Mondino separó la salida de Ferraro del debate de ley ómnibus y aseguró que Caputo “tendrá más responsabilidad, no más poder”

La canciller es la primera funcionaria de Javier Milei que habla públicamente del traspaso del Ministerio de Infraestructura a la órbita del titular de Economía. Minimizó el impacto del despido

Guardar

Nuevo

Diana Mondino habló sobre la salida de Ferraro. Foto: REUTERS/Agustin Marcarian
Diana Mondino habló sobre la salida de Ferraro. Foto: REUTERS/Agustin Marcarian

Envuelta en un fuerte bullicio en el lobby del Museo del Holocausto, la canciller Diana Mondino negó este mediodía que la salida de Guillermo Ferraro y el otorgamiento del super ministerio de Infraestructura al titular de Economía, Luis “Toto” Caputo, sean parte de la estrategia del Gobierno para presionar a los gobernadores con un ajuste más profundo si no se aprueba la ley Ómnibus en el debate en la Cámara de Diputados.

Luego de participar de uno de los actos por el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, donde Milei fue el principal orador, Mondino negó que Caputo, con todas las secretarías de Infraestructura en sus manos sumadas a las de Hacienda vaya a tener más capacidad para ejercer presión sobre la oposición. Y sostuvo que no estaba al tanto sobre la razón de la salida de Ferraro, a pesar de que en declaraciones off the record desde la Casa Rosada habían dejado saber anoche que se debió a las supuestas “filtraciones maliciosas” de parte del funcionario a la prensa.

“Es más actividad y más responsabilidad”, relativizó la ministra ante una consulta de Infobae sobre el exponencial crecimiento de las atribuciones y el poder de decisión de “Toto”, que anexará a su relevante cartera las secretarías de Transporte, Infraestructura, Comunicaciones y Vivienda.

También negó que el crecimiento del área de influencia del funcionario implique contar con más herramientas para presionar a los gobernadores. “¿Por qué lo han tomado por el lado de las provincias? Nosotros estamos preocupados por el déficit fiscal nacional, las provincias tienen su déficit, del cual tendrán que ocuparse ellos. Me parece que estamos mezclando los temas”, sostuvo. Pero luego

Además, minimizó las incipientes internas en el Gabinete, donde varios exponentes estuvieron ayer por la tarde, durante dos horas, pendientes de la posibilidad de que los echaran, cuando el Gobierno dejó trascender que evaluaba echar a un ministro, sin aclarar cuál era.

“Seguimos trabajando juntos como siempre”, dijo la canciller para bajar las revoluciones de la crisis en el Gabinete, y buscó justificó los motivos por los que no hubo explicaciones oficiales del cambio en el Gabinete. “Tratamos de ser muy cuidadosos porque después, a veces, puede haber algún tipo de tergiversación o malinterpretación. Pero peor es justamente no hablar. Por eso estoy tratando de contestar. De esos temas (por la salida de Ferraro) no estoy al tanto, he estado de viaje ayer en Paraguay, he llegado y me he enterado por las noticias”, dijo.

Minutos antes, Sandra Pettovello, Mariano Cúneo Libarona y Luis Petri, sus pares de Capital Humano, Justicia y Defensa habían salido raudos del edificio, reacios a contestar cualquier pregunta de los periodistas que habían asistido a cubrir la ceremonia.

A continuación, negó que el Presidente haya amenazado a los gobernadores y dijo que “no escuchó” la frase “los vamos a dejar sin un peso” que se le atribuyó al primer mandatario ayer. “Yo participé de la misma reunión de Gabinete y eso no lo escuché. Que no hay dinero es otra cosa y lo sabemos todos desde el primer minuto. Lo que estamos diciendo es que tenemos que eliminar el déficit fiscal”, esquivó.

El ministro de Infraestructura Guillermo Ferraro expuso ante Diputados por el proyecto de ley ómnibus.
El ministro de Infraestructura Guillermo Ferraro expuso ante Diputados por el proyecto de ley ómnibus.

Milei decidió la salida de Ferraro a menos de dos meses de iniciado el Gobierno, de manera intempestiva, a través del jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Se había incorporado a La Libertad Avanza después del triunfo en las PASO, pero tomó mayor relevancia cuando empezó a ocuparse de la fiscalización para el ballotage, cuando empezó a ser nombrado en público por el presidente electo, que lo conocía de Corporación América.

Tras la eyección de Ferraro, Caputo tendrá un vastísimo organigrama a su cargo, que implicará el manejo de cajas clave en las economías de las provincias para poner en marcha el ambicioso plan económico con un ajuste fiscal de 6 puntos del PBI. Sin embargo, en Economía quieren evitar que se use el concepto de “súper ministro”. Y si bien aseguran no está claro qué pasará con los secretarios que estaban hasta ayer bajo las órdenes de Ferraro, aclaran que el traspaso “es completo”.

Guardar

Nuevo