Lilia Lemoine calificó de “patriota” a un líder neonazi procesado por ataques antisemitas y luego se disculpó

La diputada de La Libertad Avanza expresó su respaldo a Carlos Pampillón, quien fue llevado a la Justicia por la DAIA por acciones de odio en 2018

Compartir
Compartir articulo
Lilia Lemoine, diputada de La Libertad Avanza; y Carlos Pampillón, líder neonazi
Lilia Lemoine, diputada de La Libertad Avanza; y Carlos Pampillón, líder neonazi

La diputada electa de La Libertad Avanza Lilia Lemoine expresó su respaldo al líder de ultraderecha, Carlos Pampillón, quien enfrenta cargos por ataques antisemitas. En un mensaje compartido en redes sociales, Lemoine difundió un llamado a la insubordinación de las Fuerzas Armadas realizado por Pampillón, quien también está procesado por alentar una sedición policial y liderar una banda que perpetró ataques de odio en 2018.

En el video, Pampillón defiende al capitán retirado Iván Volante, acusando al actual jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente, Agustín Rossi, de malversar bienes del Estado. Conocido como dirigente de ultraderecha en Mar del Plata, fue procesado en noviembre de 2022 por organizar una agrupación violenta con el propósito de imponer ideas supremacistas.

“Pongan las pelotas porque sus jefes arrastrados al kirchnerismo le iniciaron un sumario al capitán Volante que se atrevió a desmentir al narco mafioso terrorista de Rossi que usaba los elementos del ejército argentino para su beneficio personal”, afirmó Pampillón en el video, que luego fue reposteado por Lemoine con la frase: “Este es un verdadero patriota”.

Tuit de Pampillón reposteado por Lemoine
Tuit de Pampillón reposteado por Lemoine

Tras los dichos de Pampillón, el Ejército le inició actuaciones administrativas al piloto retirado. Además, La DAIA recordó que Pampillón fue procesado por el fiscal Santiago Eyherabide, acusándolo de participar como “jefe” u “organizador” de una agrupación destinada a imponer sus ideas por la fuerza, así como de participar en una organización que promueve la discriminación racial o religiosa.

Además, se lo acusa del delito de participar “en una organización o realizar propagandas basadas en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma, que concurre en forma real con el delito amenazas, todos agravados por haber sido cometidos por persecución u odio a una raza, religión o nacionalidad respecto del hecho por el cual fue indagado”.

El procesamiento contra el líder supremacista nazi corresponde a un desprendimiento de una causa iniciada años atrás contra miembros de la mencionada patota, quienes fueron condenados a penas de entre dos y nueve años de prisión por agresiones físicas, amenazas y pintadas fascistas.

Pedido de disculpas de Lemoine
Pedido de disculpas de Lemoine

Ante la controversia generada por sus acciones, Lemoine emitió disculpas al día siguiente, calificando su respaldo a Pampillón como un “grave error”. Sin embargo, también sugirió que hay una operación en su contra desde junio/julio y desafió a los medios a replicar su mensaje de disculpas.

“Grave error mío. No es ningún patriota. Ya vi quién es. Pido disculpas; estoy expuesta a tanta gente y a tanta información, soy tan accesible que me entran las balas”, dijo. Y agregó: “Claro que buscan bajarme, hay una operación que empezó en Junio/Julio”.

No es la primera vez que Lemoine se encuentra en el ojo de la tormenta por sus comentarios en las redes sociales. De hecho, la madrugada posterior al triunfo de Sergio Massa en las elecciones generales generó un cimbronazo dentro de la agrupación liberal por sus polémicas declaraciones.

¿El motivo? Los partidarios de La Libertad Avanza la acusaron de ser una de las responsables que de que Javier Milei perdiera frente al candidato de Unión por la Patria y le recordaron sobre su repudiable proyecto de ley para que los padres puedan renunciar a la paternidad.

Además, el mismo día de la votación protagonizó un escándalo en una escuela del barrio porteño de Santa Rita y los usuarios tampoco se la perdonaron: salió del cuarto oscuro con boletas de Milei en sus manos y discutió con los fiscales de mesa, que le querían anular el voto.