El primer decreto del presidente Javier Milei: se confirma la reforma del Estado y la reducción a 9 ministerios

El DNU fue publicado en la madrugada de este lunes. Serán Interior, Relaciones Exteriores y Culto, Defensa, Economía, Infraestructura, Justicia, Seguridad, Salud y Capital Humano. Además, tres secretarías tendrán rango ministerial

Compartir
Compartir articulo
Los ministros que son parte del Gabinete de Javier Milei
Los ministros que son parte del Gabinete de Javier Milei

Se confirmó este lunes el primer decreto de Javier Milei como presidente de la Nación, que establece la reforma del Estado y la reducción de su estructura a nueve ministerios. Se trata así de una de las primeras medidas que el actual mandatario había anticipado durante la campaña electoral.

El Decreto 8/2023 fue publicado en la madrugada de este lunes en el Boletín Oficial luego de la jornada en la que el mandatario y su gabinete entraron en funciones.

Había trascendido a modo de borrador durante la jornada de este domingo el documento que confirmaba el nuevo organigrama estatal. En efecto, se oficializó que los ministerios serán: Interior; Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto; Defensa; Economía; Infraestructura; Justicia; Seguridad; Salud y Capital Humano. Además, más allá del relato de la reducción del gasto público, la reforma de la Ley de Ministerios incluye que tres secretarías tengan rango ministerial: General, a cargo de Karina Milei; Medios y Comunicación; y Legal y Técnica.

Para la designación de la hermana del mandatario, el propio Milei firmó el Decreto 12/2023 que limita la prohibición de nombrar familiares en el Estado

“Las Secretarías enunciadas precedentemente asistirán al PODER EJECUTIVO NACIONAL en forma directa. Análoga asistencia prestarán las demás Secretarías y organismos que el Presidente de la Nación cree al efecto, sin perjuicio de sus facultades de modificación, transferencia o supresión de dichas Secretarías y organismos”, se detalló en el DNU.

En los últimos días, Milei había confirmado a Luis Petri al frente del ministerio de Defensa, como parte del acuerdo político que selló con Patricia Bullrich, quien ya perfilaba para desembarcar de regreso a la cartera de Seguridad.

Como jefe de Gabinete de ministros, el libertario optó por Nicolás Posse, el encargado de coordinar los equipos técnicos del espacio.

En Economía, el libertario apostó por Luis “Toto” Caputo, quien estuvo a cargo del área de Finanzas y tuvo un paso fugaz en el Banco Central (BCRA) durante la gestión de Cambiemos. Se trata de un hombre que hizo carrera en el Deutsche Bank y que está vinculado al ex presidente Mauricio Macri.

Javier Milei en la puerta del Hotel Libertado donde se hospedó los últimos días (Foto: Adrián Escándar)
Javier Milei en la puerta del Hotel Libertado donde se hospedó los últimos días (Foto: Adrián Escándar)

Para el Ministerio del Interior, Milei pensó en Guillermo Francos, un abogado con trayectoria en cargos públicos desde los 70. En Infraestructura, el empresario Guillermo Ferraro asumió en reemplazo de Eduardo “Wado” de Pedro. Durante 2002 y 2003, fue funcionario en la Secretaría de Industria en la Presidencia de Eduardo Duhalde.

Diana Mondino, una economista con amplia experiencia en el sector privado, será la titular en Cancillería.

El abogado penalista Mariano Cúneo Libarona asumió al frente del ministerio de Justicia, con el encargo de impulsar la reforma del Poder Judicial y sostener el vínculo con los magistrados. Mientras que el cardiólogo Mario Russo se hizo cargo de Salud.

La novedad del Gabinete es la cartera de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, ex vicepresidenta de la Unión del Centro Democrático (Ucedé) de la Capital Federal. Es Licenciada en Periodismo de la Universidad de Belgrano y Licenciada en Ciencias de la Familia de la Universidad Austral. La cartera absorbe a Educación, Cultura, Trabajo y Desarrollo Social. También pasó a tener en su órbita a Anses y PAMI.

“Atento la nueva gestión de gobierno resulta necesario adecuar las disposiciones de la Ley de Ministerios y los objetivos planteados con el propósito de racionalizar y tornar más eficiente el actuar del Estado Nacional”, argumentó el Gobierno.

En el mismo decreto se fijó una serie de atribuciones para el jefe de Gabinete y sus ministros entre las cuales se destaca específicamente a Posse la de “intervenir en los planes de acción y los presupuestos de las sociedades del Estado, entidades autárquicas, organismos descentralizados o desconcentrados y cuentas y fondos especiales, cualquiera sea su denominación o naturaleza jurídica en su área; así como en su intervención, liquidación, cierre, privatización, fusión, disolución o centralización”.

En la misma sintonía, el ministro de Economía cuenta con la atribución de “intervenir en el desenvolvimiento de las empresas y sociedades del Estado, entidades autárquicas, organismos descentralizados o desconcentrados y cuentas y fondos especiales, cualquiera sea su denominación o naturaleza jurídica, actuantes bajo su órbita, tanto en lo referido a los planes de acción y presupuesto como en cuanto a su intervención, cierre, liquidación, privatización, fusión, disolución o centralización, y en aquellas que no pertenezcan a su jurisdicción, conforme las pautas que decida el Jefe de Gabinete de Ministros”.

En la reestructuración del Estado se estableció que la Unidad de Información Financiera (UIF) funcione bajo la órbita el Ministerio de Justicia; que el Servicio Penitenciario Federal vuelva a depender del Ministerio de Seguridad; que la Agencia Nacional de Discapacidad dependa de Jefatura de Gabinete; que el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) dependa de Capital Humano al igual que el Instituto Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena.

El DNU lleva las firmas del presidente Milei, del jefe de Gabinete Posse y de los ministros: Francos, Caputo, Russo, Bullrich, Petri y Mondino.