Milei permanecerá recluido en el Hotel Libertador durante la veda para descansar y tener las últimas reuniones políticas antes del balotaje

El candidato libertario finalizó ayer su campaña con un acto masivo en Córdoba. Como en la previa del debate, hasta el domingo no tiene previstas más actividades. Descansará y cerrará preparativos para los comicios con referentes propios, aunque no se descartan conversaciones con dirigentes de PRO

Compartir
Compartir articulo
Javier Milei (Maximiliano Luna)
Javier Milei (Maximiliano Luna)

Después de sembrar dudas sobre el rol de la Gendarmería ante la Justicia Electoral y de cerrar su campaña en Córdoba, Javier Milei se encuentra recluido en el hotel Libertador, el improvisado búnker donde se quedó después de las Generales y permanecerá, al menos, hasta el domingo. En la previa de la decisiva segunda vuelta contra Sergio Massa donde se juega su futuro político inmediato, se dedicará a descansar y mantener reuniones políticas reservadas con dirigentes propios y no se descartan conversaciones con sus aliados de PRO.

A pesar del esmero que dedicó a sostener un perfil moderado tras las elecciones generales, Milei llegó a la veda electoral envuelto en críticas por haber puesto en duda el funcionamiento del sistema electoral en la previa de los comicios. Ayer, su hermana Karina y el abogado Santiago Viola, los apoderados de La Libertad Avanza (LLA) reclamaron medidas a la Cámara Nacional Electoral (CNE) para evitar presuntas “irregularidades”, que basaron en sus sospechas sobre la forma en que se llevaron a cabo las elecciones de octubre, cuando varios de sus dirigentes salieron a deslizar que el oficialismo había cometido “fraude” a partir de testimonios en redes sociales.

Si bien la CNE y la Dirección Nacional Electoral (DINE) aclararon en repetidas ocasiones que sus estas denuncias no se habían formalizado y que no tenían asidero, una vez más desde la Justicia Electoral respondieron a los reclamos de los libertarios. Esta vez les aclararon que, como todos los partidos que participan en una elección, LLA tiene la prerrogativa de custodiar las urnas y la documentación de la votación cuando termina el escrutinio. Y hacia el fin de la jornada, el fiscal Ramiro González les exigió que presenten, mañana por la mañana, pruebas concretas de sus reclamos, hasta el momento sin fundamentos oficiales.

Con todo, ayer por la tarde, al borde de la veda, mientras se preparaban en Córdoba para el cierre de campaña, en el espacio aún justificaban la desconfianza. “Se tienen que extremar las medidas para prevenir que se hagan cosas raras. Enfrente lo tenemos a Massa, y ganar la Presidencia es el sueño de su vida”, argumentó un referente de llegada directa a Milei.

En el territorio bonaerense, bastión vital, un armador aseguró que están preocupados por la fiscalización de los propios, más que por la colaboración de Pro, cuya preparación consideraron, a priori, positiva. Uno de los que salió a evidenciar inquietud on the record fue Francisco Oneto, abogado de Milei y otrora candidato a la vicegobernación bonaerense, quien reveló a través de la red social X que “mucha gente” le había mandado mensajes para avisarle no habían recibido respuesta a sus pedidos para sumarse a fiscalizar. Poco después, el principal encargado de coordinar el operativo, Sebastián Pareja, salió en TV a asegurar que la organización estaba bajo control. Mientas terminaba el acto en Ezeiza que había organizado junto a Karina, el senador electo sólo admitió que faltaban “detalles”, y elogió al diputado afín a Patricia Bullrich, Cristian Ritondo, uno de los encargados de ayudarlos desde PRO.

Sin embargo, ayer, por lo bajo, un dirigente de primera línea a nivel local se sinceró: “Es cierto que estamos recibiendo muchos reclamos en redes sociales para avisarnos que no los están llamando. Los nuestros podrían fallar en algunos municipios, esperemos que no pase lo mismo que con (Luis) Barrionuevo en octubre”, dijo, en alusión a la decepción que sufrieron por la magra asistencia que terminó dándoles, a pesar de las promesas, el líder de los trabajadores gastronómicos.

Otro referente reveló que están recibiendo reportes preocupantes de sus punteros: “Se les estuvo acercando gente de Kicillof para ofrecerles plata e incluso cargos a cambio de boletas viejas, de las PASO. Creemos que ahora, en lugar de robar, quieren reemplazarlas con boletas inválidas, para que no se note la trampa”, agregó.

Milei junto a su hermana Karina en Córdoba, anoche
Milei junto a su hermana Karina en Córdoba, anoche

De todas formas, en la fuerza de derecha hay quienes lamentan que se hable de fraude en el filo de las las elecciones. “Aunque a nosotros nos ayude, hablar de esto ahora es embarrar la cancha en un país que está muy dividido, al borde de la violencia”, dijo un dirigente de la Provincia.

Las denuncias para instalar desconfianza sobre la votación fueron parte del combo de cierre de la campaña de Milei, junto a la caravana que lideró ayer por la tarde por el centro de la ciudad de Córdoba, donde llamó a “reconstruir la Argentina” frente a una multitud reunida frente al Patio Olmos, acompañado por sus íntimos, incluida Victoria Villarruel, y, de manera inédita, su ex rival del macrismo devenida en socia política, Patricia Bullrich.

Después del acto, el líder libertario regresó anoche a Buenos Aires y hasta el momento de la votación se quedará en su habitación del piso 21, en el hotel de av. Córdoba y Maipú, donde se hospeda de forma ininterrumpida desde hace un mes, entre breves salidas a los canales de televisión y actos en el conurbano en el interior. Su plan para las próximas 48 horas será, principalmente, descansar del rally del último tramo de la campaña, que incluyó el debate presidencial, una serie de entrevistas con medios de TV y radio; una disertación largamente ante el círculo empresarial del Consejo de Inversión para el Comercio y la Producción (Cycip) y dos actos, en Rosario y en Ezeiza (además del cierre en Córdoba).

Entre hoy y mañana, sin embargo, dedicará tiempo a pulir detalles para el domingo, especialmente en el manejo de la fiscalización, junto a su hermana Karina, sus asesores, Guillermo Francos, Santiago Caputo; y el líder de los equipos técnicos, Nicolás Posse. En su círculo creen que también habrá diálogos y/o visitas de dirigentes de Pro, aunque hasta ahora Milei sólo se dejó abordar frecuentemente y de manera directa por Mauricio Macri, con quien habló dos veces después del debate y a quien recibió personalmente, el lunes.

De cara a los comicios, en su entorno aseguran que está “tranquilo”. Lejos de los análisis generalizados que dieron por ganador a Massa, creen que debate terminó favoreciéndolo, porque lo mostró genuino en contraposición a la performance cuidada del ministro de Economía. Y consideran que las polémicas de los últimos días por los dichos de Victoria Villarruel y Lilia Lemoine, si bien se podrían haber evitado, no le jugarán en contra. Al fin y al cabo, señalan, lo más importante es lo que diga el candidato, que en los últimos días se dedicó, con extremo cuidado, a evitar cometer errores no forzados.