Hoy juran los nuevos diputados y se inaugura un nuevo equilibrio de poder en el Congreso

Los libertarios tendrán 38 diputados y 7 senadores. En minoría, deberán negociar con amplios sectores de la oposición para avanzar con la agenda legislativa de Milei. El lunes 11 tendrán su primer gran desafío cuando el Ejecutivo envía la anticipada “ley ómnibus”

Compartir
Compartir articulo
Jura de Javier Milei y Victoria Villarruel en 2021
Jura de Javier Milei y Victoria Villarruel en 2021

Hoy a partir de las 11 tendrá lugar la ceremonia de jura de los nuevos integrantes de la Cámara de Diputados. La irrupción de los libertarios, que pasarán a tener 38 bancas, y la fragmentación de la oposición abrirá una nueva etapa legislativa que estará marcada por la necesidad de alcanzar amplios consensos o enfrentará el peligro de terminar en parálisis.

La Libertad Avanza tendrá 38 diputados propios y 7 senadores, por lo que se encontrará en marcada minoría en ambas Cámaras y deberá negociar cada ley con la UCR, el PRO, los partidos provinciales e incluso con sectores del peronismo no kirchnerista.

Sin embargo, a pesar de enfrentar un escenario adverso en términos de relación de fuerzas, el presidente Javier Milei decidió no formalizar una alianza legislativa con el PRO y nombró presidente provisional del Senado a Francisco Paoltroni y titular de la Cámara de Diputados a Martín Menem. Ambos son libertarios “puros” pero no tienen experiencia en el Congreso de la Nación.

La tropa libertaria enfrentará su gran desafío apenas 24 horas después de la asunción de Milei como Presidente, cuando llegue al Congreso la tan anticipada “ley ómnibus” que según trascendió incluirá cambios en la estructura del Estado, reformas impositivas e incluso políticas, como la eliminación de las PASO. Tanto Martín Menem como Paoltroni deberán trabajar frenéticamente para que el gobierno libertario pueda contar con las herramientas necesarias para llevar a la práctica su ambicioso plan de gobierno.

Francisco Paoltroni y Martín Menem
Francisco Paoltroni y Martín Menem

Durante los últimos días se sucedieron importantes movimientos políticos en el arco opositor. Por un lado, luego de frenéticas negociaciones los radicales lograron unificar el bloque de diputados y Rodrigo de Loredo será el presidente. Los correligionarios llegaron a un acuerdo entre los que impulsaban al referente de Evolución y a Facundo Manes, quien era apoyado por Gerardo Morales, actual presidente del Comité Nacional. De este modo, el partido centenario contará con 35 legisladores desde el 10 de diciembre.

En sintonía, el PRO también resolvió mantener la unidad a pesar de las tensiones internas con la promesa de incluir a todos los sectores en la toma de decisiones. El bloque seguirá bajo la conducción de Cristian Ritondo, con una amplia mayoría interna que se inclina por favorecer la gobernabilidad a los libertarios.

Por otro lado, auditor general y ex candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto será el presidente de un nuevo espacio, bautizado Cambio Federal, que incluirá a otras figuras de peso como el ex titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el ex ministro de Economía Ricardo López Murphy, Nicolás Massot, Margarita Stolbizer, Jorge “Loma” Ávila y Francisco Morchio. Los dos últimos son representantes de los gobernadores electos Ignacio Torres (Chubut) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos).

Según explicaron a Infobae, el objetivo es que la flamante bancada tenga terminales con los gobernadores de Juntos por el Cambio, que rechazan la idea de un co-gobierno con los libertarios.

Bloque de diputados del PRO (Télam)
Bloque de diputados del PRO (Télam)

La conformación de los bloques e interbloques no es un tema menor: el control de las comisiones y otros cargos administrativos dependen del tamaño de cada fuerza.

La conformación de las comisiones tiene gran importancia para el funcionamiento legislativo, ya que antes de llegar al recinto cada proyecto de ley debe primero obtener un dictamen en la comisión correspondiente. Por ejemplo, cualquier eliminación de impuestos debe pasar por Presupuesto.

En la práctica, controlar la presidencia de las comisiones permite acelerar o “cajonear” las iniciativas que presentan los diputados o llegan del Poder Ejecutivo.

Hay 46 comisiones permanentes y otra treintena de comisiones especiales. No obstante, unas pocas son consideradas vitales para la gobernabilidad, como Presupuesto, Asuntos Constitucionales, Legislación General, Juicio Político, Justicia o Legislación Laboral. También Bicameral de Trámite Legislativo que tiene la competencia para pronunciarse respecto de los decretos de necesidad y urgencia (DNU), algo que Milei anticipó que iba a utilizar para contrarrestar la debilidad parlamentaria.

Si bien la costumbre marca que el oficialismo debe controlar las comisiones de gobernabilidad, la negociación entre oficialismo y oposición suele ser un punto de conflicto después de cada recambio parlamentario. En 2022, la demora en la conformación de varias de ellas fue una de las razones que impidió que se traten todos los proyectos que Alberto Fernández envió al Congreso durante las sesiones extraordinarias de febrero.

Además de los diputados electos, también ingresarán en la Cámara baja los reemplazos de quienes pasen a desempeñarse en otros cargos. Javier Milei y Victoria Villarruel, que a partir del domingo 10 de diciembre comandarán el Poder Ejecutivo, serán reemplazados por Nicolás Emma y María Fernanda Araujo, respectivamente.

En tanto, los gobernadores electos Rolando Figueroa y Claudio Vidal, dejarán sus bancas a Osvaldo Lancafilo y Sergio Acevedo. Victoria Tejeda (UCR - Evolución) renunciará a la banca debido a que asumirá como ministra de Desarrollo Social en el gabinete de Maximiliano Pullaro en Santa Fe y en su lugar entrará Milena Giorgi. Finalmente, Graciela Ocaña juró ayer como legisladora porteña y será reemplazada por María Florencia De Sensi.