Cúneo Libarona denunció la situación que encontró en Justicia: empleados “pensando”, “gente que no sé qué hace” y sabotaje al registro de entrada

El Ministro explicó que implementó medidas para detectar la inactividad laboral. Tuvo que instalar una cámara para controlar los ingresos y egresos del personal porque habían anulado deliberadamente el sistema

Compartir
Compartir articulo
Cúneo Libarona denunció la existencia de "ñoquis" en el Ministerio de Justicia

El ministro de Justicia de la Nación, Mariano Cúneo Libarona, expuso diversas irregularidades que identificó en la gestión anterior de su cartera. Entre sus denuncias, hizo especial hincapié en la presencia de empleados públicos que no cumplían con sus responsabilidades laborales, conocidos coloquialmente como “ñoquis”.

Durante una entrevista con Radio Con Vos, el ministro compartió una insólita experiencia que vivió poco después de asumir su cargo y explicó que, ante sus sospechas, implementó medidas para detectar la inactividad laboral. “Había un lugar para poner el dedo, lo rompieron siete veces, entonces yo, ¿qué puse? una cámara. Y tres señores que estaba ahí parados tomen lista a ver a qué hora entran y a qué hora se van”, relató.

“En otro lugar le tiraron arena y la anularon. Yo pongo la cámara y veo quién entra, quién sale, y veo también quién lo rompe, ¿me explico? Yo tengo una cantidad de gente que no sé qué hace”, agregó.

En este sentido, el funcionario del Gobierno de Javier Milei aseguró que llevará a cabo una auditoría para evaluar la cantidad de personas que efectivamente asisten a trabajar al Ministerio. “El que está en relación de dependencia y trabaja, que se quede tranquilo”, afirmó, tras señalar que “tiene la facultad” de rescindir todos los contratos de empleados del último año.

Mariano Cúneo Libarona. (Foto: Ariel Torres)
Mariano Cúneo Libarona. (Foto: Ariel Torres)

Además, el titular de Justicia relató otro episodio que presenció una semana antes de asumir su cargo. “Vinieron escritorios nuevos. Aparecieron cinco o seis que están ahí sentados. Veo un montón de señores mirando televisión. Está fenómeno que miren televisión, pero de repente veo escritorios vacíos, computadoras apagadas, gente sentada y digo ‘¿estos qué están haciendo?’”, dijo.

En ese momento, el ministro decidió abordar a una de las personas que ocupaban uno de los escritorios. “Campeón, ¿qué estás haciendo?”, le preguntó. La respuesta fue: “Pensando”. Ante ello, Cúneo replicó: “Buenísimo ¿en qué estás pensando?”.

Esto no puede seguir. Es como tu casa, vos tenés tanto ingresos, podés gastar tanto. Vos tenés tanta plata, te vas a vivir a tal lugar. Yo creo que así debe ser en todos lados, en el orden provincial. Estamos con un Estado enorme y que genera gastos, y deben haber otros contratos que generan gastos y pérdidas. Hay que estar encima, yo me he convertido en administrador”, siguió.

“Yo era administrador de toda mi economía hogareña, de mi oficina. Y me estoy convirtiendo en administrador de este monstruo, tengo un elefante. Tengo que ir a las sedes, tengo que ver, tengo que revisar, no quedarme con lo que me da recursos humanos, tengo que ir y ver”, agregó el ministro.

En relación con la estructura del Ministerio, Cúneo Libarona destacó que actualmente cuenta con cuatro asesores “ad honorem”, a diferencia de la gestión anterior encabezada por Martín Soria, quien tenía “16 asesores”.

Por otra parte, esta semana, en una entrevista con Infobae, el recién designado titular de la cartera de Justicia compartió detalles sobre la situación que encontró al asumir sus funciones. “Todos los días aparece un predio nuevo. Teníamos una sucursal del Ministerio en La Plata, con más de 100 empleados, varios con los mismos apellidos. Lo vamos a cerrar y a los empleados los vamos a invitar para que vengan a trabajar a Capital”, explicó.

“En el interior del país hay organismos y alquileres por todos lados. Hay que organizar el ministerio. Yo no voy a tomar nuevos empleados. He perdido amigos y parientes en estos días que me llaman por un cargo. Acá quedaron un montón de organismos cuando el Ministerio era de Seguridad y Justicia: la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), Sistema de Testigos Protegidos, cárceles, pueblos indígenas, etc. Yo prefiero tener un ministerio chico y eficiente”, añadió.