La presidencia en Diputados y un acuerdo territorial para las elecciones: las claves del pacto entre Milei y el PRO

El Gobierno estudia una alianza estratégica para tener mayor músculo parlamentario y evitar frustraciones como la de la Ley Ómnibus. La foto entre Javier Milei y Mauricio Macri que podría aparecer en los próximos días y sellar el acuerdo

Compartir
Compartir articulo
Podría haber cambios en el Congreso (NA/Marcelo Capece)
Podría haber cambios en el Congreso (NA/Marcelo Capece)

Las condiciones para un eventual acuerdo parlamentario entre La Libertad Avanza y el PRO ya comienzan a negociarse, aunque cada una de las partes presiona para obtener el mejor resultado y la decisión final la tendrá el presidente Javier Milei, que en los próximos días se reuniría con Mauricio Macri.

De hecho, los referentes de ambos partidos están expectantes a lo que vaya a suceder en ese encuentro, que se prevé que será de carácter reservado y que ocurriría la semana próxima, en el que se van a terminar de ultimar los detalles de la alianza.

De acuerdo con lo que pudo saber Infobae de distintas fuentes, si bien en principio no hay cargos en el Gabinete en juego, sí hay un puesto que es clave y del cual ya se comenzó a hablar: la Presidencia de la Cámara de Diputados.

En el oficialismo están conformes con la tarea que llevó hasta el momento Martín Menem, pero reconocen que al riojano le falta un poco de experiencia, teniendo en cuenta que recién hace unos años ingresó a la política y este es su primer mandato público.

En los próximos días Javier Milei podría volver a reunirse con Mauricio Macri
En los próximos días Javier Milei podría volver a reunirse con Mauricio Macri

En este sentido, una de las versiones fuertes que circulaban en el seno de La Libertad Avanza era la posibilidad de formar un interbloque con el macrismo en el Congreso y, en ese proceso, se volverían a elegir las autoridades en Diputados.

Existe un antecedente muy reciente. En agosto de 2022, Sergio Massa dejó la Presidencia de la Cámara para asumir al frente del Ministerio de Economía. La línea de sucesión le correspondía al PRO, pero Unión por la Patria convocó a una sesión especial para votar nuevas autoridades y Cecilia Moreau fue electa su sucesora.

En aquella oportunidad, Juntos por el Cambio se abstuvo, ya que no veía con buenos ojos a Moreau, pero dejó en claro que no buscaría obstruir el funcionamiento institucional. Por su parte, tanto Javier Milei como Victoria Villarruel, que por ese entonces eran los únicos dos miembros del bloque de La Libertad Avanza, votaron en contra.

Si esto sucede nuevamente, quien se perfila para la Presidencia del recinto es Cristian Ritondo, actual jefe de la bancada del PRO, con quien el mandatario nacional tiene muy buena relación e incluso ya lo había considerado para el cargo después de ganar las últimas elecciones.

En el partido amarillo, en tanto, no tienen apuro con las negociaciones y consideran que todo se está conversando, pero remarcan que no están dispuestos a aceptar un acuerdo con el Gobierno “si el poder va a seguir concentrado en manos de Karina Milei, Nicolás Posse y Santiago Caputo”.

Cristian Ritondo tiene buena relación con el Presidente (REUTERS/Agustin Marcarian)
Cristian Ritondo tiene buena relación con el Presidente (REUTERS/Agustin Marcarian)

En este sentido, aunque no se reclamen Ministerios ni Secretarías, el espacio de la oposición quiere tener cierta influencia en las decisiones políticas para respaldar incondicionalmente a esta administración libertaria, lo cual se lograría si se les entrega el puesto que por ahora ocupa Menem.

De lo contrario, en el PRO advierten que ambos espacios podrían continuar estando separados y aseguran que ellos, de todas formas, respaldarían las iniciativas con las cuales estén de acuerdo sus legisladores -como ocurrió con la Ley Ómnibus-, pero rechazarían aquellas que consideren equivocadas.

En paralelo, en el marco de este acuerdo partidario, también se dialoga sobre la conformación de un eventual frente electoral en diferentes distritos del país para compartir boleta en los siguientes comicios.

En noviembre pasado, luego de que Juntos por el Cambio se quedara fuera del balotaje, el macrismo colaboró con La Libertad Avanza en la fiscalización de los votos, lo que le permitió a Milei ganarle por amplia diferencia a Sergio Massa, por lo que muchos de sus dirigentes ya trabajaron juntos y se conocen.

Esto también le solucionaría al jefe de Estado la falta de estructura que padece por ser un outsider y le garantizaría también contar con fiscales en cada escuela, un problema que sufrió en las últimas elecciones. En 2025 serán las legislativas y La Libertad Avanza necesita tener un buen desempeño para ampliar su bloque. Tiene una gran oportunidad ya que solo pone en juego dos bancas (las que en 2021 ganaron Milei y Villarruel), por lo que con una buena elección podría duplicar su representación.

Tras la frustrada sesión en la que se debatía el paquete de reformas, en el oficialismo saben que, de cara al futuro, necesitan tener más fuerza parlamentaria para poder impulsar las medidas que pretende esta gestión y ven con agrado la alianza con el bloque que lideran Ritondo, en Diputados, y Luis Juez, en el Senado.

Sin embargo, el resultado de las negociaciones dependerá de la reunión que tengan Mauricio Macri y Javier Milei en los siguientes días, de la cual podría surgir una foto que confirme oficialmente el acuerdo entre ambos partidos.

Si bien el mandatario nacional y su antecesor hablan periódicamente por teléfono, la última vez que los dos se vieron personalmente fue cuando el fundador del PRO visitó al economista en el Hotel Libertador luego del balotaje, en pleno armado del Gabinete: después de esas charlas, Patricia Bullrich y Luis Petri terminaron siendo designados ministros de Seguridad y de Defensa, respectivamente.