Omar Yasín, un abogado laboralista del PRO, será el secretario de Trabajo del gobierno de Milei

Fue funcionario con Jorge Triaca e integró los equipos técnicos de Patricia Bullrich. Será el encargado de aplicar la reforma laboral desde el futuro Ministerio de Capital Humano. Su trayectoria y su relación con el sindicalismo

Compartir
Compartir articulo
Mauricio Macri y Omar Yasin, el secretario de Trabajo del gobierno de Javier Milei
Mauricio Macri y Omar Yasin, el secretario de Trabajo del gobierno de Javier Milei

Javier Milei ya decidió el nombre de su primer funcionario importante del gabinete nacional que proviene del PRO: el abogado laboralista Omar Yasín será el secretario de Trabajo dentro del Ministerio de Capital Humano, que encabezará Sandra Pettovello.

Hubo una fuerte puja hasta último momento para que el elegido fuera Gustavo Morón, ex superintendente de Riesgos del Trabajo de la gestión macrista cuya designación había sido anunciada por Milei, pero finalmente el puesto será para Yasín, ex funcionario de Triaca que en su gestión fue director del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SECLO) y últimamente integró el equipo de expertos laboralistas que elaboraron los planes del área para Patricia Bullrich.

Además de tener fluidos contactos en el sindicalismo, Yasin es un reconocido especialista en derecho laboral, profesor adjunto de Derecho del Trabajo de la Facultad de Derecho de la UBA y subdirector del Instituto de Derecho del Trabajo del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Javier Milei, con Sandra Pettovello y Gustavo Morón
Javier Milei, con Sandra Pettovello y Gustavo Morón

Fue uno de los expertos que en octubre pasado fundamentó su rechazo a los proyectos para reducir la jornada de trabajo ante la Comisión de Legislación Laboral de la Cámara de Diputados.

Yasín tuvo el decisivo aval de Pettovello y manejará una secretaría que reemplazará al actual Ministerio de Trabajo dentro de la órbita de Capital Humano, donde también funcionarán con el mismo rango Salud, Educación y Desarrollo Social. El elegido de Triaca llegará con un equipo experimentado en temas laborales y sindicales a una estructura que implicaría la reducción del 60% de los cargos actuales y tendría sólo 3 subsecretarías: Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

El subsecretario de Trabajo de Yasin sería Horacio Pitrau, otro abogado, en este caso penalista, que fue secretario de Trabajo de Triaca luego de que Macri desplazó a Ezequiel Sabor cuando la CGT que lideraba Hugo Moyano hizo su primera marcha de protesta, en agosto de 2017. En el equipo de Bullrich, Pitrau fue el autor de muchos de los proyectos de la reforma laboral que planeaba aplicar la candidata presidencial de Juntos por el Cambio en caso de haber ganado las elecciones.

Como subsecretario de Empleo aún se busca un nombre. Miguel Angel Ponte, quien piloteó la misma área en el gobierno de Cambiemos, primero con Triaca como ministro y luego con Dante Sica, había sonado para Trabajo porque fue el primer referente en temas laborales de Milei.

Omar Yasín, con Jorge Triaca y Horacio Pitrau, funcionarios del Ministerio de Trabajo del gobierno de Cambiemos
Omar Yasín, con Jorge Triaca y Horacio Pitrau, funcionarios del Ministerio de Trabajo del gobierno de Cambiemos

Morón, de todas formas, formará parte del equipo de Trabajo que dirigirá Pettovello en el Ministerio de Capital Humano: volvería a manejar la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Yasín formó parte del grupo de expertos laborales de Bullrich junto con Pitrau, Dante Sica, ex ministro de Producción y Trabajo del gobierno de Cambiemos, y Diego Goldman, además de Julio Cordero, vicepresidente del Departamento de Política Social de la Unión Industrial Argentina (UIA), que también se acercó a los libertarios, y Ernesto Rona, ex gerente de Recursos Humanos de Techint.

En las filas bullrichistas, el designado secretario de Trabajo de Milei trabajó en una de las propuestas que quiere llevar adelante el gobierno de La Libertad Avanza: la creación de un Fondo de Cese Laboral para pagar las indemnizaciones, similar al que rige en la construcción. Los especialistas de Horacio Rodríguez Larreta impulsaban la misma iniciativa, pero instrumentada a través de los convenios colectivos. El equipo de laboralistas de Bullrich, en cambio, apuntaba a establecer un fondo general para armar un fideicomiso en el que se depositaría el dinero para indemnizar a los trabajadores.

Patricia Bullrich, con sus referentes en temas laborales Omar Yasín, Dante Sica, Horacio Pitrau, Daniel Barberis, Diego Goldman, Julio Cordero y Ernesto Rona
Patricia Bullrich, con sus referentes en temas laborales Omar Yasín, Dante Sica, Horacio Pitrau, Daniel Barberis, Diego Goldman, Julio Cordero y Ernesto Rona

En una reunión secreta que mantuvieron en septiembre pasado, el líder libertario le anticipó al secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez (UOCRA), que “no quiere hacer reforma laboral”. Según destacó el gremialista, “no es el capítulo que más le interesa; el capítulo que más le interesa es el tema de la macroeconomía y cómo bajar los índices de inflación”.

“Milei quería interiorizarse de primera mano cómo es el sistema (de indemnizaciones) de la construcción”, dijo Martínez acerca de lo que hablaron en su encuentro, que será uno de los ejes de los cambios que proyectan los libertarios en materia laboral desde el 10 de diciembre.

¿Cómo es el sistema indemnizatorio que entusiasma a Milei? Según la Ley 22.250, quienes emplean a trabajadores de la construcción tienen la obligación de aportar mensualmente a un fondo de desempleo en forma obligatoria desde el comienzo de la relación laboral.

Gerardo Martínez, dirigente de la CGT y titular de la UOCRA
Gerardo Martínez, dirigente de la CGT y titular de la UOCRA

Durante el primer año de prestación de servicios, el aporte es equivalente al 12% de la remuneración mensual y, a partir del año de antigüedad, del 8%. Los fondos son ingresados en una cuenta bancaria especial denominada Fondo de Cese Laboral para los Trabajadores de la Industria de la Construcción, inembargable y que genera intereses. Cuando la relación laboral se extingue por finalización de la obra, renuncia o despido, el empleador debe darle al trabajador esos fondos con un formulario que detalla los aportes y la tarjeta bancaria para retirarlo.

En su plataforma electoral, La Libertad Avanza alienta una nueva Ley de Contrato de Trabajo sin efecto retroactivo, que elimine las indemnizaciones en despidos sin causa para sustituirlas por un sistema de seguro de desempleo que limite la litigiosidad. Es el esquema vigente en la construcción. Otras medidas de la plataforma son la promesa de reducir las cargas patronales, promover la libertad de afiliación sindical y la limitación temporal de los mandatos sindicales.

Sobre ese último punto, Milei ya dio un drástico viraje luego de su charla con Gerardo Martínez y de su fugaz acuerdo con el líder gastronómico Luis Barrionuevo: no condenó la reelección indefinida de los sindicalistas y consideró que “ese es un problema que tendrán que encontrar la solución los trabajadores”. “No tengo que estar rompiendo yo una institución”, dijo.

Héctor Daer, cotitular de la CGT, advirtió a Javier Milei que "si avanzan sobre los derechos sindicales, vamos a tomar medidas”
Héctor Daer, cotitular de la CGT, advirtió a Javier Milei que "si avanzan sobre los derechos sindicales, vamos a tomar medidas”

Esa postura entra en contradicción con lo que figura en la plataforma de La Libertad Avanza, desde 2021, que en el capítulo “Reforma sindical” plantea lo siguiente: “Una nueva ley democratizará el movimiento sindical, eliminando el unicato, la afiliación obligatoria y la falta de democracia, prohibiendo en este sentido las reelecciones continuas de los representantes, reduciendo la reelección a un máximo de dos mandatos continuos o tres alternados”.

Todavía no está claro si Yasín tendrá luz verde o no para avanzar con esos cambios. Si Milei quiere evitar los choques con el sindicalismo, deberá mantener la reelección perpetua en los gremios, pero igual le podrá complicar su relación en la medida en que avance con el ajuste fiscal en el Estado, las privatizaciones en las empresas públicas y la paralización de la obra pública, algunos de los anuncios del libertario que encendieron las alarmas en la CGT: uno de sus cotitulares, Héctor Daer (Sanidad), advirtió esta tarde que “si avanzan sobre los derechos sindicales, vamos a tomar medidas”.

La misma CGT que no hizo paros ni movilizaciones durante los 4 años del gobierno de Alberto Fernández para protestar contra el 140% de inflación anual, los aumentos de precios o el índice récord de pobreza se prepara ahora para salir de su larga siesta y desperezarse a partir del 10 de diciembre. Yasin comenzará su gestión con el desafío de desactivar esa bomba de detonación retardada.