La interna en Juntos trabó el endeudamiento que pidió Kicillof y se cayó la sesión en el Senado bonaerense

Hubo desentendimiento entre el PRO y la UCR y el peronismo no pudo juntar los votos necesarios. Fondos y posicionamiento hacia el futuro, en el nudo de la discusión

Compartir
Compartir articulo
Axel Kicillof no logró aprobar el endeudamiento en la Legislatura (Aglaplata)
Axel Kicillof no logró aprobar el endeudamiento en la Legislatura (Aglaplata)

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, deberá esperar para tener aprobado el pedido de endeudamiento por una suma similar a 150 millones de dólares que giró días atrás al Senado bonaerense. Es que la paridad numérica entre Unión por la Patria y Juntos, la diferencia por la demanda de fondos y un principio de desacuerdo dentro de la oposición, empantanaron una discusión que ya venía entre algodones. El plan era que este miércoles la Cámara alta votara el proyecto que envió el Ejecutivo para tomar deuda con el objetivo de garantizar obras y programas sociales, definidos en el presupuesto 2023. Sin embargo, la estrategia no se materializó.

En el medio, los intendentes de Juntos requerían para habilitar a sus legisladores bajar al recinto la garantía de que el gobierno local cubriría el pago de aguinaldos de los trabajadores municipales y las deudas que mantiene con algunos municipios. Rondaba la cifra de un fondo de 18 mil millones de pesos. Cuando todo se encaminaba a un acuerdo, desde el ala dura de Juntos, particularmente el PRO, que es mayoría dentro del bloque en el Senado, se decidió no bajar. De esta forma, el oficialismo no consiguió los dos tercios que se necesitan para votar un endeudamiento.

La paridad es total en la Cámara alta bonaerense. Hasta el 10 de junio, Juntos ostenta un bloque de 23 miembros en el que conviven el PRO, la UCR, la Coalición Cívica y el Peronismo Republicano. Unión por la Patria, otros 23 integrantes. Indefectiblemente el peronismo necesita de la oposición hasta para conseguir el quórum que da inicio a las sesiones.

El bloque de UP en el senado bonaerense (Fuente: Senado BA)
El bloque de UP en el senado bonaerense (Fuente: Senado BA)

Según pudo reconstruir Infobae, la decisión de no bajar agravó las diferencias dentro del bloque opositor en el Senado provincial y en rigor entre los intendentes de Juntos. Es que la UCR tenía la predisposición para acompañar el endeudamiento; que incluían algunos condicionantes que se estaban empezando a saldar -al menos de palabra- de parte del Ejecutivo; básicamente la compensación de fondos. El PRO quería a través de sus intendentes que el Ejecutivo deposite la plata hoy mismo.

En Casa de Gobierno seguían con atención las negociaciones que se daban a cien metros en el centro platense. Ya entrada la tarde de este jueves hubo un zoom de intendentes del PRO donde se terminó de definir la decisión que adoptarían: por el momento no dar quórum. “Lo decidieron ellos solos, los intendentes de la UCR no están para nada de acuerdo con esto”, advirtió una fuente del partido centenario que siguió la negociación de cerca. Lo hizo con un dejo de fastidio.

En el Ejecutivo bonaerense cargaron las tintas puntualmente sobre el PRO por no bajar a sesionar. “Los legisladores del PRO tienen un problema de jefatura y están definiendo su interna sin pensar en las necesidades de la gente. Nosotros seguimos trabajando para lograr la aprobación del proyecto, que ya explicamos y es muy sólido”, deslizaron desde el entorno de Kicillof.

La semana pasada, el gobernador recibió en su despacho al intendente de Rauch, Maximiliano Suescún y a su par de Balcarce, Esteban Reino. Los jefes comunales del radicalismo le transmitieron, por un lado, su intención de garantizarle gobernabilidad en los tiempos que se vienen. La herramienta que tenían para ofrecer es la Legislatura. También le hicieron un repaso de algunas deudas que la Provincia tiene con los distritos que son de pagos de prestaciones de IOMA o del IPS que los distritos se hacen cargo y luego son cubiertos por la Provincia. Predisposición política para acompañar el pedido de deuda había de parte del radicalismo.

Si bien, los matices entre el PRO y la UCR existen puertas adentro del espacio bonaerense; en Juntos también remarcan que en todo este tiempo Kicillof no cubrió por completo las deudas que la Provincia sostiene con los municipios. Se trata de pasivos que corresponden al llamado Fondo de Infraestructura Municipal, hoy reconvertido en Municipios a la Obra; o prestaciones de IOMA e IPS que afrontaron las gestiones locales.

La decisión hizo que también se posponga la sesión que se iba a llevar adelante en Diputados este viernes para terminar de sancionar el pedido de deuda. Algunas fuentes legislativas se animan a pronosticar que por la fecha, el endeudamiento se podría tratar con la nueva composición legislativa. Sería otro inconveniente para Kicillof, pues asoman nuevos actores: puntualmente los bloques de La Libertad Avanza.

Un tema a saldar, en medio del desentendimiento de la oposición y en la relación Poder Ejecutivo-Poder Legislativo, son los interlocutores de la negociación política en la provincia de Buenos Aires. Quién en los últimos dos años estaba a cargo de ese menester era Martín Insaurralde. Hoy, el ex Jefe de Gabinete -que renunció por el escándalo del viaje a Marbella- no participa en la superficie de estos asuntos. “Más allá de todo, sabía cómo contener a los intendentes”, reconoce un legislador de UP sobre la ausencia del dirigente de Lomas de Zamora.

El pedido de deuda de Kicillof incluía además la prórroga de las emergencias en distintas áreas de gobierno, que también era un tema objetable por Juntos. Además, el Ejecutivo había puesto un artículo como prenda de negociación en el que se explicitaba que prorrogan hasta el 31 de julio de 2024 deudas que los municipios tomaron con el Ejecutivo bonaerense y que responden un fondo que había abierto la Provincia para que los municipios puedan pagar la suma fija a los trabajadores municipales que había dispuesto el gobierno nacional tras la devaluación post PASO y otro fondo anterior que era de asistencia financiera en el marco de la pandemia. En la oposición remarcan que no fueron los 135 municipios los que hicieron uso de esa asistencia.