Piqueteros y funcionarios de Desarrollo Social se reunirán el viernes: reclamos al gobierno actual y advertencias a Milei

La movilización de hoy generó otra vez caos de tránsito en el centro porteño. Las organizaciones piden alimentos, aguinaldo de fin de año y aumento en los valores de los planes. Se manifestarán contra los anuncios del presidente electo el 19 y 20 de diciembre

Compartir
Compartir articulo
Organizaciones piqueteras se manifestaron por segunda vez, tras el balotaje en el que fue electo presidente Javier Milei (Adrián Escándar)
Organizaciones piqueteras se manifestaron por segunda vez, tras el balotaje en el que fue electo presidente Javier Milei (Adrián Escándar)

Dirigentes de la Unidad Piquetera se reunirán el viernes con funcionarios de Desarrollo Social para escuchar la posición de la ministra Victoria Tolosa Paz sobre los reclamos que llevaron a la calle en el día de hoy y que trasformaron en un caos el centro porteño.

Durante seis horas le pidieron al aún vigente gobierno de Alberto Fernández alimentos para los comedores, máquinas y herramientas adeudadas desde hace casi un año. También una canasta navideña y el pago de aguinaldo de fin de año. Los activistas de izquierda, después de escuchar el próximo viernes las propuestas de la cartera social, resolverán si vuelven a la calle, o, como ya fue votado, esperarán hasta el 19 y 20 de diciembre para manifestarse por primera vez contra el gobierno de Javier Milei. El presidente electo se encuentra de viaje por Estados Unidos y asumirá el día 10 en el último mes del año.

Los piqueteros esperaban ser recibidos en el día de hoy, pero, fiel a su estilo, Tolosa Paz, - diputada nacional electa - mantuvo su postura de no dialogar con las calles cortadas.

De la medida de fuerza de hoy participaron, entre otras organizaciones, el Polo Obrero, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), el Movimiento 29 de mayo, el Movimiento Argentina Rebelde, el Bloque Piquetero Nacional, el Movimiento Rebelión Popular, el Frente de Desocupados Unidos y el Movimiento Barrial de los Trabajadores, la Izquierda Socialista Latinoamericana y la William Cook.

El centro porteño volvió a ser un caos durante la movilización de organizaciones sociales y de izquierda (Adrián Escándar)
El centro porteño volvió a ser un caos durante la movilización de organizaciones sociales y de izquierda (Adrián Escándar)

Desde las 10 de la mañana las caravanas sitiaron puntos neurales en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. Avanzaron desde la Avenida Belgrano y Entre Ríos; Avenida de Mayo y Perú; Diagonal Norte, y, entre otras arterias, Avenida 9 de Julio e Independencia, hasta el histórico edificio de 9 de Julio y Moreno y de allí, varias columnas se dirigieron al ministerio de Economía, ubicado en Hipólito Yrigoyen 250, para reclamarle a Sergio Massa partidas adicionales para el aumento en el pago de planes sociales, como el Potenciar Trabajo, haberes que van de la mano del Salario Mínimo Vital y Móvil, un monto que lo fija el Ministerio de Trabajo.

“Fernández, Massa y Tolosa Paz tienen obligaciones por cumplir, el hambre no espera”, fue el lema principal de la movilización de hoy.

Al igual que en CABA, las organizaciones piqueteras se movilizaron en distintos puntos del país como parte de la jornada nacional de lucha, que se vincula a la actualización de la ayuda social y alimentaria en el cuadro inflacionario. De hecho, también piden que los planes sociales reciban un aumento que equipare la pérdida inflacionaria, esto es casi un cien por ciento.

“Marchamos porque el Gobierno está sometido al Fondo Monetario Internacional, entonces, las partidas que corresponden a cuestiones elementales, como son los alimentos, el aguinaldo, está todo cuestionado, producto de lo que es ajuste del gobierno de Unión por la Patria y del FMI, con lo cual le reclamamos a Sergio Massa, a Victoria Tolosa Paz, a Alberto Fernández, que todavía tienen obligaciones que cumplir porque el hambre no espera al próximo gobierno ni al ajuste del Fondo”, le dijo Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero a este medio mientras desconcentraba y confirmaba que el viernes serían recibidos por las autoridades de Desarrollo Social.

-¿Esta será la última marcha contra el gobierno de Alberto Fernández?

-No sabemos si es la última, si no cumplen es la anteúltima.

Imagen de una fuente en Plaza de Mayo, frente al ministerio de Economía, durante la movilización (Adrián Escándar)
Imagen de una fuente en Plaza de Mayo, frente al ministerio de Economía, durante la movilización (Adrián Escándar)

La medida, que contó con una masiva participación, fue votada la semana pasada en un plenario nacional piquetero realizado en Parque Lezama.

El “plan de lucha”, de no mediar otra marcha, continuará el 19 y 20 de diciembre en coincidencia con los 22 años que se cumplirán del estallido social en el gobierno de la Alianza de Fernando de la Rúa en 2001.

Allí, el destinatario de las protestas será el flamante gobierno libertario a tan solo nueve días de hacerse cargo de la administración central. Será para advertirle a Milei que tomarán las calles y avenidas del país si aplica el “plan de ajuste que anunció durante la campaña, incluida la cancelación de la obra pública”. Según Belliboni, solo ese hecho, “dejará sin trabajo a 250 mil compañeros”.

Los piqueteros y los movimientos sociales, hasta ahora oficialistas nucleados en la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) se reunirán los próximos días para coordinar medidas en conjunto si el libertario avanza sobre la baja en planes sociales y raciones de alimentos.

Frenemos en las calles la motosierra contra los barrios, los trabajadores, la juventud y las mujeres”, comienza el documento aprobado en Plaza Lezama por los delegados de izquierda de todo el país.

“Las organizaciones que participamos de este plenario reivindicamos haber enfrentado la política de hambre, miseria y ajuste del gobierno del Frente de Todos durante todo su mandato y de haber enfrentado también las políticas de ajuste y represión de Mauricio Macri”, destaca el texto.

El 19 y 20 de diciembre habrá una nueva movilización (Adrián Escándar)
El 19 y 20 de diciembre habrá una nueva movilización (Adrián Escándar)

El escrito sintetizó las medidas de fuerzas aprobadas y los discursos previos. Se reivindicó “haber estado en las calles en unidad con sectores del movimiento obrero, popular, enfrentando esta política que llevó a que haya más del 40% de pobreza en el país” y se recordó que: “Las medidas de lucha que llevamos adelante contra la orientación de entrega y derrota de la burocracia de la CGT y las organizaciones sociales oficialistas, que entregaron a los trabajadores en nombre de su apoyo político al gobierno.

Los dirigentes sociales desacuerdan con la decisión del presidente electo de subsumir la cartera social dentro del flamante Ministerio de del Ministerio de Capital Humano que estará a cargo de Sandra Pettovello. También serán reducidos al rango de secretaría los ministerios de Salud, Educación y Trabajo.

La Secretaría de Desarrollo Social estará a cargo de Pablo de la Torre hermano del ex intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre.

(Adrián Escándar)
(Adrián Escándar)

Consultado por este medio, el futuro funcionario de Javier Milei aclaró: “Los planes sociales van a seguir, pero hoy es un descontrol total que vamos a ordenar”, y explicó que: “Al que recibe un plan social, según su capacidad, le vamos a exigir que trabaje porque de esa forma lo vamos a liberar del plan el día de mañana. Vamos a dar planes sociales, pero no vamos a dejar tirados a quienes los reciben. Es la forma para que la gente que hace mucho no trabaja recupere la cultura del trabajo, salga adelante y deje de depender del Estado”, apuntó.

Consultado sobre si habrá recortes en los planes alimentarios y asistencia comunitaria, tal como temen los dirigentes sociales, De la Torre precisó: “No, pero hay que ordenar el descalabro”.

Belliboni está convencido de que esto no será así y que Milei continuará “con el ajuste que acordó Massa con el FMI y al que se comprometió también Milei quien fue a buscar plata a los Estados Unidos para seguir endeudándonos con la promesa de achicar el Estado y seguir quitándole a los que menos tienen”.