Ley Ómnibus: para Jorge Lanata “el Gobierno ganó”

El periodista analizó que desde la óptica de Javier Milei, sin ser un político tradicional, “sin importarle quedar bien o mal”, y por la “poca cantidad” de diputados y senadores, el oficialismo “está logrando por lejos una victoria”

Compartir
Compartir articulo
Jorge Lanata: "Hasta ahora el Gobierno ganó"

“¿El Gobierno ganó o perdió?”, se pregunta Jorge Lanata mientras la Cámara de Diputados continúa tratando la Ley Ómnibus. Y el mismo periodista llega a la conclusión que “ganó”.

“Tenemos que verlo en los valores de (Javier) Milei, no en los nuestros. Milei no es un político, a él le importa poco quedar bien o quedar mal con la gente que sea”, comenzó analizando en diálogo con Todo Noticias (TN).

Para Lanata, “la preocupación” del Presidente es “no quedar con el gran público como un político”. “Esa preocupación lo lleva a andar en avión de línea, en auto desde Olivos a Casa de Gobierno”, ejemplificó. “Sacando eso no tiene otra preocupación”, agregó.

“Lo mismo le pasa a (Luis) Caputo”, el ministro de Economía. El conductor de radio y televisión citó una frase “casi textual” que habría dicho el titular del Palacio de Hacienda a “gente que fue a verlo por las retenciones”: “Miren, yo en diciembre estuve laburando en este plan económico pensando que no se iba a aprobar nada; de ahí en más todo lo que se apruebe es ganancia”. En este marco, “según como lo veas, esto puede ser un triunfo o una derrota”. “Hasta ahora, con la poca cantidad de diputados y la mínima cantidad de senadores” que tiene La Libertad Avanza, “lo que está logrando es una victoria por lejos”.

El fundador del diario Página 12 adelantó que el oficialismo “tiene por lo menos dos paquetes más (de reformas) para tirar al Congreso” y que “en todos lo temas tiene esta actitud de ‘a fondo o nada’; o sea, no van a querer conciliar”. “Si no se aprueba van a un plebiscito, o van a buscar la manera de no llegar a acuerdos”, consideró.

Para Lanata ese “desinterés de Milei de quedar bien” tiene “un límite” que puede ser el impacto de la grave crisis económica del país en la sociedad. “El informe del FMI respecto de la recesión en Argentina se pensaba que iba a ser de 3% y va a ser del 5,82%... va a ser una recesión muy alta. Y otro problema más es que el Gobierno decidió sacar los alimentos de los comedores alimentarios. Nadie sabe cuál puede ser el efecto de esto, cómo lo puede tomar la gente, cómo pueden reemplazar ellos mismos (el Gobierno) los alimentos. Estos temas van a modificar mucho el humor social”, analizó. “Lo que importa es cómo la gente perciba lo que están haciendo”, continuó.

Lanata habló del "humor social" como un "límite" para las formas de gobernar de Milei (AP Foto/Rodrigo Abd)
Lanata habló del "humor social" como un "límite" para las formas de gobernar de Milei (AP Foto/Rodrigo Abd)

El periodista manifestó que el Poder Ejecutivo “es demasiado optimista” respecto de “los resultados de lo que están haciendo”, no obstante “no creo para nada que estén perdiendo, al menos hasta ahora”.

Sin embargo, se mostró sorprendido por la decisión del Gobierno de “incluir temas muy importantes al lado de temas chiquitos” en la Ley Ómnibus: “Todo mezclado, no se entiende”. A su vez, se refirió a que “la mesa de Milei no está formada por políticos”. Además del propio presidente y del ministro de Economía, Lanata señaló que “la hermana de Milei no es política” y “el otro Caputo (Santiago) tampoco tiene antecedentes. No viven esto como lo vive un político”.

En este contexto se refirió al desembarco de Daniel Scioli en el Poder Ejecutivo. Una contradicción en si misma para el Gobierno que hizo campaña criticando a “la casta”. “Su designación me da gracia, es un funcionario todo servicio”, ironizó el conductor de PPT.

En su análisis, citó una encuesta publicada recientemente que videncia una baja de 9 puntos de Milei “en la consideración del público”: “Es un descenso lo suficientemente alto como para observar con preocupación”.

Consultado por las manifestaciones y las escenas de represión que se vivieron estas últimas jornadas frente al Congreso de la Nación, lamentó “haber llegado a un punto donde nos parece normal discutir por la calle”. “Y no es normal discutir por la calle, no nos tiene que parecer normal. Es una locura que acá estemos discutiendo sobre si se puede o no ocupar la calle. Evidentemente no se puede... estamos totalmente en el fondo del frasco”, sentenció. “Esta sensación es la que hizo que Milei ganara”, consideró.

En este marco, lanzó una crítica hacia el periodismo: “Usemos la frase ‘brutal represión’ cuando sea brutal represión, lo que vimos hoy no es una brutal represión”. “Lo lamento. No me alegra la represión pero me parece que no es una brutal represión”, lanzó desde Punta del Este. “A Milei esta pelea de brutal represión no le preocupa y a Bullrich tampoco. Están más preocupados por otras cosas pero no por eso”, concluyó.