Con la designación de Luis Petri en Defensa, Javier Milei confirmó que Victoria Villarruel estará limitada a su función de Vicepresidente

El nombramiento del líder libertario dejó a su compañera de fórmula reducida a su rol formal en el Senado. Hasta el triunfo en el balotaje, iba a estar a cargo de Seguridad y Defensa. Razones de un distanciamiento que se profundiza. El filoso cruce que tuvieron la vice y Petri en TV

Compartir
Compartir articulo
Desconfianza. Javier Milei compartió con Victoria Villarruel la Asamblea Legislativa que los declaró presidente y vice. (foto Franco Fafasuli)
Desconfianza. Javier Milei compartió con Victoria Villarruel la Asamblea Legislativa que los declaró presidente y vice. (foto Franco Fafasuli)

Con el nombramiento del radical Luis Petri en Defensa se confirmó una decisión política de primera magnitud de Javier Milei antes de asumir la Presidencia de la Nación: reducir a Victoria Villarruel a cumplir el rol formal de vicepresidente, que establece ser reemplazo en caso de ausencia del primer mandatario y presidir las sesiones del Senado, o “tocar la campanita”.

Como había anticipado Infobae hace una semana, la relación entre los integrantes de la fórmula que ganó la segunda vuelta con el 56% de los votos había pasado, sin escalas, de óptima a pésima. La desconfianza entre ambos se agudizó después de que llegara a conocimiento del líder libertario que su vice había mantenido reuniones reservadas en las que presentó planes y eventuales colaboradores para los Ministerios de Seguridad, de Defensa y de Inteligencia, sin su aval ni conocimiento.

Más allá de que la decisión de incorporar en ambas áreas a Patricia Bullrich, en Seguridad, y a Petri, en Defensa, responde a una decisión política de sumar al Gabinete a la fórmula que reunió más de seis millones de votos en la primera vuelta y militó en el balotaje por La Libertad Avanza, el resultado es una reducción evidente de la influencia de Villarruel.

Patricia Bullrich, en Seguridad, y Luis Petri en Defensa, son las últimas designaciones de Milei en su Gabinete
Patricia Bullrich, en Seguridad, y Luis Petri en Defensa, son las últimas designaciones de Milei en su Gabinete

La vicepresidente electa de hecho no sabía que Petri finalmente iba a ser elegido y tampoco fue informada de manera personal de la designación. Se enteró por los medios de la posible nominación y por el comunicado publicado en X por la Oficina del Presidente Javier Milei de su confirmación en ese Ministerio.

Villarruel, hija de un ex combatiente de Malvinas y que reclama un tratamiento igualitario a las víctimas del terrorismo y la condena a los responsables, había manifestado después del triunfo el 19 de noviembre que iba a tener la responsabilidad política de conducir ambos ministerios. De hecho, el propio Milei lo anticipó en uno de los debates presidenciales. Después del malestar y las sospechas por las reuniones reservadas de su compañero de fórmula todo cambió.

“Las designaciones corresponden al Presidente”, fue la escueta respuesta que se obtuvo después de la confirmación que hizo el equipo de Milei del último nombramiento. Para Villarruel la designación de Bullrich y Petri, más que por cuestiones de experiencia y conocimiento en ambas carteras se basó en negociaciones políticas destinadas a garantizar la gobernabilidad en el inicio de la gestión. De hecho, la Oficina del Presidente destacó que con el último nombramiento “la fórmula completa de Juntos por el Cambio ha quedado integrada al Gobierno de La Libertad Avanza”.

La designación de Petri se confirmó después de una reunión que Milei mantuvo con sus futuros funcionarios: Nicolás Posse (Jefatura de Gabinete), Luis “Toto” Caputo (Economía), Guillermo Ferraro (Infraestructura), Diana Mondino (Cancillería), Bullrich (Seguridad) el futuro titular de la cartera de Defensa y Karina Milei. En el comunicado oficial se confirmó que en el encuentro “se discutieron los principales desafíos que deberá enfrentar cada ministerio, así como las reformas que deberán llevar adelante y las primeras decisiones a tomar una vez iniciada la gestión”.

Patricia Bullrich, después de la reunión, se reunió con el ministro de Seguridad actual, Aníbal Fernández, para iniciar la transición. Fue al edificio de Gelly y Obes y se entrevistó con el funcionario y repasaron la gestión como así también los preparativos para los actos vinculadas a la asunción del próximo domingo. Petri, si bien tomó contacto informal con funcionarios de Defensa y de las Fuerzas Armadas, iniciará en las próximas horas la actividad oficial para iniciar las tareas vinculadas al traspaso de las funciones y responsabilidades del organismo.

“Agradezco al Presidente Electo Javier Milei por darme la oportunidad y la confianza para ser el próximo Ministro de Defensa de la Nación. Desde hoy comenzamos a trabajar en un cambio que permita volver a poner en valor el rol de nuestras las Fuerzas Armadas. Orgullo de nuestro país. Vamos a honrar su finalidad esencial, que garantice la soberanía e independencia de la Nación, su integridad territorial; que proteja la vida, la libertad y contribuya al desarrollo de la Patria”, escribió en su red social.

El cruce en el debate

Una de las escenas del debate donde Victoria Villarruel y Petri tuvieron un duro contrapunto. (foto Gustavo Gavotti)
Una de las escenas del debate donde Victoria Villarruel y Petri tuvieron un duro contrapunto. (foto Gustavo Gavotti)

La vicepresidenta y el designado ministro de Defensa no son extraños. Se conocen bien y tuvieron, de hecho, un duro contrapunto en el debate que organizó un canal de noticias de cara a las elecciones generales. “¿Qué ha hecho en estos 20 meses como legisladora nacional? ¿Ha hecho algún proyecto en Seguridad? Le ahorro la pregunta porque la respuesta es cero”, afirmó el entonces candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio a su rival de La Libertad Avanza. “En mi barrio a los que no presentan proyectos le dicen ñoquis y eso sos vos”, afirmó.

La respuesta fue igual de filosa. “Los proyectos están en la página del Congreso. Si no los leíste no es mi problema. No digas gansadas. Te tenía en otra dimensión, pero si te querés igualar a la locura galopante que tienen algunos, no hay drama”.

Fue una pulseada que no sólo se expresó en televisión. En la red social X, el ahora ministro contó que lo había bloqueado. “La demócrata Villarruel, incapaz de responder, me bloqueó de facto”, dijo Petri. Todavía no se sabe si retomaron el contacto. Al menos por Twitter.