analizaba sanciones a quienes llevaron a cabo el paro de trenes y que “se estaban estudiando “las medidas para que existan consecuencias”.

“Las consecuencias fueron perjudiciales para otros trabajadores y lo sabemos. Ahora si esas consecuencias pueden ser despidos y venir contra el sindicato, le digo al vocero que está orinando fuera del tarro. Esta no es la libertad que prometieron en la campaña, más bien es una dictadura”, afirmó.

(Adrián Escándar)
(Adrián Escándar)

“No se llega a fin de mes. Y no queremos que se rompa la paz social en nuestra querida patria y haya una convulsión social de una magnitud que seguramente ninguno de nosotros queremos que retrocedamos al 2001, donde se empezó a tocar a la clase media”, amplió.

El paro que impulsó La Fraternidad provocó rispideces dentro de la CGT e incluso entre los otros gremios ferroviarios que siempre adoptaron una postura más conciliadora en la discusión salarial.

La paritaria del sector va de abril de 2023 a marzo de este año y para el mes de diciembre se había alcanzado un acuerdo de aumento del 16%, una suma bastante inferior en términos porcentuales a la inflación registrada en ese mes (25,5%). En la última reunión con Trabajo, el 5 de febrero, se había estipulado que cuando se conociera el IPC (Indice de Precios al Consumidor) del primer mes del año iban a sentarse nuevamente a conversar. Pero, al menos por el momento, la oferta no fue satisfactoria.

Sobre las distintas miradas que hay dentro de la central obrera, Maturano explicó que “hace rato les venimos pidiendo a los compañeros de la CGT que organicemos la lucha porque la única oposición que hoy tenemos los trabajadores es nuestra querida CGT porque vemos que no hay una verdadera oposición por parte de los partidos políticos, que algunos son aliados, otros dicen que son oposición. Pero bueno, tenemos que ir nosotros a ver a nuestros compañeros, al Congreso, al Senado y ellos no se acercan a hablar con nosotros directamente”.

Noticia en desarrollo

Guardar

Nuevo