Jorge Macri asumió en CABA acompañado por su primo Mauricio, Larreta y Bullrich: cruces, perlitas y lo que no se vio del acto

El Jefe de Gobierno le tomó juramento a sus ministros en la Usina del Arte. El saludo frío entre el ex Presidente y la futura ministra de Seguridad de la Nación. El pedido a Milei por los fondos de coparticipación de la Ciudad

Compartir
Compartir articulo
Jorge Macri asumió acompañado por su primo Mauricio, Larreta y Bullrich: cruces, perlitas y lo que no se vio del acto (Ariel Torres)
Jorge Macri asumió acompañado por su primo Mauricio, Larreta y Bullrich: cruces, perlitas y lo que no se vio del acto (Ariel Torres)

Qué equipo estamos armando, qué orgullo”, soltó Jorge Macri para romper el protocolo de la ceremonia con la que tomó juramento a los ministros de su Gabinete. Fue minutos después de las 12:30, en la Usina de Arte, donde el flamante Jefe de Gobierno tuvo su primer acto tras asumir el poder de la Ciudad de Buenos Aires. Dentro de los invitados, sobresalió la presencia en primera fila de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. “El orden público es fundamental. La Ciudad necesita decirle basta al caos y a los piquetes”, expresó el nuevo jefe político porteño durante su discurso ante el auditorio, como señal del rumbo que le dará a su gestión.

La ceremonia había roto el hielo con la canción “Ciudad Mágica” de Tan Biónica —convertido en un hit del PRO—, con la que irrumpió en el escenario el protagonista del evento. Luego se escuchó “Despechá” de Rosalía y se sumó al escenario Clara Muzzio, flamante vicejefa de Gobierno porteña. El binomio que gobernará la Ciudad por los próximos cuatro años permaneció sobre el escenario comandando la ceremonia hasta que Jorge Macri ofreció su discurso de apertura, que fue al cierre del acto.

Desde el mediodía, comenzaron a desfilar por la entrada central del lugar el elenco de funcionarios de Macri y decenas de invitados. Waldo Wolff, Roberto García Moritán, Néstor Grindetti y Fernán Quirós fueron de los primeros en llegar. También hubo dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC) como Martín Lousteau -quien debió retirarse temprano a una sesión del Senado-, que estuvo acompañado por Guillermo Laje, dirigente de su confianza y presidente del Banco Ciudad, Fernando De Andreis, armador político de Mauricio y Jorge Macri, Hernán Lombardi, diputado nacional y dirigente ligado a Macri y Bullrich, Laura Alonso, ex titular de la Oficina Anticorrupción.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno saliente, en la ceremonia de asunción de su sucesor, Jorge Macri (Ariel Torres)
Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno saliente, en la ceremonia de asunción de su sucesor, Jorge Macri (Ariel Torres)

El elenco de invitados, que implicó cerca de 1500 personas, tuvo presencias destacadas como las de los embajadores Amador Sánchez Rico (Unión Europea), Dinesh Bhatia (India); Nicolás Pino, titular de la Sociedad Rural Argentina. También participaron los funcionarios salientes del Gabinete de Rodríguez Larreta, como Fernando Straface, Eduardo Macchiavelli, Julia Pomares, Felipe Miguel y Soledad Acuña.

Dentro de los asistentes, el único que tuvo ingreso preferencial y fue presentado por la locutora del evento fue Mauricio Macri, quien entró por una puerta trasera, directo al escenario, acompañado por su esposa Juliana Awada. El auditorio ovacionó al ex Presidente, quien fue el artífice de la candidatura de su primo para lograr que el PRO retenga la Ciudad de Buenos Aires.

Macri saludó a su primo y a Muzzio y descendió a la primera fila de butacas, donde tenía su lugar reservado al centro de la Usina del Arte y a pocos metros del escenario. Al caminar hacia su asiento, el ex Presidente de cruzó a Larreta y a Bullrich, quienes ya estaban en sus ubicaciones. Macri hizo un saludo frío a ambos, a la pasada, y generó un clima gélido y tenso en medio de la euforia de la ceremonia. No intercambió una sola palabra ni con la futura ministra de Seguridad ni con el alcalde saliente. Awada se ubicó en un asiento entre Macri y Bullrich, cual muro de Berlín.

El frío saludo entre Mauricio Macri con Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich durante la ceremonia de asunción de Jorge Macri (Ariel Torres)
El frío saludo entre Mauricio Macri con Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich durante la ceremonia de asunción de Jorge Macri (Ariel Torres)

Con Larreta, no obstante, hubo algunos momentos que aparentaron cierta distensión. El jefe de Gobierno saliente subió al escenario junto con el ex Presidente para hacer entrega del bastón de mando a Jorge Macri. Luego, los tres hicieron una foto. Esa postal le sirvió a Jorge Macri como puntapié de su discurso. “Estoy parado sobre dos gestiones gigantes como las de Mauricio y Horacio”, elogió.

Antes de dar su alocución, Macri le tomó juramento a su 11 ministros, nueve secretarios y un jefe de asesores. Dentro del elenco hay nombres destacados ligados el ex Presidente, una mayoría de dirigentes del PRO, algunos asesores larretistas que continuaron en sus cargos y ningún radical. Hicieron el juramento pertinente el jefe de Gabinete, Néstor Grindetti; el vicejefe de Gabinete, Gabriel Sánchez Zinny, y los ministros de Hacienda, Gustavo Arengo Piragine; de Seguridad, Waldo Wolff; de Justicia, Gabino Tapia; de Infraestructura, Pablo Bereciartua; de Salud, Fernán Quirós; de Educación, Mercedes Miguel; de Desarrollo Económico, Roberto García Moritán; de Cultura, Gabriela Ricardes; de Desarrollo Humano y Hábitat, Gabriel Mraida, y de Espacio Público, Ignacio Baistrocchi.

Además, juraron secretario general y de Relaciones internacionales, Fulvio Pompeo; los secretarios de Gobierno y Vinculación Ciudadana, César Torres; de Legal y Técnica, Leticia Montiel; de Bienestar y Tercera Edad, Victoria Morales Gorleri; de Comunicación, Gustavo Gago; de Asuntos Estratégicos, Guillermo Romero; de Deportes, Fabián Turnes, y el jefe de asesores Ezequiel Sabor.

Jorge Macri y Clara Muzzio le tomaron juramento a Néstor Grindetti, nuevo jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires
Jorge Macri y Clara Muzzio le tomaron juramento a Néstor Grindetti, nuevo jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires

Tras los juramentos, Macri dio un discurso de cerca de 40 minutos en el que se deshizo en el elogios a su primo. “Espero terminar antes de que Mauricio me empiece a hacer señas de que redondee”, bromeó Jorge Macri en alusión a que el ex Presidente le controla el tiempo de los discursos y buscó la complicidad de Rodríguez Larreta: “Lo han sufrido varios, ¿Horacio, no?”, y Larreta le devolvió una sonrisa y una seña circular con el símbolo de redondear una idea. El titular de la Fundación FIFA siguió las palabras de su primo con atención y sólo se dispersó en un momento para pedirle una pastilla de menta a una joven que estaba agazapada debajo del escenario.

Al comienzo de su intervención, Macri agradeció a su familiares e hizo una mención especial para María Belén Ludueña, su esposa. Luego enumeró sus prioridades políticas. Analizó el panorama actual, en la previa del Gobierno de Milei y catalogó la situación como un “momento de angustia y tremenda incertidumbre”. Sobre su nueva gestión, expresó: “Nunca los éxitos del pasado alcanzan para festejar la gestión”.

Al igual que lo había hecho más temprano en su juramento formal en la Legislatura, Macri enfatizó su vínculo con Milei y contó que mantuvieron diálogo en estos días. “El domingo empieza un ciclo nuevo en Argentina con un presidente como Javier Milei que no es de nuestro espacio político pero con el que compartimos ideas como las de la austeridad”, sostuvo el flamante Jefe de Gobierno.

Jorge Macri, Clara Muzzio y Waldo Wolff, flamante ministro de Seguridad (Ariel Torres)
Jorge Macri, Clara Muzzio y Waldo Wolff, flamante ministro de Seguridad (Ariel Torres)

Macri buscó empatizar con el Presidente electo y se apoyó en la seguridad y la necesidad de orden público como principal punto de contacto. “Además de un presidente comprometido en ese sentido, la vamos a tener a Patricia (Bullrich) en el Ministerio de Seguridad de la Nación”, señaló y el auditorio aplaudió.

El alcalde recordó que en 2024 la CABA va a cumplir 30 años de autonomía. Recordó que habló con Milei sobre la necesidad de avanzar en mayor autonomía para la Ciudad en temas como la gestión del puerto, la terminal de ómnibus de Retiro, las empresas de la Ciudad siguen manejadas por nación (por la IGJ). Otro gran objetivo para la autonomía de la Ciudad es la creación de un fuero laboral propio. “Queremos que sea moderno, ágil y que no suponga una amenaza a quienes quieren crear empleo”, exigió el Jefe de Gobierno.

Luego, volvió a resaltar que insistirá con el reclamo de la quita de los fondos coparticipables que ejecutó el presidente Alberto Fernández en 2020 en detrimento de los porteños. “La exigencia no es a Milei, sino al kirchnerismo para que devuelvan el dinero de la coparticipación en los pocos días que les quedan. Y si no, sé que el Presidente Milei le devolverá lo que les corresponde a los porteños”, expresó y agregó: “Necesitamos recuperar recursos que el Gobierno kirchnerista le sacó a la Ciudad de manera inconsulta e inconstitucional”.

Roberto García Moritán prestó su juramento como ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad ante Jorge Macri, jefe de Gobierno, y Clara Muzzio, vicejefa de Gobierno (Ariel Torres)
Roberto García Moritán prestó su juramento como ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad ante Jorge Macri, jefe de Gobierno, y Clara Muzzio, vicejefa de Gobierno (Ariel Torres)

Al finalizar el acto, Jorge Macri agasajó a sus invitados con un cocktail que se desarrolló en la misma Usina del Arte. Sin embargo, tanto Mauricio Macri como Bullrich se fueron antes, separados, cada uno por su lado, sin mediar palabra. Síntoma, acaso, de una nueva era en la política argentina y en el PRO, partido que lo tendrá al nuevo Jefe de Gobierno como referente con la tarea articular con el Gobierno nacional sin perder el rol de oposición y mantener la integridad del espacio.